La portada de mañana
Acceder
Las estafas con criptomonedas se multiplican y atrapan a inversores
Empresarios acogidos a la amnistía fiscal logran que el Estado les avale préstamos
OPINIÓN | 'Las cuentas de la derecha', por Antón Losada

PSOE y Unidas Podemos cierran un acuerdo para los últimos Presupuestos de la legislatura

Una vez más el acuerdo llega en el último momento. PSOE y Unidas Podemos han cerrado los flecos de los Presupuestos Generales del Estado de madrugada tras conversaciones que se han producido contrarreloj. Finalmente, Pedro Sánchez y Yolanda Díaz han formalizado el entendimiento para las que serán las últimas cuentas públicas de la coalición este martes por la mañana previamente a su aprobación en el Consejo de Ministros. A partir de ahí, el proyecto presupuestario pasará al Congreso, donde el Gobierno pretende alcanzar el apoyo de las fuerzas de la investidura.

El Gobierno subirá el salario de los funcionarios hasta un 9,5% en tres años con el respaldo de la mayoría sindical

Saber más

La negociación de los Presupuestos se encauzó la semana pasada cuando los equipos del Ministerio de Hacienda y Unidas Podemos cerraron la reforma fiscal, que era una de las partes más controvertidas de las conversaciones. A partir de ahí, los negociadores pasaron a cerrar los detalles del proyecto presupuestario, que supondrá el mayor gasto social de la historia, según informan fuentes gubernamentales.

Cheque para crianza y más salud mental

La tensión se ha mantenido, no obstante, hasta el último momento. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, aseguró en una entrevista en Hora 25 este lunes pasadas las 22 horas que el acuerdo no estaba cerrado y que ambas partes estaban distanciadas. El principal escollo, aseguró la líder de Unidas Podemos en el seno de la coalición, era la ley de vivienda, que según fuentes del grupo confederal, se mantiene bloqueada. El socio minoritario también presionaba para ampliar las prestaciones por desempleo así como una ayuda por crianza entre los 0 y los 3 años de 100 euros con carácter generalizado –a quienes hayan cotizado al menos un mes–, algo que sí contemplan las nuevas cuentas. Fue, además, muy crítica con la forma de negociar hasta el último momento de la que responsabilizó al socio mayoritario. No obstante, el ala socialista del Ejecutivo aseguraba por la tarde del lunes que la pelota estaba ya sobre el tejado de Unidas Podemos para cerrar el acuerdo.

A las 6:55 horas de este martes, la Secretaría de Estado de Comunicación ha anunciado que “los partidos del Gobierno de coalición han alcanzado un acuerdo en relación al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado”. Tras el encuentro de Sánchez y Díaz, el Consejo de Ministros dará luz verde a las cuentas públicas, como estaba previsto. Pero ha sido Díaz, a través de Twitter, la que un par de horas después ha dado algunos detalles del proyecto que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, expondrá en su totalidad en la rueda de prensa posterior a la reunión del gabinete.

Aumento de pensiones e Ingreso Mínimo conforme al IPC

“Dejamos atrás el último recorte del PP en materia de desempleo y recuperamos el 60% de la base reguladora desde los 6 meses de prestación. Esta medida beneficiará a 300.000 personas”, ha avanzado Díaz. Además de la ayuda para la crianza, las familias monoparentales con dos hijos pasarán a considerarse numerosas. “Reforzamos con 600 millones de euros un Plan de Choque en Dependencia que reducirá las listas de espera, implementando nuevas prestaciones y servicios y mejorando las condiciones laborales de quien cuida”, agrega la responsable de Trabajo.

Para Moncloa, el acuerdo presupuestario supone una “nueva muestra de estabilidad” al suponer las terceras cuentas “en tiempo y forma” desde 2020, a diferencia de lo ocurrido durante los mandatos de Mariano Rajoy. A la espera de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dé los detalles del grueso de las cuentas públicas, Moncloa asegura que garantizarán el poder adquisitivo de los pensionistas, es decir, que se revalorizarán las pensiones conforme al IPC, como se recuperó por ley, así como la mejora de las condiciones laborales y salariales de los empleados públicos tras haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos para subir los salarios un 9,5% en los próximos tres años. El Ingreso Mínimo Vital también se actualizará conforme al incremento del precio de la vida. El IPREM se situará en 600 euros mensuales a partir del 1 de enero de 2023.

Soslayan el choque por el gasto militar

“La sanidad, especialmente la atención primaria, la educación, la dependencia o las becas son algunas de las partidas que se reforzarán en los próximos años”, agregan fuentes gubernamentales. La vicepresidenta segunda ha adelantado que los fondos destinados a salud mental –una de las grandes cuentas pendientes y más a raíz de la pandemia– se incrementarán un 67%. Sánchez ya anticipó que habría un incremento notable de los fondos destinados a ciencia e I+D+I.

También ,crecerán las partidas destinadas a las políticas de igualdad, especialmente para el Plan de inserción de víctimas de trata y el Programa Corresponsables, según Díaz, que ha anticipado la aprobación de una ley de familias que incluirá nuevos permisos para la conciliación: permiso para cuidadores, permiso para atender circunstancias familiares imprevistas o un nuevo permiso parental de 8 semanas.

Otro de los escollos que ha soslayado la coalición es el incremento del gasto en Defensa al que se comprometió Sánchez en el marco de la cumbre de la OTAN y sobre el que ha pivotado buena parte de la polémica en esta ocasión y hasta el último momento. Horas antes de presentar los Presupuestos, Podemos insistía en su rechazo a que el proyecto incluyera “un solo céntimo” mientras el PSOE aseguraba que se cumpliría el compromiso. Fuentes gubernamentales dan por hecho que habrá al menos un ligero aumento. La intención de Sánchez es que el gasto militar llegue al 2% del PIB en el año 2029, en línea con lo comprometido con los aliados.

Rufián cree que los Presupuestos “empiezan mal” sin la ley de vivienda

Una vez acordados en el seno de la coalición, los Presupuestos entrarán en la fase de negociación parlamentaria con los aliados del Gobierno en el Congreso. Con casi todos los grupos esas negociaciones son aún incipientes. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha asegurado esta mañana no tienen conocimiento aún del contenido de lo pactado entre el PSOE y Unidas Podemos: “No podemos valorar algo que no conocemos, que es una mala manera de empezar a negociar algo. Nadie nos ha llamado y, quien lo diga, miente”, lamentó. Rufián quiso además lanzar un aviso a navegantes antes que eche a andar la negociación con su grupo. “Tengo una sugerencia para ambas partes del Gobierno: que se ahorren el pressing hacia ERC. Ya sabemos que serán los mejores enésimos mejores presupuestos de la historia de la humanidad”, ironizó, “pero el voto de ERC se suda y ellos ya saben cuáles son nuestras intenciones”. 

Sobre la mesa de negociación entre los socios de Gobierno ha estado hasta última hora el desbloqueo de la ley de vivienda, una de las principales reivindicaciones de Unidas Podemos que, sin embargo, se ha quedado fuera del acuerdo. Algo que también ha lamentado el portavoz de ERC. “Nosotros siempre iremos de la mano de los sindicatos y las plataformas y respetando el marco competencial de Cataluña. Para nosotros la ley de vivienda es importante y unos presupuestos que no la contemplen empiezan mal”, comentó. El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha reconocido que esa ley de vivienda se queda fuera por la falta de acuerdo con el PSOE, y ha hecho un llamamiento a seguir negociando para el desbloqueo porque, a su juicio, “ninguno de los dos socios de Gobierno podemos permitirnos acabar la legislatura sin regular los precios del alquiler”.

Una vez más el acuerdo llega en el último momento. PSOE y Unidas Podemos han cerrado los flecos de los Presupuestos Generales del Estado de madrugada tras conversaciones que se han producido contrarreloj. Finalmente, Pedro Sánchez y Yolanda Díaz han formalizado el entendimiento para las que serán las últimas cuentas públicas de la coalición este martes por la mañana previamente a su aprobación en el Consejo de Ministros. A partir de ahí, el proyecto presupuestario pasará al Congreso, donde el Gobierno pretende alcanzar el apoyo de las fuerzas de la investidura.

El Gobierno subirá el salario de los funcionarios hasta un 9,5% en tres años con el respaldo de la mayoría sindical

Saber más

La negociación de los Presupuestos se encauzó la semana pasada cuando los equipos del Ministerio de Hacienda y Unidas Podemos cerraron la reforma fiscal, que era una de las partes más controvertidas de las conversaciones. A partir de ahí, los negociadores pasaron a cerrar los detalles del proyecto presupuestario, que supondrá el mayor gasto social de la historia, según informan fuentes gubernamentales.

Cheque para crianza y más salud mental

La tensión se ha mantenido, no obstante, hasta el último momento. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, aseguró en una entrevista en Hora 25 este lunes pasadas las 22 horas que el acuerdo no estaba cerrado y que ambas partes estaban distanciadas. El principal escollo, aseguró la líder de Unidas Podemos en el seno de la coalición, era la ley de vivienda, que según fuentes del grupo confederal, se mantiene bloqueada. El socio minoritario también presionaba para ampliar las prestaciones por desempleo así como una ayuda por crianza entre los 0 y los 3 años de 100 euros con carácter generalizado –a quienes hayan cotizado al menos un mes–, algo que sí contemplan las nuevas cuentas. Fue, además, muy crítica con la forma de negociar hasta el último momento de la que responsabilizó al socio mayoritario. No obstante, el ala socialista del Ejecutivo aseguraba por la tarde del lunes que la pelota estaba ya sobre el tejado de Unidas Podemos para cerrar el acuerdo.

A las 6:55 horas de este martes, la Secretaría de Estado de Comunicación ha anunciado que “los partidos del Gobierno de coalición han alcanzado un acuerdo en relación al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado”. Tras el encuentro de Sánchez y Díaz, el Consejo de Ministros dará luz verde a las cuentas públicas, como estaba previsto. Pero ha sido Díaz, a través de Twitter, la que un par de horas después ha dado algunos detalles del proyecto que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, expondrá en su totalidad en la rueda de prensa posterior a la reunión del gabinete.

Aumento de pensiones e Ingreso Mínimo conforme al IPC

“Dejamos atrás el último recorte del PP en materia de desempleo y recuperamos el 60% de la base reguladora desde los 6 meses de prestación. Esta medida beneficiará a 300.000 personas”, ha avanzado Díaz. Además de la ayuda para la crianza, las familias monoparentales con dos hijos pasarán a considerarse numerosas. “Reforzamos con 600 millones de euros un Plan de Choque en Dependencia que reducirá las listas de espera, implementando nuevas prestaciones y servicios y mejorando las condiciones laborales de quien cuida”, agrega la responsable de Trabajo.

Para Moncloa, el acuerdo presupuestario supone una “nueva muestra de estabilidad” al suponer las terceras cuentas “en tiempo y forma” desde 2020, a diferencia de lo ocurrido durante los mandatos de Mariano Rajoy. A la espera de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dé los detalles del grueso de las cuentas públicas, Moncloa asegura que garantizarán el poder adquisitivo de los pensionistas, es decir, que se revalorizarán las pensiones conforme al IPC, como se recuperó por ley, así como la mejora de las condiciones laborales y salariales de los empleados públicos tras haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos para subir los salarios un 9,5% en los próximos tres años. El Ingreso Mínimo Vital también se actualizará conforme al incremento del precio de la vida. El IPREM se situará en 600 euros mensuales a partir del 1 de enero de 2023.

Soslayan el choque por el gasto militar

“La sanidad, especialmente la atención primaria, la educación, la dependencia o las becas son algunas de las partidas que se reforzarán en los próximos años”, agregan fuentes gubernamentales. La vicepresidenta segunda ha adelantado que los fondos destinados a salud mental –una de las grandes cuentas pendientes y más a raíz de la pandemia– se incrementarán un 67%. Sánchez ya anticipó que habría un incremento notable de los fondos destinados a ciencia e I+D+I.

También ,crecerán las partidas destinadas a las políticas de igualdad, especialmente para el Plan de inserción de víctimas de trata y el Programa Corresponsables, según Díaz, que ha anticipado la aprobación de una ley de familias que incluirá nuevos permisos para la conciliación: permiso para cuidadores, permiso para atender circunstancias familiares imprevistas o un nuevo permiso parental de 8 semanas.

Otro de los escollos que ha soslayado la coalición es el incremento del gasto en Defensa al que se comprometió Sánchez en el marco de la cumbre de la OTAN y sobre el que ha pivotado buena parte de la polémica en esta ocasión y hasta el último momento. Horas antes de presentar los Presupuestos, Podemos insistía en su rechazo a que el proyecto incluyera “un solo céntimo” mientras el PSOE aseguraba que se cumpliría el compromiso. Fuentes gubernamentales dan por hecho que habrá al menos un ligero aumento. La intención de Sánchez es que el gasto militar llegue al 2% del PIB en el año 2029, en línea con lo comprometido con los aliados.

Rufián cree que los Presupuestos “empiezan mal” sin la ley de vivienda

Una vez acordados en el seno de la coalición, los Presupuestos entrarán en la fase de negociación parlamentaria con los aliados del Gobierno en el Congreso. Con casi todos los grupos esas negociaciones son aún incipientes. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha asegurado esta mañana no tienen conocimiento aún del contenido de lo pactado entre el PSOE y Unidas Podemos: “No podemos valorar algo que no conocemos, que es una mala manera de empezar a negociar algo. Nadie nos ha llamado y, quien lo diga, miente”, lamentó. Rufián quiso además lanzar un aviso a navegantes antes que eche a andar la negociación con su grupo. “Tengo una sugerencia para ambas partes del Gobierno: que se ahorren el pressing hacia ERC. Ya sabemos que serán los mejores enésimos mejores presupuestos de la historia de la humanidad”, ironizó, “pero el voto de ERC se suda y ellos ya saben cuáles son nuestras intenciones”. 

Sobre la mesa de negociación entre los socios de Gobierno ha estado hasta última hora el desbloqueo de la ley de vivienda, una de las principales reivindicaciones de Unidas Podemos que, sin embargo, se ha quedado fuera del acuerdo. Algo que también ha lamentado el portavoz de ERC. “Nosotros siempre iremos de la mano de los sindicatos y las plataformas y respetando el marco competencial de Cataluña. Para nosotros la ley de vivienda es importante y unos presupuestos que no la contemplen empiezan mal”, comentó. El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha reconocido que esa ley de vivienda se queda fuera por la falta de acuerdo con el PSOE, y ha hecho un llamamiento a seguir negociando para el desbloqueo porque, a su juicio, “ninguno de los dos socios de Gobierno podemos permitirnos acabar la legislatura sin regular los precios del alquiler”.

Una vez más el acuerdo llega en el último momento. PSOE y Unidas Podemos han cerrado los flecos de los Presupuestos Generales del Estado de madrugada tras conversaciones que se han producido contrarreloj. Finalmente, Pedro Sánchez y Yolanda Díaz han formalizado el entendimiento para las que serán las últimas cuentas públicas de la coalición este martes por la mañana previamente a su aprobación en el Consejo de Ministros. A partir de ahí, el proyecto presupuestario pasará al Congreso, donde el Gobierno pretende alcanzar el apoyo de las fuerzas de la investidura.

El Gobierno subirá el salario de los funcionarios hasta un 9,5% en tres años con el respaldo de la mayoría sindical

Saber más

La negociación de los Presupuestos se encauzó la semana pasada cuando los equipos del Ministerio de Hacienda y Unidas Podemos cerraron la reforma fiscal, que era una de las partes más controvertidas de las conversaciones. A partir de ahí, los negociadores pasaron a cerrar los detalles del proyecto presupuestario, que supondrá el mayor gasto social de la historia, según informan fuentes gubernamentales.