Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La presencia de Arrimadas en la campaña de Madrid está siendo menor que la que tuvo en las elecciones catalanas

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y el candidato del partido a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, durante un acto electoral en la Plaza del Dos de Mayo de Madrid.

ETG/PAU

MADRID —

0

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La presencia de la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en la precampaña y la campaña de las elecciones en la Comunidad de Madrid, en las que el partido lucha por no quedarse sin representación parlamentaria en la Asamblea, está siendo hasta ahora más reducida en comparación con la fuerte implicación que tuvo en los comicios celebrados en Cataluña el pasado 14 de febrero.

Además, su participación está siendo menor que la que están teniendo los líderes de otros partidos, como Pablo Casado o Santiago Abascal. El presidente de Vox interviene en actos electorales a diario, a veces más de uno en una misma jornada, y el del PP también se está volcando en la campaña, con numerosos actos sectoriales con candidatos y consejeros del PP de Madrid, aunque con la cabeza de lista, Isabel Díaz Ayuso, solo compartirá tres mítines.

Por contra, Arrimadas se ha dejado ver en muchas más ocasiones que el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que por el momento ha participado en seis mítines, en los que ha arropado al candidato socialista, Ángel Gabilondo.

DIEZ ACTOS EN MADRID FRENTE A QUINCE EN CATALUÑA

Desde que Edmundo Bal fue elegido en primarias como el aspirante de Cs a presidir la Comunidad de Madrid, el pasado 22 de marzo, y hasta este martes 27 de marzo, cuando aún faltan cinco días para que finalice la campaña, Arrimadas ha estado en diez actos relacionados con las elecciones madrileñas.

Entre ellos, la presentación oficial de Bal como candidato, el 27 de marzo en la plaza de Santa Ana de Madrid junto a la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís; el acto de inicio de la campaña electoral, el sábado 17 de abril en la plaza de Ópera; un mitin al día siguiente en el municipio de El Molar; y la última vez, el sábado pasado en la plaza del Dos de Mayo de Madrid.

Frente a los diez actos en los que ha participado Arrimadas en el marco de la campaña madrileña en estas cinco semanas, en el mismo periodo de tiempo antes de los comicios de Cataluña había asistido a quince actos en Barcelona y otras ciudades catalanas. Aparte de intervenir en distintos actos electorales junto al candidato a la Generalitat, Carlos Carrizosa, lo acompañó muchos días haciendo declaraciones ante los medios.

En total, durante la precampaña y en los quince días de campaña en Cataluña, la líder de la formación naranja estuvo en 25 actos, una intensa participación con la que buscaba mejorar las expectativas electorales de Ciudadanos ante unas encuestas poco halagüeñas. Finalmente, el partido obtuvo solo seis escaños en el Parlament, tras haber ganado las elecciones de 2017 con 36 diputados.

NUEVA PRUEBA PARA Cs TRAS LA CRISIS POR EL 14-F Y POR MURCIA

Este resultado supuso un revés no solo para Carrizosa, sino también para Arrimadas, que había puesto toda la carne en el asador en la campaña, consciente de la importancia que tenían esos comicios en la tierra de origen de Cs. El hundimiento en Cataluña avivó el malestar interno en el partido y varios dirigentes exigieron que se hiciera autocrítica.

Menos de un mes después, las tensiones internas se agravaron a raíz de las mociones de censura que Ciudadanos presentó junto al PSOE en la Región de Murcia y en el Ayuntamiento de la ciudad contra el PP, hasta entonces su socio de gobierno, y que llevaron a la presidenta de la Comunidad de Madrid a romper su acuerdo con Cs y convocar elecciones anticipadas.

Arrimadas trató de aplacar los ánimos ampliando el Comité Permanente de Ciudadanos y aceptando las dimisiones de Carlos Cuadrado y José María Espejo-Saavedra como vicesecretarios del partido, pero mientras siguió aumentando el número de cargos que abandonaban Cs y que en algunos casos se pasaban al PP.

Ahora, con las elecciones del 4 de mayo, en las que Bal espera superar el 5% de los votos para poder obtener escaños en la Asamblea de Madrid y reeditar el gobierno de coalición con Díaz Ayuso, se volverá a poner a prueba la resistencia de la formación naranja.

Etiquetas
Publicado el
27 de abril de 2021 - 16:11 h

Descubre nuestras apps

stats