eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Félix Taberna

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, fue profesor en la Universidad Pública de Navarra y en la UNED. Asimismo, impartió clases en la Escuela de Adaptación Social del Gobierno de Navarra. También trabajó en CCOO de Navarra dentro de su Gabinete de Estudios. En la actualidad desarrolla su labor profesional como consultor en el espacio colaborativo de InPactos. También es colaborador de la Fundación Primero de Mayo y miembro del Consejo Social de la Universidad Pública de Navarra.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 26

El nuevo sistema político, todavía sin fraguar

En los Grados en Ciencias Políticas posiblemente se incluya una materia llamada Segunda Transición Española. Entre otras cosas porque los politólogos fueron protagonistas y no analistas. Lo vivido políticamente en estos tres últimos años no es una mera anécdota. Es un verdadero capítulo que ha abierto una nueva etapa política, un nuevo sistema. La ciudadanía impugnó, de forma palmaria, el anterior sistema bipartidista. Parodiando a la Jurado, se les acabó el amor de tanto usarlo. Hemos  pasado de un bipartidismo con bisagra nacionalista a un cuadripartidismo con un nacionalismo enrocado en su territorio.

El nuevo sistema político es novel; no está asentado en sus parámetros y magnitudes principales. Incluso, algunos de los nuevos políticos muestran dosis de impericia.  Por lo tanto, no está fraguado y necesita tiempo en su sedimentación. Así, hay que contemplar las encuestas electorales con un cierto escepticismo. Los barómetros del CIS, el último en octubre, apenas asoman algunos rasgos relevantes. Quizás el que mayor interés suscita es el hecho de que las transferencias de votos se producen entre los mismos bloques políticos no de un bloque a otro. El eje estereotipado de derecha e izquierda se mantiene a través del tiempo. Pero la competencia electoral se produce dentro de cada espacio no entre los espacios. La competencia es interna no externa. Por ello, el PSOE y Unidos Podemos están en continua gresca. Por otro lado, en estos momentos, el PP pierde confianza en beneficio de Ciudadanos y el PSOE gana confianza en perjuicio de Podemos. Pero es pronto para apreciar si este vaivén tiene carácter de tendencia.

Seguir leyendo »

Conoce tu aldea y conocerás el mundo

Hace muchos años, un tío mío se casó con una lisboeta de tez morena. Era principios de los años 50 del siglo pasado. Cuando la feliz pareja arribó por el pueblo los vecinos se quedaron pasmados ante la mestiza pareja. Hoy sin embargo, la variedad de países de origen que existe en mi pueblo es tal que nadie se asombraría.

Así es, una de las grandes transformaciones sociales que hemos vivido en estos años ha sido la globalización. Nunca como ahora hay tantas personas que  migran de un lado para otro. Sin embargo, el que las puertas de nuestros límites espaciales se hayan abierto no evita el reforzamiento de las identidades tanto de índole religiosa como de naturaleza patria. Es más, quizás el rebrote de las identidades pueda obedecer a esa globalización anómica.

Seguir leyendo »

Pactamos por encima de nuestras posibilidades

En estos tiempos en los que el acuerdo y el pacto poco menos que suenan a traición conviene recordar que hubo una época en el que eran valores superiores, quizás sobrestimados. El Pacto de la Moncloa, el Pacto Constitucional, el Pacto Antiterrorista, el Pacto de Toledo…Todos ellos, eran acuerdos realizados entre diversos y diferentes agentes políticos y sociales sobre temas de mucha transcendencia: Economía, salarios, pensiones, derechos constitucionales, terrorismo. Se  realizaban  porque la ciudadanía así lo reclamaba. Tenían apoyo y legitimidad social. Los pactos eran bien vistos por la ciudadanía porque el clima de polarización y de extremismo en esa época era muy fuerte. No olvidemos que la Transición dejó muchos muertos;  por más que ahora  hablen de ella como si de un cuento se tratara.

Sin embargo, como en casi todo, lo malo no fueron esos grandes pactos sino las fotocopias que se hicieron a partir de los mismos. Se fue la mano acordando. Se acordó por encima de las posibilidades. PP y PSOE, con CiU o PNV, como socios tornadizos, hegemonizaron grandes esferas de las instituciones, sociedad y economía. Pactos desde las alturas bajo el argumento del interés general, pero poco entendible por el  interés común. La consecuencia de ello es que tuvimos un sistema de partidos muy fuerte, pero una sociedad débil.  Que se debilitaba, día a día,  ante la poca autonomía que presentaban sus organizaciones y la escasa influencia que éstas tenían.

Seguir leyendo »

Navarra tiene quien le escriba

La asociación Co.CiudadaNA lleva ya tres años explorando en las tendencias de Navarra a través de las opiniones cualificadas de un nutrido grupo de personas de relevancia social. Ciento setenta  personas del ámbito empresarial, universitario, institucional, creativo y de la comunicación mediante un cuestionario panel responden sobre temas de Marca Navarra. Unas preguntas son de actualidad y otras estructurales para contemplar variaciones posibles. Este colectivo, estos panelistas, no representa el conjunto de la sociedad de Navarra, pero su cualificación, experiencia y rol le hace merecedora de que sus opiniones sean de mucho valor y significación. Cuando el otro día se presentó el III Panel de Tendencias de Navarra me acordé de la novela de García Márquez, “El coronel no tiene quien le escriba”. En ella, se expresaba que de ilusión e  ideas no se come pero  se alimenta.

Este año, en las ventanas de actualidad se ha preguntado sobre dónde invertir; qué trabajadores necesitan las empresas y cuál será el futuro del comercio tradicional ante el comercio digital. Los panelistas expresan que hay que invertir prioritariamente en proyectos dedicados a servicios y prestaciones para mayores. Nos dicen que, a pesar del empuje del comercio digital, el tradicional mantendrá una cuota significativa. Ir de tiendas es también una forma de relacionarse socialmente. Los  empleadores demandan trabajadores/as inteligentes. Flexibles; con capacidad de entender los cambios y de relacionarse con los demás.

Seguir leyendo »

La ciencia política

Siempre que pienso en la  política me viene la imagen de la pintura de la tabla de ajedrez del maestro Van Huys. Dos jugadores en torno a una partida y una dama fuera de escena. La tabla de ajedrez como escenario político en el que interactúan los agentes influyentes.En muchas ocasiones, la Teoría de Sistemas, la Teoría de Juegos,  ha sido aplicada como explicación comprensiva en la Ciencia Política. La política como un sistema de competencia interdependiente que se produce entre dos o más sistemas racionales;  que son antagonistas y  buscan maximizar sus ganancias y minimizar sus pérdidas. Los partidos políticos actuando desde el desarrollo de la estrategia más óptima para cada uno.

Si aplicamos la Teoría de Juegos a la política española nos resulta un escenario de lo más geométrico y multivariable. La tabla de la política española tiene muchas dimensiones y múltiples jugadores. Un escenario global que abarca todo el Estado y varios escenarios diversos, propios en cada espacio. En estos momentos, un escenario quiere salirse de la partida general. No diré que quieran pegar una patada a la tabla pero sí  saltársela. La cuestión es que la tabla catalana no es soberana,  depende de  la de España. Y la tabla española depende de la catalana.

Seguir leyendo »

Sólo los perezosos disponen de tiempo

El genial Álvaro Cunqueiro defendía su derecho a la pereza. Lo argumentaba como una forma de empoderamiento; de huida de la esclavitud de las obligaciones creadas. Y es que la dimensión, concepción y administración del tiempo es uno de los grandes retos culturales de cualquier civilización.  

La valoración social del tiempo no es la misma en todas las culturas; ni lo ha sido a lo largo de la historia. Lo único invariable es la caducidad del itinerario vital. Pero a partir de ese único imperativo, el tiempo no deja de ser una construcción cultural. En las tradicionales culturas orientales, el tiempo es algo circular, simplemente se renueva como el aire. En la tradición occidental el tiempo es lineal, un recurso finito que se va agotando.

Seguir leyendo »

¿La generación más preparada?

Escucho con mucha frecuencia que siendo nuestros jóvenes la generación más preparada de la historia están siendo maltratados. No discutiré el segundo aserto. Las condiciones sociales se estrechan cada día más para aquellos que se incorporan por vez primera al mundo laboral. El propio Banco de España advierte de la proliferación de subcontratos a tiempo parcial que afectan fundamentalmente a las personas jóvenes. El INE pone en evidencia que los salarios han retrocedido en estos años. Así pues, los jóvenes tienen serios problemas para insertarse en la sociedad de forma normalizada a través del trabajo.

Ahora bien, me cabe la duda sobre si las actuales generaciones de jóvenes están mejor preparadas que las anteriores. No tengo la convicción  de ello. Muchas veces no hay que dar por ciertos todos los tópicos que se escuchan.

Seguir leyendo »

Que has salido en los papeles...

Antaño, salir en los papeles, en los periódicos, era una evidencia de notoriedad social. Durante años, la lectura diaria de periódicos ha formado parte de nuestros hábitos sociales más cotidianos. Esos papeles, una vez leídos, eran reciclados para envolver. El bocadillo envuelto en papel de periódico llegó a ser un clásico. De tal forma, que en  la actualidad,  podemos comprar papel parafinado impreso a modo de  periódico especialmente creado para envolver sándwiches y bocadillos. Todo un símbolo de cómo el papel del periódico ha pasado de clásico a vintage.

Los diarios de papel aceleran, día a día, su caída libre; y no es porque hayamos dejado de comer bocadillos. La crisis de este formato de información es profunda. Sólo falta saber cuánto tiempo aguantarán las rotativas y por qué aguantan tanto sabiendo que el negocio en sí mismo no es viable. Muy dañado en lectores, se mantiene gracias a la publicidad, muchas veces institucional o de grandes corporaciones.

Seguir leyendo »

La cultura de la Buena Comida

En cierta ocasión, el propietario de un pequeño restaurante veía que sus clientes se le escapaban hacia establecimientos de moda. Muchos de ellos,  eran de Fast Food, de comida rápida. Ante ello, no se le ocurrió mejor reclamo publicitario que colocar un cartel: “Aquí, se da de comer de repente”.

Más allá de la técnica de marketing, el restaurador utilizó un oxímoron. Dado que la comida es todo menos un repente. La comida, y con ella la gastronomía,  es una acción prevista, pensada, que acumula años de conocimiento y técnica. El comer es una inveterada costumbre con mucho Know How acumulado. Quizás sea el placer que más nivel de desarrollo haya conseguido en las diferentes culturas. En torno al sencillo acto fisiológico de ingerir nutrientes se ha creado todo un mundo cultural muy complejo. Como afirmó el gastrónomo Julio Camba: La Historia de la Humanidad no sólo está determinada por la necesidad elemental de comer, sino además por el deseo artístico de comer bien.

Seguir leyendo »

El viaje de ecuador del Gobierno de Navarra

Antaño se practicaban los viajes de ecuador, a no confundir con los viajes a Ecuador. Eran viajes estudiantiles que se realizaban en el ecuador de una carrera; como término de una fase iniciática y de advenimiento a una nueva fase de madurez. En estas semanas, el Gobierno de Navarra, con el cierre de su Presidenta, se ha prodigado en ruedas de prensa explicando la gestión de sus diversos Departamentos en el ecuador de la legislatura.

Más allá del contenido de esos balances,  del que nuestro competitivo sistema político dará cumplida cuenta, todo paso del ecuador tiene algo de simbólico. Por un lado, representa la pérdida de la Edad de la Inocencia. Ya no es aquel gobierno que tomó posesión hace más de dos años sin contar con experiencia alguna en gestión pública. De hecho, al año de constituir el gobierno, la presidenta anunció una profunda remodelación en sus direcciones generales. Seguro que han aprendido, a marchas forzadas, que la gestión pública no es igual que la gestión privada. La gestión pública tiene mucho de procedimiento para lo que se necesita tiempo e institucionalidad. Los impactos sociales de las decisiones  se notan a largo; pocas veces, a corto. Por otro lado, la memoria del gobierno anterior se pierde. Barcina no deja de ser sino un recuerdo cada día más lejano.  Este gobierno se bautizó como el del Cambio y se afanó desde un primer momento en mostrar ese carácter como virtud. Pasados  dos años, el cambio ya no es tal porque el gobierno anterior ya está desplazado.

Seguir leyendo »