Gritos de “¡Sagardui, dimisión!” en una concurrida marcha en Bilbao contra el “desmantelamiento” de la Sanidad vasca

Todos los sindicatos de la Sanidad pública vasca con la excepción del SME -organización corporativa de facultativos- han completado este domingo en Bilbao las movilizaciones en defensa de la atención primaria, en el centro del debate en Euskadi durante todo el mes de junio después de que la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, planteara un “cambio cultural” ante la escasez de médicos, lo que iba a implicar desplazamientos más largos para ir a la consulta o centros atendidos por enfermeros exclusivamente. Aunque Sagardui lleva semanas matizando sus palabras, que incluso generaron tensiones con el PSE-EE, socio del PNV en el Gobierno, hasta el punto de negar que se vayan a producir recortes, SATSE, ELA, LAB, ESK, CCOO y UGT han criticado con una manifestación bajo el lema 'Osakidetza salba dezagun' ('Salvemos Osakidetza') el “desmantelamiento” de Osakidetza e incluso han coreado cánticos de “¡Sagardui, dimisión!”.

Los socialistas se reconcilian con Sagardui tras sus diferencias por la gestión sanitaria en Euskadi

Saber más

“Hay que decirle claramente a la consejera de Salud que nosotras sí apostamos por la Sanidad pública y queremos protegerla. Detrás de las declaraciones de la consejera se ve una intención que es la de recortar servicios en toda Osakidetza y la de dejar que se deshaga la atención primaria. Queremos decir claro y alto que los problemas que tenemos se pueden solucionar. Es cuestión de voluntad y de inversión. Es muy importante prestigiar la atención primaria y es imprescindible mejorar las condiciones de trabajo del personal”, ha señalado Amaia Mayor, de SATSE, en declaraciones a los medios de comunicación con motivo de una marcha que ha concitado a miles de personas.

ELA ha diagnosticado que si los ambulatorios no funcionan correctamente sobrecargan otros niveles asistenciales, como los PAC o las Urgencias. Esther Saavedra ha considerado “gravísimas” las reflexiones de Sagardui. Jesús Oñate, representante de LAB en Osakidetza, ha invitado a la ciudadanía a que se adhiera a las movilizaciones y ha considerado que todo debilitamiento de la Sanidad pública beneficia a la privada. “El único camino que nos pone la dirección de Osakidetza es la lucha. Es una lucha que va para largo, ya que no tienen voluntad de arreglar esta situación. No descartamos absolutamente nada, porque el ataque no tiene precedentes”, ha señalado, según recoge Europa Press. “Tanto el lehendakari como la consejera dicen que la atención primaria está garantizada, pero no que esté garantizada la atención primaria pública y de calidad”, ha añadido Iñigo Garduño, de CCOO. “Tenemos que salvar Osakidetza”, ha clamado UGT.

En la movilización se han acumulado reivindicaciones como las de las localidades más pequeñas, que quieren preservar sus consultorios, o las de los críticos con la reorganización hospitalaria como la pretendida en los servicios de Cardiología de Bilbao. De hecho, las protestas sindicales contra Osakidetza no parten precisamente de la polémica más reciente. En Vitoria también hubo movilizaciones contra la centralización de Urgencias en Txagorritxu, en Tolosa reclaman un hospital comarcal público y en el Bidasoa se ha parado una reforma que iba a dejar unos meses sin quirófanos a la zona. También hay quejas de las matronas de Cruces.

Y este verano hay también reducción horaria en la atención primaria. Salud se escuda en que cae también un tercio la demanda, como también afirma que hay más espera para pedir una cita telefónica con el médico de cabecera (tres días) que una presencial (dos días). El plan pasa por que los ambulatorios que cierran a las 20.00 horas lo hagan a las 17.00 horas y que los que durante al año ya cierran más temprano no atiendan a partir de las 15.00 horas. En Navidad, en plena ola de la variante ómicron del coronavirus, se redujo el horario en más de 60 ambulatorios y consultorios.

Esta semana, la consejera Sagardui ha rechazado con rotundidad que los profesionales de primaria vean hasta “70 pacientes al día” por la falta de personal. Según sus datos, la media en médicos fue de 28 (43 de máximo), la media en pediatras de 18 (33 de pico) y la media de enfermería de 14 (22 como tope). “Osakidetza es el servicio público más valorado. Parece que no queremos escuchar que es un servicio excelente y lo es”, ha recalcado. Euskadi insiste también en que los problemas para contratar son generales y que aquí se ofrecen buenas condiciones a los nuevos profesionales: 3.000 euros de sueldo.

Todos los sindicatos de la Sanidad pública vasca con la excepción del SME -organización corporativa de facultativos- han completado este domingo en Bilbao las movilizaciones en defensa de la atención primaria, en el centro del debate en Euskadi durante todo el mes de junio después de que la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, planteara un “cambio cultural” ante la escasez de médicos, lo que iba a implicar desplazamientos más largos para ir a la consulta o centros atendidos por enfermeros exclusivamente. Aunque Sagardui lleva semanas matizando sus palabras, que incluso generaron tensiones con el PSE-EE, socio del PNV en el Gobierno, hasta el punto de negar que se vayan a producir recortes, SATSE, ELA, LAB, ESK, CCOO y UGT han criticado con una manifestación bajo el lema 'Osakidetza salba dezagun' ('Salvemos Osakidetza') el “desmantelamiento” de Osakidetza e incluso han coreado cánticos de “¡Sagardui, dimisión!”.

Los socialistas se reconcilian con Sagardui tras sus diferencias por la gestión sanitaria en Euskadi

Saber más

“Hay que decirle claramente a la consejera de Salud que nosotras sí apostamos por la Sanidad pública y queremos protegerla. Detrás de las declaraciones de la consejera se ve una intención que es la de recortar servicios en toda Osakidetza y la de dejar que se deshaga la atención primaria. Queremos decir claro y alto que los problemas que tenemos se pueden solucionar. Es cuestión de voluntad y de inversión. Es muy importante prestigiar la atención primaria y es imprescindible mejorar las condiciones de trabajo del personal”, ha señalado Amaia Mayor, de SATSE, en declaraciones a los medios de comunicación con motivo de una marcha que ha concitado a miles de personas.

ELA ha diagnosticado que si los ambulatorios no funcionan correctamente sobrecargan otros niveles asistenciales, como los PAC o las Urgencias. Esther Saavedra ha considerado “gravísimas” las reflexiones de Sagardui. Jesús Oñate, representante de LAB en Osakidetza, ha invitado a la ciudadanía a que se adhiera a las movilizaciones y ha considerado que todo debilitamiento de la Sanidad pública beneficia a la privada. “El único camino que nos pone la dirección de Osakidetza es la lucha. Es una lucha que va para largo, ya que no tienen voluntad de arreglar esta situación. No descartamos absolutamente nada, porque el ataque no tiene precedentes”, ha señalado, según recoge Europa Press. “Tanto el lehendakari como la consejera dicen que la atención primaria está garantizada, pero no que esté garantizada la atención primaria pública y de calidad”, ha añadido Iñigo Garduño, de CCOO. “Tenemos que salvar Osakidetza”, ha clamado UGT.

En la movilización se han acumulado reivindicaciones como las de las localidades más pequeñas, que quieren preservar sus consultorios, o las de los críticos con la reorganización hospitalaria como la pretendida en los servicios de Cardiología de Bilbao. De hecho, las protestas sindicales contra Osakidetza no parten precisamente de la polémica más reciente. En Vitoria también hubo movilizaciones contra la centralización de Urgencias en Txagorritxu, en Tolosa reclaman un hospital comarcal público y en el Bidasoa se ha parado una reforma que iba a dejar unos meses sin quirófanos a la zona. También hay quejas de las matronas de Cruces.

Y este verano hay también reducción horaria en la atención primaria. Salud se escuda en que cae también un tercio la demanda, como también afirma que hay más espera para pedir una cita telefónica con el médico de cabecera (tres días) que una presencial (dos días). El plan pasa por que los ambulatorios que cierran a las 20.00 horas lo hagan a las 17.00 horas y que los que durante al año ya cierran más temprano no atiendan a partir de las 15.00 horas. En Navidad, en plena ola de la variante ómicron del coronavirus, se redujo el horario en más de 60 ambulatorios y consultorios.

Esta semana, la consejera Sagardui ha rechazado con rotundidad que los profesionales de primaria vean hasta “70 pacientes al día” por la falta de personal. Según sus datos, la media en médicos fue de 28 (43 de máximo), la media en pediatras de 18 (33 de pico) y la media de enfermería de 14 (22 como tope). “Osakidetza es el servicio público más valorado. Parece que no queremos escuchar que es un servicio excelente y lo es”, ha recalcado. Euskadi insiste también en que los problemas para contratar son generales y que aquí se ofrecen buenas condiciones a los nuevos profesionales: 3.000 euros de sueldo.

Todos los sindicatos de la Sanidad pública vasca con la excepción del SME -organización corporativa de facultativos- han completado este domingo en Bilbao las movilizaciones en defensa de la atención primaria, en el centro del debate en Euskadi durante todo el mes de junio después de que la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, planteara un “cambio cultural” ante la escasez de médicos, lo que iba a implicar desplazamientos más largos para ir a la consulta o centros atendidos por enfermeros exclusivamente. Aunque Sagardui lleva semanas matizando sus palabras, que incluso generaron tensiones con el PSE-EE, socio del PNV en el Gobierno, hasta el punto de negar que se vayan a producir recortes, SATSE, ELA, LAB, ESK, CCOO y UGT han criticado con una manifestación bajo el lema 'Osakidetza salba dezagun' ('Salvemos Osakidetza') el “desmantelamiento” de Osakidetza e incluso han coreado cánticos de “¡Sagardui, dimisión!”.

Los socialistas se reconcilian con Sagardui tras sus diferencias por la gestión sanitaria en Euskadi

Saber más

“Hay que decirle claramente a la consejera de Salud que nosotras sí apostamos por la Sanidad pública y queremos protegerla. Detrás de las declaraciones de la consejera se ve una intención que es la de recortar servicios en toda Osakidetza y la de dejar que se deshaga la atención primaria. Queremos decir claro y alto que los problemas que tenemos se pueden solucionar. Es cuestión de voluntad y de inversión. Es muy importante prestigiar la atención primaria y es imprescindible mejorar las condiciones de trabajo del personal”, ha señalado Amaia Mayor, de SATSE, en declaraciones a los medios de comunicación con motivo de una marcha que ha concitado a miles de personas.

elDiario.es/Euskadi depende de ti

¡Te necesitamos!

Necesitamos tu apoyo para seguir elaborando contenidos de calidad. Puedes darte de alta como socio o, si ya lo eres, desde tu panel personal puedes dedicar parte de cuota específicamente a tu edición más cercana, a la de Euskadi. Ahora te necesitamos más que nunca.

Para seguir a tu lado, disponemos de un sistema de alertas en Telegram con la última hora informativa y nuestros mejores temas y puedes encontrarnos también en TwitterFacebook Instagram. Y recuerda: suscríbete a nuestro boletín semanal si quieres recibir en tu buzón de correo electrónico una selección de contenidos cada martes. Para más información, estamos en el 625 88 87 80.