Euskadi reduce por Navidad el horario de al menos 62 ambulatorios en plena ola de la COVID-19

Ni siquiera el lehendakari, Iñigo Urkullu, oculta ya en sus discursos que la actual ola de la COVID-19, con un volumen de positivos desconocido hasta la fecha, tiene tensionada a la atención primaria del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) además de a la red hospitalaria y sus UCI. Hay que vacunar, hacer rastreo, realizar miles de pruebas diagnósticas, atender los casos leves y tramitar bajas laborales, además de cubrir todos los servicios habituales. En general, el volumen de bajas entre el personal sanitario es también muy importante aunque portavoces oficiales no ofrecen datos concretos y se limitan a reseñar que es un porcentaje de contagiados y cuarentenados similar al del conjunto de la población. En este contexto, la decisión principal de Osakidetza para el período navideño ha sido la de reducir los horarios en sus ambulatorios, centros de salud y consultorios, como suele hacerse en verano. En algunos casos, eso sí, se plantea como una medida para el “invierno” o “indefinida” y no solamente para las vacaciones. Según un informe interno al que ha tenido acceso este periódico, el recorte horario de al menos tres horas podría afectar a 62 puntos de atención en medicina familiar, sin contar las afecciones en pediatría o en consultorios de pueblos más pequeños.

Guía de medidas y recomendaciones para una Navidad sin COVID-19 en Euskadi

Saber más

El documento, presentado en puertas de Nochebuena a los sindicatos sanitarios, fijaba los “criterios” para la reducción y dos posibles escenarios. En general, la propuesta era la de reducir tres o cinco horas la atención: “Si es necesario reducir el horario de un centro y no hay suficientes sustitutos para cubrir las ausencias ligadas al periodo vacacional, la primera opción es pasar de un horario de 8 a 20 horas a un horario de 8 a 17 horas. La segunda opción es pasar a un horario de 8 a 15 horas, contemplando el refuerzo en el PAC [Puntos de Atención Continua]”. Sin embargo, hay un segundo escenario de cierre y derivación a otro posible recurso cercano: “La agrupación de la atención sanitaria de varios centros/consultorios en uno sólo se llevará a cabo en situaciones específicas y debidamente justificadas, relacionadas sobre todo con consultorios periféricos, zonas rurales y la atención pediátrica”. 

El documento plantea una descripción detallada de la situación en todas las comarcas sanitarias. En el caso de las de la provincia de Álava (aunque zonas del norte son atendidas desde Bizkaia), en la OSI Araba (Vitoria y alrededores) “se va a proceder a realizar reajustes horarios hasta las 17h en 6 centros: Aranbizkarra, Salburua, Zabalgana; La Habana, San Martin y Sansomendi. En pediatría, se va a centralizar la atención del cupo de tarde del Casco Viejo en Olagibel por ausencia no cubierta debida a concurso de traslados de forma indefinida”. En el caso de la Rioja Alavesa, “no se prevé realizar cambios en MF [médicos de familia]” pero “en pediatría se va a centralizar la atención según el día de la semana en Labastida u Oion”.

En Bizkaia, en la OSI de Bilbao “se va a realizar un reajuste horario hasta las 17h en 4 centros: Santutxu, San Adrián, Txurdinaga y San Ignacio” pero “no se prevén medidas organizativas” en pediatría. En la zona de la Margen Izquierda y Encartaciones, “se va a realizar reajuste horario hasta las 17h en 5 centros tanto en MF como en pediatría: Castaños, Mamariga, Buenavista, Repelega y Kabiezes, con modalidad B de profesionales y refuerzo en el PAC de Ortuella”. Para la zona concreta de Barakaldo y Sestao, “todos los centros mantendrán su horario habitual, salvo el centro de salud de Markonzaga que cerrará a las 17h entre el 20 de diciembre y el 7 de enero”. “ Se reforzará el PAC en la medida en que sea posible. Con respecto a la atención pediátrica, por el momento no será necesario agrupar dicha atención. Mantendrán consultas en todos los centros que tienen atención pediátrica”. En la zona de influencia del hospital de Galdakao, “se va a realizar reajuste horario en 9 centros (la mayoría hasta las 17h, pero en alguna ocasión hasta las 15h): Basauri-Ariz, Basauri-El Kalero; Etxebarri; Arrigorriaga, Galdakao, San Miguel, Llodio, Durango y Amorebieta. También habrá cierres puntuales en 27 consultorios, la atención se prestará en las cabeceras. En pediatría, habrá cierres puntuales del consultorio de Ugao, y en 7 consultorios se mantiene enfermería y la atención facultativa se prestará en las cabeceras. En Bermeo hay un ajuste del horario de atención”. En la comarca de Uribe no hay cambios.  

En Gipuzkoa, en la comarca sanitaria de Donostia “se va a realizar un reajuste horario hasta las 17h en 13 centros”. Y se añade: “Reducción de horario en un centro (Aia). En Pediatría en 4 centros se va a reajustar el horario de atención (de 8-17h, 8-15h y de 8- 12h) en Orio y en Amara-Centro habrá algún cierre puntual con derivación al centro de cabecera”. En el Alto Deba, las medidas pasan por “reajuste horario hasta las 17h en 6 centros: Arrasate, Aramaio, Bergara, Aretxabaleta, Eskoriatza y Oñati” y “en pediatría, van a centralizar la atención de 3 consultorios en las cabeceras y en 4 centros se realizará reajuste horario hasta las 15h; Bergara, Oñati, Aretxabaleta y Eskoriatza”. En Debabarrena, “se va a realizar reajuste horario hasta las 15h en Deba y se prevé algún cierre puntual en el consultorio de Itziar”. En la zona del Goierri y del Alto Urola, “en 11 consultorios se va a realizar una reducción del horario de atención”. Así, “en Azkoitia el reajuste horario hasta las 17h es una medida con carácter indefinido, el consultorio de Itsasondo tendrá algún cierre puntual, pero se mantendrá la atención por parte de enfermería y 2 consultorios más tendrán cierres puntuales”. “El consultorio de Zerain permanece cerrado desde el inicio de la pandemia”, añade el informe que apunta a “reajustes horarios” de la atención pediátrica que no se hará más allá de las 15.00 horas qne Azpeitia, Azkoitia y Ordizia. En la comarca de Tolosa, “se va a realizar un reajuste horario hasta las 17h en Tolosa y Andoain” y, “además, en 8 consultorios se va a proceder a realizar cierres puntuales”, aunque no habrá afecciones en la atención pediátrica. En la zona del Bidasoa (Irún-Hondarribia) no se prevén recortes.

Consultada por este periódico, Osakidetza se remite a un comunicado del 23 de diciembre. En él se indicaba que “tal y como sucede en verano, los centros de salud podrán adecuar en Navidad sus horarios con el fin de garantizar el descanso de los profesionales de la atención primaria”. “Se trata de una medida basada en la sostenibilidad y uso eficaz de los recursos públicos. Fuera del horario de apertura, la asistencia sanitaria estará garantizada en Osakidetza en los Puntos de Atención Continuada. En el caso de los centros de salud que opten por hacerlo, con carácter general, el horario de atención será de 8.00 horas a las 17.00 horas. Sólo en casos excepcionales limitarán su horario de atención hasta las 15.00 horas. Esta adecuación horaria podrá darse, como máximo, hasta el 10 de enero”. “Dada la variabilidad de horarios que pueden plantearse en estas próximas fechas -hay que tener en cuenta que habrá centros que adecúen sus horarios durante todas las Navidades, otros sólo en días concretos y otros en ningún caso-, la ciudadanía podrá obtener información a través de carteles informativos colocados en el exterior de su centro de salud de referencia y en el caso de las zonas rurales, también en los ayuntamientos”, indica Osakidetza.

El sindicato LAB entiende que la respuesta del Departamento de Salud a las movilizaciones de las últimas semanas entre los profesionales de los centros de salud ha sido la de plantear “nuevos recortes” y no más medios. “Hace unos meses, despidieron a 4.000 profesionales y hoy no tenemos profesionales para mantener abierta la atención primaria. El incremento y estabilización de la plantilla de Osakidetza es urgente, la tasa de temporalidad es vergonzosa y las condiciones laborales son tan precarias que nuestros profesionales acuden a otras comunidades autónomas o al sector privado”, denuncia esta central, que alerta incluso del incremento de agresiones al personal. La cifra de 4.000 es una referencia de los refuerzos de la pandemia que salieron al término de la segunda emergencia sanitaria por la COVID-19. Ahora, según ha repetido en varias comparecencias la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, la tercera emergencia sanitaria ha acarreado nuevos refuerzos, estimados en alrededor de 1.000 contratos.

ELA Osakidetza critica que los recortes horarios sean “desde hace años” la “única solución que se pone encima de la mesa para paliar la falta de personal”. “No se trabaja en ninguna otra línea que no sea la de recortar la atención a la ciudadanía y la de sobrecargar, todavía más, a unas plantillas exhaustas. En plena ola, cuando el trabajo ha aumentado de manera exponencial, Osakidetza plantea, como solución a los problemas de la atención primaria, recortar los horarios de atención de los centros de salud. Y, una vez más, utiliza como excusa el descanso del personal: dice que lo hace para garantizar el descanso y las vacaciones de la plantilla”, denuncia esta central. Amaia Mayor, del sindicato de enfermería Satse, afirma con rotundidad que estos cambios “se deben a la falta de profesionales”. “Esto nos parece un recorte inadmisible de servicios a la ciudadanía”, afirma esta portavoz.

Ni siquiera el lehendakari, Iñigo Urkullu, oculta ya en sus discursos que la actual ola de la COVID-19, con un volumen de positivos desconocido hasta la fecha, tiene tensionada a la atención primaria del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) además de a la red hospitalaria y sus UCI. Hay que vacunar, hacer rastreo, realizar miles de pruebas diagnósticas, atender los casos leves y tramitar bajas laborales, además de cubrir todos los servicios habituales. En general, el volumen de bajas entre el personal sanitario es también muy importante aunque portavoces oficiales no ofrecen datos concretos y se limitan a reseñar que es un porcentaje de contagiados y cuarentenados similar al del conjunto de la población. En este contexto, la decisión principal de Osakidetza para el período navideño ha sido la de reducir los horarios en sus ambulatorios, centros de salud y consultorios, como suele hacerse en verano. En algunos casos, eso sí, se plantea como una medida para el “invierno” o “indefinida” y no solamente para las vacaciones. Según un informe interno al que ha tenido acceso este periódico, el recorte horario de al menos tres horas podría afectar a 62 puntos de atención en medicina familiar, sin contar las afecciones en pediatría o en consultorios de pueblos más pequeños.

Guía de medidas y recomendaciones para una Navidad sin COVID-19 en Euskadi

Saber más

El documento, presentado en puertas de Nochebuena a los sindicatos sanitarios, fijaba los “criterios” para la reducción y dos posibles escenarios. En general, la propuesta era la de reducir tres o cinco horas la atención: “Si es necesario reducir el horario de un centro y no hay suficientes sustitutos para cubrir las ausencias ligadas al periodo vacacional, la primera opción es pasar de un horario de 8 a 20 horas a un horario de 8 a 17 horas. La segunda opción es pasar a un horario de 8 a 15 horas, contemplando el refuerzo en el PAC [Puntos de Atención Continua]”. Sin embargo, hay un segundo escenario de cierre y derivación a otro posible recurso cercano: “La agrupación de la atención sanitaria de varios centros/consultorios en uno sólo se llevará a cabo en situaciones específicas y debidamente justificadas, relacionadas sobre todo con consultorios periféricos, zonas rurales y la atención pediátrica”. 

El documento plantea una descripción detallada de la situación en todas las comarcas sanitarias. En el caso de las de la provincia de Álava (aunque zonas del norte son atendidas desde Bizkaia), en la OSI Araba (Vitoria y alrededores) “se va a proceder a realizar reajustes horarios hasta las 17h en 6 centros: Aranbizkarra, Salburua, Zabalgana; La Habana, San Martin y Sansomendi. En pediatría, se va a centralizar la atención del cupo de tarde del Casco Viejo en Olagibel por ausencia no cubierta debida a concurso de traslados de forma indefinida”. En el caso de la Rioja Alavesa, “no se prevé realizar cambios en MF [médicos de familia]” pero “en pediatría se va a centralizar la atención según el día de la semana en Labastida u Oion”.

En Bizkaia, en la OSI de Bilbao “se va a realizar un reajuste horario hasta las 17h en 4 centros: Santutxu, San Adrián, Txurdinaga y San Ignacio” pero “no se prevén medidas organizativas” en pediatría. En la zona de la Margen Izquierda y Encartaciones, “se va a realizar reajuste horario hasta las 17h en 5 centros tanto en MF como en pediatría: Castaños, Mamariga, Buenavista, Repelega y Kabiezes, con modalidad B de profesionales y refuerzo en el PAC de Ortuella”. Para la zona concreta de Barakaldo y Sestao, “todos los centros mantendrán su horario habitual, salvo el centro de salud de Markonzaga que cerrará a las 17h entre el 20 de diciembre y el 7 de enero”. “ Se reforzará el PAC en la medida en que sea posible. Con respecto a la atención pediátrica, por el momento no será necesario agrupar dicha atención. Mantendrán consultas en todos los centros que tienen atención pediátrica”. En la zona de influencia del hospital de Galdakao, “se va a realizar reajuste horario en 9 centros (la mayoría hasta las 17h, pero en alguna ocasión hasta las 15h): Basauri-Ariz, Basauri-El Kalero; Etxebarri; Arrigorriaga, Galdakao, San Miguel, Llodio, Durango y Amorebieta. También habrá cierres puntuales en 27 consultorios, la atención se prestará en las cabeceras. En pediatría, habrá cierres puntuales del consultorio de Ugao, y en 7 consultorios se mantiene enfermería y la atención facultativa se prestará en las cabeceras. En Bermeo hay un ajuste del horario de atención”. En la comarca de Uribe no hay cambios.  

En Gipuzkoa, en la comarca sanitaria de Donostia “se va a realizar un reajuste horario hasta las 17h en 13 centros”. Y se añade: “Reducción de horario en un centro (Aia). En Pediatría en 4 centros se va a reajustar el horario de atención (de 8-17h, 8-15h y de 8- 12h) en Orio y en Amara-Centro habrá algún cierre puntual con derivación al centro de cabecera”. En el Alto Deba, las medidas pasan por “reajuste horario hasta las 17h en 6 centros: Arrasate, Aramaio, Bergara, Aretxabaleta, Eskoriatza y Oñati” y “en pediatría, van a centralizar la atención de 3 consultorios en las cabeceras y en 4 centros se realizará reajuste horario hasta las 15h; Bergara, Oñati, Aretxabaleta y Eskoriatza”. En Debabarrena, “se va a realizar reajuste horario hasta las 15h en Deba y se prevé algún cierre puntual en el consultorio de Itziar”. En la zona del Goierri y del Alto Urola, “en 11 consultorios se va a realizar una reducción del horario de atención”. Así, “en Azkoitia el reajuste horario hasta las 17h es una medida con carácter indefinido, el consultorio de Itsasondo tendrá algún cierre puntual, pero se mantendrá la atención por parte de enfermería y 2 consultorios más tendrán cierres puntuales”. “El consultorio de Zerain permanece cerrado desde el inicio de la pandemia”, añade el informe que apunta a “reajustes horarios” de la atención pediátrica que no se hará más allá de las 15.00 horas qne Azpeitia, Azkoitia y Ordizia. En la comarca de Tolosa, “se va a realizar un reajuste horario hasta las 17h en Tolosa y Andoain” y, “además, en 8 consultorios se va a proceder a realizar cierres puntuales”, aunque no habrá afecciones en la atención pediátrica. En la zona del Bidasoa (Irún-Hondarribia) no se prevén recortes.

Consultada por este periódico, Osakidetza se remite a un comunicado del 23 de diciembre. En él se indicaba que “tal y como sucede en verano, los centros de salud podrán adecuar en Navidad sus horarios con el fin de garantizar el descanso de los profesionales de la atención primaria”. “Se trata de una medida basada en la sostenibilidad y uso eficaz de los recursos públicos. Fuera del horario de apertura, la asistencia sanitaria estará garantizada en Osakidetza en los Puntos de Atención Continuada. En el caso de los centros de salud que opten por hacerlo, con carácter general, el horario de atención será de 8.00 horas a las 17.00 horas. Sólo en casos excepcionales limitarán su horario de atención hasta las 15.00 horas. Esta adecuación horaria podrá darse, como máximo, hasta el 10 de enero”. “Dada la variabilidad de horarios que pueden plantearse en estas próximas fechas -hay que tener en cuenta que habrá centros que adecúen sus horarios durante todas las Navidades, otros sólo en días concretos y otros en ningún caso-, la ciudadanía podrá obtener información a través de carteles informativos colocados en el exterior de su centro de salud de referencia y en el caso de las zonas rurales, también en los ayuntamientos”, indica Osakidetza.

El sindicato LAB entiende que la respuesta del Departamento de Salud a las movilizaciones de las últimas semanas entre los profesionales de los centros de salud ha sido la de plantear “nuevos recortes” y no más medios. “Hace unos meses, despidieron a 4.000 profesionales y hoy no tenemos profesionales para mantener abierta la atención primaria. El incremento y estabilización de la plantilla de Osakidetza es urgente, la tasa de temporalidad es vergonzosa y las condiciones laborales son tan precarias que nuestros profesionales acuden a otras comunidades autónomas o al sector privado”, denuncia esta central, que alerta incluso del incremento de agresiones al personal. La cifra de 4.000 es una referencia de los refuerzos de la pandemia que salieron al término de la segunda emergencia sanitaria por la COVID-19. Ahora, según ha repetido en varias comparecencias la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, la tercera emergencia sanitaria ha acarreado nuevos refuerzos, estimados en alrededor de 1.000 contratos.

ELA Osakidetza critica que los recortes horarios sean “desde hace años” la “única solución que se pone encima de la mesa para paliar la falta de personal”. “No se trabaja en ninguna otra línea que no sea la de recortar la atención a la ciudadanía y la de sobrecargar, todavía más, a unas plantillas exhaustas. En plena ola, cuando el trabajo ha aumentado de manera exponencial, Osakidetza plantea, como solución a los problemas de la atención primaria, recortar los horarios de atención de los centros de salud. Y, una vez más, utiliza como excusa el descanso del personal: dice que lo hace para garantizar el descanso y las vacaciones de la plantilla”, denuncia esta central. Amaia Mayor, del sindicato de enfermería Satse, afirma con rotundidad que estos cambios “se deben a la falta de profesionales”. “Esto nos parece un recorte inadmisible de servicios a la ciudadanía”, afirma esta portavoz.

Ni siquiera el lehendakari, Iñigo Urkullu, oculta ya en sus discursos que la actual ola de la COVID-19, con un volumen de positivos desconocido hasta la fecha, tiene tensionada a la atención primaria del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) además de a la red hospitalaria y sus UCI. Hay que vacunar, hacer rastreo, realizar miles de pruebas diagnósticas, atender los casos leves y tramitar bajas laborales, además de cubrir todos los servicios habituales. En general, el volumen de bajas entre el personal sanitario es también muy importante aunque portavoces oficiales no ofrecen datos concretos y se limitan a reseñar que es un porcentaje de contagiados y cuarentenados similar al del conjunto de la población. En este contexto, la decisión principal de Osakidetza para el período navideño ha sido la de reducir los horarios en sus ambulatorios, centros de salud y consultorios, como suele hacerse en verano. En algunos casos, eso sí, se plantea como una medida para el “invierno” o “indefinida” y no solamente para las vacaciones. Según un informe interno al que ha tenido acceso este periódico, el recorte horario de al menos tres horas podría afectar a 62 puntos de atención en medicina familiar, sin contar las afecciones en pediatría o en consultorios de pueblos más pequeños.

Guía de medidas y recomendaciones para una Navidad sin COVID-19 en Euskadi

Saber más

El documento, presentado en puertas de Nochebuena a los sindicatos sanitarios, fijaba los “criterios” para la reducción y dos posibles escenarios. En general, la propuesta era la de reducir tres o cinco horas la atención: “Si es necesario reducir el horario de un centro y no hay suficientes sustitutos para cubrir las ausencias ligadas al periodo vacacional, la primera opción es pasar de un horario de 8 a 20 horas a un horario de 8 a 17 horas. La segunda opción es pasar a un horario de 8 a 15 horas, contemplando el refuerzo en el PAC [Puntos de Atención Continua]”. Sin embargo, hay un segundo escenario de cierre y derivación a otro posible recurso cercano: “La agrupación de la atención sanitaria de varios centros/consultorios en uno sólo se llevará a cabo en situaciones específicas y debidamente justificadas, relacionadas sobre todo con consultorios periféricos, zonas rurales y la atención pediátrica”. 

elDiario.es/Euskadi

La información es más necesaria que nunca

¿Te sumas al cambio de elDiario.es en Euskadi? Necesitamos tu apoyo para seguir elaborando contenidos de calidad. Puedes darte de alta como socio o, si ya lo eres, desde tu panel personal puedes dedicar parte de cuota específicamente a tu edición más cercana, a la de Euskadi. Ahora te necesitamos más que nunca.

Para seguir a tu lado, disponemos de un sistema de alertas en Telegram con la última hora informativa y nuestros mejores temas y puedes encontrarnos también en TwitterFacebook Instagram. Y recuerda: suscríbete a nuestro boletín semanal si quieres recibir en tu buzón de correo electrónico una selección de contenidos cada semana. Para más información, estamos en el 625 88 87 80.