La portada de mañana
Acceder
Los juzgados infrautilizan las valoraciones forenses en casos de violencia machista
Las derechas se alinean para allanar la vuelta del emérito huido
Opinión - La genialidad de explotar, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Chile se prepara para los comicios regionales con expectación sobre la participación

Chile se prepara para los comicios regionales con expectación sobre la participación
Santiago de Chile 12 jun (EFE).- Chile se prepara para la segunda vuelta de las elecciones regionales que se celebran este domingo con gran incertidumbre sobre la participación —

0

Santiago de Chile 12 jun (EFE).- Chile se prepara para la segunda vuelta de las elecciones regionales que se celebran este domingo con gran incertidumbre sobre la participación, especialmente tras el anuncio de las autoridades de poner en cuarentena a toda al Región Metropolitana de la capital por un agravamiento de la pandemia.

Pese a la relevancia política del balotaje, que podría remecer la carrera presidencial, se prevé que la elección mueva a menos electores que los megacomicios de mayo, cuando participó un 43 % del padrón, por un drástico aumento de contagios de covid-19 en las últimas semanas y un aumento de la percepción de riesgo de contagio.

"Hacemos un llamado a participar con tranquilidad y seguridad. Hay personas que asocian las cuarentenas a un escenario de mayor riesgo, pero los locales de votación son lugares seguros", afirmó el director nacional del Servicio Electoral, Raúl García.

Se elegirá a los gobernadores de 13 regiones -otros 3 ya se aseguraron su puesto en primera vuelta- y están llamados a las urnas más de 13 millones de chilenos, y casi 6 de ellos viven en la capital, donde se iniciará un nuevo confinamiento este sábado.

La abstención ya era algo crónico en Chile desde que el voto empezó a ser voluntario en 2012, tras lo cual ninguna elección ha superado el 50 % del padrón electoral, a excepción del plebiscito por una nueva Constitución del pasado octubre (51 %).

"Las expectativas de participación ya eran bajas, no hay mucha efervescencia sobre esta votación, pero ahora el escenario es mucho más adverso", afirmó a Efe el director de la Escuela de Gobierno de la Universidad San Sebastián, Jaime Abedrapo.

UN HISTÓRICO PASO HACIA LA DESCENTRALIZACIÓN

Chile elegirá en las urnas por primera vez este año a los gobernadores de sus 16 regiones, antes nombrados a dedo por el Ejecutivo, por lo que estas elecciones son vistas como un histórico paso hacia la descentralización del país, uno de las pocos de la región que no elegía a sus autoridades intermedias.

Los nuevos gobernadores, que tomarán posesión el 14 de julio para un periodo de cuatro años, se convertirán en autoridades con alta visibilidad y, en muchos casos, en contrapoderes territoriales al centralizado Santiago, donde se concentra el poder público, pero también el empresarial.

Sin embargo, los expertos están de acuerdo en que sus atribuciones son bajas y en que tendrán un bajo presupuesto, aunque todavía hay varios proyectos en el Congreso que afectarían a sus funciones. Lo que sí se sabe es que quedarán fuera de los temas de orden y seguridad, que dependerán de los delegados del Gobierno.

LA CAPITAL, EN CLAVE PRESIDENCIAL

La gobernación de la Metropolitana, la que alberga la capital, es la madre de todas las batallas ya que es la región más poblada -alberga a casi un tercio de la población total- y aúna la mayor parte de las instituciones y el poder económico.

El candidato electo en esta región opta a convertirse en la autoridad más votada después del jefe de Gobierno a pocos meses de las elecciones presidenciales, el 21 de noviembre, por lo que podría convertirse, además, en un altavoz y en el bastión de algún candidato.

Karina Oliva y Claudio Orrego, los dos contendientes que se disputarán la capital, lograron desbancar a la única apuesta de la derecha oficialista en primera vuelta, y simbolizan el enfrentamiento entre dos izquierdas muy polarizadas.

Orrego, de la Democracia Cristiana (DC), partido que lideró la transición tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y popular por haber sido ministro y alcalde, representa a la izquierda tradicional, y podría impulsar a algún candidato de centro.

En tanto, Oliva, una cara poco conocida del Frente Amplio (FA), una coalición que irrumpió en 2017 como una izquierda renovada, podría inclinar la balanza hacia el ala más radical en las presidenciales, la de los precandidatos Daniel Jadue (del Partido Comunista), que lidera las encuestas o la de Gabriel Boric (FA).

Tres de las 16 regiones del país no celebrarán una segunda vuelta, pues los ganadores fueron elegidos con más del 40 % de los votos: el independiente Rodrigo Mundaca, en Valaparaíso (centro); la socialista Andrea Macías Palma, en Aysén (sur); y el izquierdista Jorge Flies, en Magallanes (sur).

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2021 - 17:57 h

Descubre nuestras apps