eldiario.es

9

EXTREMADURA

En memoria: Rogelio Barrero

Se echó a los riñones el partido en una época muy difícil, cuando el comunismo había dejado de ser el sueño de muchos

Rogelio Barrero, secretario general del Partido Comunista de Extremadura

Rogelio Barrero, secretario general del PCEx Álvaro Aguilera @AlvaroAgFa

Me han comunicado el fallecimiento de Rogelio Barrero Jara, secretario general del Partido Comunista de Extremadura, una pérdida irreparable y lamentable; en esta sociedad del espectáculo político que se ha instaurado, hay personas interesantes y personas imprescindibles; Rogelio Barrero pertenecía a estas últimas; la interinidad que abre en el comunismo extremeño se me antoja insustituible, dentro de lo prescindible que todos somos en la lucha política y social.

Se echó a los riñones el partido en una época muy difícil, cuando el comunismo había dejado de ser el sueño de muchos, y demasiados de sus inquietos comerciaban con sus ideas buscando hospedaje en butacas más cómodas o más ostensibles que la lucha proletaria; comprendió que antes de que escampara el vendaval y las nubes se disiparan había que mantener al partido fuera de la volubilidad de izquierdas desposadas, en una región donde su cepa era muy escasa; vivió con esa sobriedad que solo da la aspereza del jornalero ancestral en su lucha imaginaria y nunca buscó misericordia con sus ideas para ampliar la mecedora plebiscitaria.

Supo pertrecharse del bagaje político personal y teórico necesario más allá de la intuición para transitar un tiempo tan líquido y veleidoso como el de este tramo histórico para mantener esas ideas; a veces las conversaciones telefónicas esporádicas se convertían en disertaciones absorbentes sobre la ciencia política y sus inquilinos y argumentos; recorría y explicabas las categorías marxistas y gramscianas con la sencillez y llaneza del obrero apasionado y enardecido, con ese pecado atávico de ser extremeño y condenado, por tanto, a la supervivencia en esta tierra; en fin, aquí nos quedas Rogelio, más desabrigados que cuando tú estabas, entre la estolidez de unos y la fascinación de otros, pero tendremos que seguir el camino, seguiremos construyendo enjambre junto a Carmen y los tuyos; no te preocupes, que trataremos de que la cosecha no se pierda ¡Hasta siempre!

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha