Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Lancy Dodem: La educación es la única herramienta para acabar con las castas

Lancy Dodem: La educación es la única herramienta para acabar con las castas

EFE

A Coruña —

El primer niño indio apadrinado por Vicente Ferrer, Lancy Dodem, incide, en una entrevista con Efe, en la importancia de la educación para modernizar su país, pues considera que es "la única herramienta para acabar con las castas, las creencias, las costumbres y el analfabetismo".

Dodem nació hace 37 años en el distrito de Anantapur, en el sur de la India, donde fue acogido por Vicente Ferrer a la muerte de su padre, pero vive en Barcelona desde 2001 y trabaja como portavoz de la Fundación, de la que presume por ser su primer apadrinado.

Sus padres, de la casta de intocables en la India -la más baja-, encontraron trabajo en el campus central de la Fundación Vicente Ferrer-Rural Development Trust, y sus hermanas, Martha y Theresa, nacieron en el primer hospital construido por la Fundación en la zona.

Esta semana ha visitado A Coruña para sensibilizar sobre la importancia que tiene el mundo occidental en la modernización de los países que todavía necesitan ayuda.

En concreto, explica que la India "está avanzando muchísimo, pero todavía tiene dos caras: una moderna, con grandes ciudades en desarrollo, y otra más atrasada, que es la rural, donde vive el 70 por ciento de la población de un país que tiene casi 1.300 millones de habitantes".

En la India hay mucha gente que "vive con un euro al día" y "todavía existen las castas, intocables sin derechos, analfabetismo, creencias y costumbres anticuadas: En los pueblos la gente sigue viviendo como hace doscientos años", abunda.

"Para acabar con esto hace falta una herramienta y la única que lo puede lograr es la educación", subraya Lancy Dodem, que pone en valor el trabajo de la Fundación Vicente Ferrer.

La entidad se centra en seis proyectos en el estado de Andhra Pradesh, en concreto en el distrito de Anantapur, que tiene cuatro millones de habitantes de los que 3,5 ya obtienen beneficios del trabajo de esta organización.

Las seis iniciativas son educación, ecología, discapacitados, desarrollo de las mujeres, construcción y sanidad, unos campos para los que la mayoría de los fondos llegan desde España a través del apadrinamiento.

El trabajo principal de Lancy Dodem es conseguir más apoyo en este sentido, pues con dieciocho euros al mes se puede contribuir a "erradicar la pobreza a largo plazo".

"En España ya hay más de 130.000 padrinos, la gente está muy concienciada. Hay que dejar claro que con una pequeña ayuda, al otro lado del mundo se pueden hacer milagros. Lo que pido es que sigan apoyando los proyectos y algún día, si tienen la oportunidad, que viajen a conocerlos", añade.

El primer apadrinado por Vicente Ferrer, filántropo de Barcelona fallecido en 2009, apela a "mantener vivo su sueño" porque "si se deja de hablar de su proyecto y se deja de trabajar en él, morirá ese sueño y con él todo aquello por lo que luchó".

A largo plazo, Dodem espera extender la ayuda a otras zonas de la India que tienen problemas similares, aunque hasta el momento la Fundación ya ha alcanzado 3.000 pueblos.

"Cuando cogemos un pueblo nuevo, lo primero en que trabajamos es en la educación. La Fundación es conocida en las zonas rurales, saben quiénes somos y nos piden ayuda", declara.

Reconoce que en la década de 1960, cuando Vicente Ferrer empezó su trabajo, "tuvo problemas" porque lo veían como un extraño, pero ahora los indios "quieren ayudar a sus hijos, aunque saben que no pueden porque son económicamente pobres e intocables, quieren recibir ayuda y aprovechan la oportunidad".

La actividad se ha extendido más allá de los pueblos, pues la entidad trabaja también con tribus que viven en el bosque y que "no dan mucha importancia a la educación, pero quieren casa, cuidado cuando están enfermos y agua potable".

"Primero cubrimos las necesidades que ellos necesiten, aunque nuestro objetivo es que mañana manden a sus hijos a la escuela y que estudien", abunda.

El futuro de la Fundación Vicente Ferrer pasa por continuar cada día con proyectos en más sitios y para eso "lo más importante es seguir buscando padrinos en España y que las empresas y los ayuntamientos den apoyo".

"Si tenemos esto aquí, podemos desarrollar aquello. Notamos que a pesar de que hay crisis la gente sigue ayudando a la Fundación. Entre todos intentamos mantener vivo el sueño de Vicente Ferrer", concluye.

Etiquetas
Publicado el
27 de mayo de 2017 - 12:40 h

Descubre nuestras apps

stats