eldiario.es

Menú

La Caja Negra La Caja Negra

Modelo de Respuesta Polar: "Nos motiva no poder vivir de la música porque significa que no está todo el trabajo hecho"

Entrevistamos a 'Modelo de Respuesta Polar', un grupo que quiere seguir creciendo paso a paso

El 24 de septiembre actúan en el festival Granada Sound y el 21 ó 22 octubre en el Interestellar de Sevilla

- PUBLICIDAD -
Modelo de Respuesta Polar

Modelo de Respuesta Polar

La vida consiste en acumular experiencias. De todo tipo. Extraordinarias y cotidianas. Como sentarse bajo el vestido de la noche a observar con música de fondo cómo nos mira la estrella polar. Brillante en el cielo y obsesionada en captar nuestra atención tratando de seducirnos. Así llevan desde 2010 Borja, Jorge, Francisco, Cristóbal y Pau, los componentes de 'Modelo de Respuesta Polar', un grupo indie valenciano que en aquel año lanzó su primera maqueta. Comparten ambición con el cuerpo celeste y sueños con la mayoría de sus compañeros de profesión.

Van por su tercer disco y sienten que la vida les está sonriendo. No en vano son de esa clase de grupos cuyo adjetivo emergente se les empieza a quedar pequeño. Dejan parte de sí en cada letra. Son algo más que "Dos amigos", título de su último LP que lanzaron el pasado abril gracias a una campaña de crowdfunding con la que supieron que tienen quienes les coreen en sus conciertos. Tienen el apoyo de Ricky Falkner, productor de Quique González, Lori Meyers o Sidonie y de Hook Management que representa a artistas de la talla de Amaral o Izal. Pese a ello, ni pierden el sueño ni su prometedor presente les desvía la atención pues son un grupo que aspira a vivir de la música sin levantar los pies del suelo.

Antes de echar a volar, Granada Sound el 24 de septiembre. Un paseo Interestellar por Sevilla en octubre, tras el que llegarán a Oviedo y a una fecha marcada en rojo: el 17 de noviembre en la Joy Eslava de Madrid. Allí aspiran a confirmar que su modelo sigue manteniendo el norte que marca la estrella. Borja Mompó es a la vez su vocalista y letrista, un joven de 32 años capaz de abstraerse del mundo para crear. Experto en acumular experiencias, atiende a eldiario.es/andalucia con la serenidad del que se sabe que anda sobrado de talento.

Pregunta: Empecemos por el principio, porque todo lo tiene ¿cuál es el suyo?

Borja Mompó (vocalista): El origen fue hace como unos cinco o seis años en Valencia. Siempre digo que nos juntamos como se juntaban los grupos de antes, sin mayor pretensión que estar en un garaje tocando. Parece de película pero fue así. Somos un grupo de amigos que queremos pasarlo bien.

P: ¿Fueron complicados esos inicios?

B: Bueno, nosotros siempre decimos que hemos tenido bastante suerte. Desde el principio. Nunca tuvimos grandes problemas y bien prontito ganamos un concurso local, algo que te anima mucho cuando vas empezando. Enseguida nos fuimos a Madrid a tocar, que para nosotros siendo un grupo de Valencia nos motivaba mucho. Y la verdad es que siempre hemos tenido la suerte de tener buenos amigos y buenos prescriptores. Nunca hemos sufrido aquello de salas muy vacías… vamos, que siempre fue bastante fácil a la hora de viajar, nunca nos hemos quemado, digamos.

P: Son un grupo relativamente joven de edad y trayectoria ¿no?

B: Bueno, rondamos la treintena. Ya no sabemos qué es qué. Qué es joven y qué es ser viejo.

P: De hecho dicen que los 30 son los nuevos 20…

B: Exacto, hoy he leído que los 50 son los nuevos 30 así que ya no sé qué pensar ja, ja. Pero vaya, no nos supone ningún hándicap el hecho de ser “jóvenes”. Sí que es verdad que con 32 que tengo, que soy el mayor, no me considero especialmente joven pero luego ves a los compañeros de profesión en festivales y la gente por lo general es mayor. Pero vaya, creo que la edad es tan relativa en general que no importa.

P: ‘Modelo de Respuesta Polar’ es su nombre, ¿alguna vez les han preguntado por qué?

B: Nos lo preguntaban bastante al principio pero creo que la gente se ha hecho al nombre. Durante los últimos años hacía tiempo ya que no nos lo preguntan.

P: Pero tendrá que tener un origen

B: Sí, el origen fue prácticamente aleatorio. Nos apetecía un término que no significara nada de primeras para que la gente no se hiciese ninguna idea de nada en absoluto y ser nosotros como un folio en blanco dedicándonos a rellenarlo de contenido.

P: Hay algún grupo indie que asegura que empezó en el mundo de la música por ligar, decidme la verdad ¿fue su caso?

B: No ¡ja, ja!,  la verdad es que siempre digo que en la música es donde menos se liga, macho. En conciertos es cuando menos ligamos. Aparte que tenemos pareja prácticamente todos. Creo que de concierto nosotros no vemos la oportunidad porque resulta un trabajo logístico de tal magnitud… compartimos habitación siempre, el hotel está lejos, vamos en furgoneta. Lo veo una gran complicación aquello de ligar de concierto. Así que el mito indie yo… no lo cumplo.

P: ¿Qué estilo musical les define?

B: Pff, yo creo que es complicado. Al principio nos llegaban incluso a definir con estilos que ni yo conocía. Ahora estamos bastante lejos de esos inicios. Si te paras a escuchar el primer disco con respecto a ahora. No lo sé… a mi me gusta definirlo como música de autor tocada con banda. Con tu grupo de siempre. Creo que es lo que te da esa intimidad de tocar con una guitarra en tu casa y la energía que te da juntarte con cinco personas en un local de ensayo. Supongo que bueno somos un poco de todo.

P: ¿Cuáles son sus influencias musicales?

B: Somos bastante inmediatos y bastante transparentes a la hora de ejecutar y de componer. Me atrevería a decir que en este último disco si se nota que hemos escuchado algo más de americano. Yo sin embargo en el tema de las letras, que soy el que las hace, siempre para mí el espejo donde mirarme ha sido Antonio Vega, que nadie lo diría, o incluso Quique González. En este disco hemos escuchado mucho Ryan Adams o mucho Band of Horses. Más internacional ¿no? Sí que se ha notado a la hora de tomar decisiones. De me apetece algo más duro o que suene más natural. Sin embargo el disco anterior era un poco más pequeñín en cuanto a sonido. Creo que si indagas un pelín sí que puedes ver las referencias.

P: ¿Son puristas o están abiertos a fusionar estilos?

B: Somos abiertos a dejar entrar todo tipo de música. Ya el tema de la fusión o no… creo que cuando estás dentro de un proceso de composición pierdes el norte desde el día uno. No sabes si estás fusionando o no. De hecho no sabría verlo. Está claro que por mucho flamenco que escuche no va a colarse nada en mis composiciones que eso sí que sería una fusión más palpable… No somos tan conscientes en ese momento de lo que estamos creando.

P: ¿Cuánto de biográfico hay en sus canciones?

B: Todo. Creo que como algunos autores, yo compongo con lo que me rodea. Con mis miedos, mis ambiciones, mis sueños… Lo hago abiertamente más que nada porque luego la gente lo hace suyo y no me da pudor en que estén pensando en mí.

P: Pero se suele decir que es más fácil escribir cuando uno está triste ¿eso no ha frenado su capacidad de crear?

B: Mmm… no, la verdad es que cuando me he sentado a crear es porque he sentido esa necesidad. No me siento todos los días, me siento por periodos. Cuando lo hago es porque ya me reconcome algo.

P: ¿Se puede vivir de la música?

B: De la música se puede vivir siempre y cuando tengas un número de público palpable. Que te llene las salas, que vaya a tus conciertos y que esté pendiente de lo que haces. Conozco a muchos compañeros que viven de la música.

P: Deduzco que no vivís de ella

De momento nosotros no estamos viviendo de ella. Estamos quizá en un momento en el que hay que decidir pero a nosotros nos gusta de hecho tener otros trabajos para ser conscientes en todo momento de la realidad. Nos da más ganas de trabajar en la música sabiendo que todavía si no podemos vivir de ella es porque no está todo el trabajo hecho.

P: ¿Cree que las nuevas plataformas para escuchar música como Spotify o iTunes benefician a que haya nuevos grupos y estilos musicales?

B: Sí, creo que la información es buena porque te da una base como para elegir qué es bueno qué no. El exceso de grupos es bueno para tener luego un criterio. Yo creo que beneficia siempre, siempre.

P: ¿Qué es lo mejor de poder dedicarse a la música?

B: Lo mejor es cuando echas la vista atrás y te das cuenta de momentos brillantes que has podido vivir gracias a poder salir cada fin de semana de viaje, subirte a un escenario, a conocer gente que te cuenta su historia en relación al grupo o conocer amigos a lo largo y ancho de la península. Yo creo que esa suerte que tenemos de poder girar y poder tocar unas canciones en directo y poder sacar discos y que la gente las escuche en casa, te da muchas anécdotas y sensaciones que es de lo que trata la vida, de acumular estas vivencias. Creo que tenemos la suerte de poder llenar el saco de estas experiencias.

P: ¿Y lo peor?

B: Lo peor es lo que tienen de peor todas las profesiones. La incertidumbre constante de una inseguridad en el futuro. Pero creo que como te digo lo tienen todas las profesiones. No creo que tampoco sea algo distinto a lo que sienta otra persona.

P: Este mismo año han estrenado un nuevo LP, “Dos amigos”, grabado con el productor Ricky Falkner ¿cómo se produjo el contacto con él?

B: Con Ricky teníamos ya relación antes de vivir en Madrid, de coincidir con él y tener amigos en común. Fue un paso natural, él nos conocía como banda, él había venido a algún concierto nuestro y nos había dicho que le gustaban nuestras canciones. De vernos en bares y compartir discos y demás… Por eso cuando llegó el momento de elegir el productor, creímos conveniente que lo normal era seguir esas conversaciones de bar en el estudio y hacer que fluyera.

P: ¿Qué han aprendido colaborando con el mismo productor que Love of Lesbian o Iván Ferreiro?

B: Hemos aprendido a ser serios trabajando. A afrontar esto con profesionalidad. A ser personas pacientes porque la verdad que trabajar con él ha sido un proceso lento pero no por ello desesperante. Algo que aplicamos día a día en la profesión.

P: ¿Qué supone subirse encima de un escenario ante cientos de personas?

B: Supone un regalo. Supone un reconocimiento a años de trabajo y es una cosa que a mí me ilusiona. A mí subirme a un escenario y ver que hay 300 personas que no nos conocen, por ejemplo, me motiva mucho. Me motiva mucho saber que los tenemos que conquistar. También me motiva mucho ver a otras tantas personas que son fans. Un poco de las dos partes. La verdad que tenemos la suerte últimamente de subirnos a escenarios donde hay bastante más gente. Es una sensación muy agradable.

P: ¿Qué sentisteis la primera vez que hicisteis un concierto multitudinario?

B: Fue hace un añito y algo en la sala Sol de Madrid cuando de repente el mánager nos dijo que se habían vendido todas las entradas. Luego llegó la hora del concierto y vimos que la gente estaba totalmente en silencio, con ganas y cantando a dolor todas. Dijimos, coño, aquí ha pasado algo. Se siente un orgullo increíble, se te infla el pecho básicamente.

P: ¿Se pierde aquella primera sensación?

B: Creo que no. Creo que siempre y cuando el concierto sea especial por algún motivo, porque la gente está muy dentro o porque ves algo diferente, siempre es gratificante. No se pierde nunca.

P: Hay quienes apuntan a que hay demasiados festivales de música en nuestro país...

B: Insisto, creo que la información es buena. Si en cada pueblo hubiese un festival, no pasaría nada. Es decir, que la gente vaya a conciertos no es malo para que la gente descubra a grupos pequeños. No creo que sea malo ir a conciertos nunca. Con lo cual yo siempre veo la parte positiva de la proliferación de este formato de conciertos. A los grupos nos viene muy bien.

P: Un escenario vacío, sin gente…

B: Se siente pánico. Hemos tenido en los inicios, tampoco muchas experiencias, pero sí que hemos vivido algún pueblo con poca gente. Se siente un abismo que da miedo.

P: ¿Qué supone para su grupo tocar en uno de estos festivales?

B: Vivir. Casi te iba a decir que por encima de nuestras posibilidades ¿no? Porque cuando vuelves un poco a la gira de invierno, aunque nosotros ya te digo que estamos teniendo una muy buena respuesta por parte del público, pero no es lo normal ir a Granada y tocar delante de 2.000 personas. Para nosotros significa decir: chicos vamos a aprovechar este viaje porque vamos a tocar en un escenario en el que va a haber gente y ya lo sabes de antemano. Ir de festival siempre es un pelín menos denso. Sabes que va a ir guay.

P: ¿Salas o festivales?

B: Lo uno y lo otro. No podría vivir sin lo uno y sin lo otro. Las salas te dan mucha intimidad, te dan un registro distinto en el que explayarte incluso otro repertorio. Y los festivales te dan ese fuera tensiones, ese momento de diversión, en el de oye, va a haber gente y vamos a tocarlo todo un poco más rápido para que la gente esté un poco más arriba. A mi me gustan los dos y creo que es importante saber disfrutarlos.

P: ¿Cómo nota un músico que aumenta el apoyo de la gente?

B: En el tema de la música saber que hay otra persona al otro lado de la línea telefónica, digamos, es muy importante. Puede ser muy decepcionante estar preparando un disco durante dos años y que luego la gente no responda. En el momento en el que te metes a un estudio y en nuestro caso que hicimos un crowdfunding previo, te das cuenta que la gente tiene ganas de un disco, que pasaron el objetivo marcado de dinero… es muy guay. Trabajas con una sensación muy chula de decir, joder, hay alguien que está esperando.

P: ¿Algún momento guardado en la memoria?

B: Pff, me pillas en frío pero el que te comentaba antes de la sala Sol. De repente ves un ‘sold out’ (aforo completo), ves a la gente ahí a dolor. O el lanzar la primera piedra del siguiente disco y que la gente pusiera dinero sin saber qué íbamos a hacer. Esas cosas te dejan marcado. Esas y un millón anécdotas más.

P: Un grupo o cantante con el que querríais cantar

B: Es complicado. A nosotros nos gustan mucho Love of Lesbian. Nunca hemos hecho nada con ellos, sería un buen grupo.

P: Una ciudad para vivir que no sea Valencia

B: Esa siempre es la duda que tengo. Gijón me gusta mucho. Tiene buenas olas, buena gastronomía… Es una ciudad pequeñita pero con movimiento, tiene algo. Los asturianos son gente muy natural.

P: La canción básica de Modelo de Respuesta Polar

B: Miedo

P: Tres canciones que no puedes dejar de escuchar

B: ‘La ciudad del viento’ de Quique González, ‘Tuve que correr’ de Antonio Vega y ‘The General Specific’ de Band of Horses. No sé, son como tan tópicas pero es que las he escuchado mil veces.

P: ¿Un sueño que queráis cumplir como grupo?

Hombre, también es un tópico pero poder despreocuparnos de nuestras vidas un poco más cotidianas y dejarnos llevar por lo bonita que es la profesión de poder viajar y tocar. Quizás poder soltar lastres, económicamente hablando, de un trabajo normal.

P: ¿Qué proyectos de futuro tenéis como grupo?

B: Tenemos fechas hasta diciembre. Luego a principios de 2017 tenemos una buena noticia que ¡todavía no puedo decir! Quedan aún algunos mesecillos pero creo que es muy buena para el grupo y en base un poco a ese inicio de año, ver, simplemente ver. Dejarnos llevar.

P: Un futuro junto con vuestra gente

B: Sin ellos práctica y demostrablemente este disco no habría sido posible. Han sido ellos los que lo han financiado. Es un disco que es enteramente gracias a la gente que nos escucha.

P: Pues nos escuchamos

B: Eso haremos, un placer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha