Un empleado de seguridad, detenido por hacer el saludo nazi frente a atletas israelíes en Múnich

EFE

0

Un empleado de seguridad alemán fue arrestado este miércoles tras hacer el saludo nazi ante un grupo de atletas israelíes que visitaban el monumento a los deportistas muertos en el atentado en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972. Según ha informado el diario 'Süddeutsche Zeitung', el caso será asumido por el fiscal Andreas Franck, especializado en los casos de antisemitismo.

Al joven de 19 años y nacido en Berlín se le imputa el uso de símbolos de organizaciones enemigas de la Constitución, lo que, según el Código Penal alemán, puede ser castigado con penas que van desde una multa hasta los tres años de cárcel. Además, la policía ha indicado que otros tres empleados de la empresa de seguridad berlinesa, contratada por la organización de los Europeos de Atletismo, fueron ajenos a la situación.

Los hechos se conocen justo un día después de que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, se negase a condenar el atentado de 1972 y, en lugar de ello, comparase la política israelí con el Holocausto.

En el parque olímpico de Múnich hay varios lugares que recuerdan a los 11 deportistas asesinados el 5 de septiembre de 1972 por la organización terrorista palestina 'Septiembre Negro'.

En una escultura de Fritz König están, desde 1995, grabados los nombres de las víctimas Mosche Weinberg, Yossef Romano, Zeev Friedman, David Mark Berger, Yakov Springer, Eliezer Halfin, Yossef Gutfreund, Kehat Shorr, Mark Slavin, André Spitzer y Amitzur Schapira en letras hebreas. El nombre del policía Anton Fligerbauer, que murió en un intento de liberación de los atletas secuestrados, está grabado en letras latinas.

En la Conollystrasse, el lugar donde se alojaba el equipo olímpico israelí, hay solo una placa que recuerda a los muertos de los que sencillamente se dice que “murieron de muerte violenta”, sin señalar a los responsables.

En los Campeonatos Europeos de Atletismo participaron 72 atletas israelíes, tras el oro por equipos de Israel en maratón se oyó, justo 50 años después del atentado, el himno de Israel en Múnich.

El aniversario del atentado ha reavivado el debate acerca de una indemnización adecuada por parte de Alemania a los familiares de las víctimas.

Un empleado de seguridad alemán fue arrestado este miércoles tras hacer el saludo nazi ante un grupo de atletas israelíes que visitaban el monumento a los deportistas muertos en el atentado en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972. Según ha informado el diario 'Süddeutsche Zeitung', el caso será asumido por el fiscal Andreas Franck, especializado en los casos de antisemitismo.

Al joven de 19 años y nacido en Berlín se le imputa el uso de símbolos de organizaciones enemigas de la Constitución, lo que, según el Código Penal alemán, puede ser castigado con penas que van desde una multa hasta los tres años de cárcel. Además, la policía ha indicado que otros tres empleados de la empresa de seguridad berlinesa, contratada por la organización de los Europeos de Atletismo, fueron ajenos a la situación.

Los hechos se conocen justo un día después de que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, se negase a condenar el atentado de 1972 y, en lugar de ello, comparase la política israelí con el Holocausto.

En el parque olímpico de Múnich hay varios lugares que recuerdan a los 11 deportistas asesinados el 5 de septiembre de 1972 por la organización terrorista palestina 'Septiembre Negro'.

En una escultura de Fritz König están, desde 1995, grabados los nombres de las víctimas Mosche Weinberg, Yossef Romano, Zeev Friedman, David Mark Berger, Yakov Springer, Eliezer Halfin, Yossef Gutfreund, Kehat Shorr, Mark Slavin, André Spitzer y Amitzur Schapira en letras hebreas. El nombre del policía Anton Fligerbauer, que murió en un intento de liberación de los atletas secuestrados, está grabado en letras latinas.

En la Conollystrasse, el lugar donde se alojaba el equipo olímpico israelí, hay solo una placa que recuerda a los muertos de los que sencillamente se dice que “murieron de muerte violenta”, sin señalar a los responsables.

En los Campeonatos Europeos de Atletismo participaron 72 atletas israelíes, tras el oro por equipos de Israel en maratón se oyó, justo 50 años después del atentado, el himno de Israel en Múnich.

El aniversario del atentado ha reavivado el debate acerca de una indemnización adecuada por parte de Alemania a los familiares de las víctimas.

Un empleado de seguridad alemán fue arrestado este miércoles tras hacer el saludo nazi ante un grupo de atletas israelíes que visitaban el monumento a los deportistas muertos en el atentado en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972. Según ha informado el diario 'Süddeutsche Zeitung', el caso será asumido por el fiscal Andreas Franck, especializado en los casos de antisemitismo.

Al joven de 19 años y nacido en Berlín se le imputa el uso de símbolos de organizaciones enemigas de la Constitución, lo que, según el Código Penal alemán, puede ser castigado con penas que van desde una multa hasta los tres años de cárcel. Además, la policía ha indicado que otros tres empleados de la empresa de seguridad berlinesa, contratada por la organización de los Europeos de Atletismo, fueron ajenos a la situación.