eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gregorio Sabater Navarro

Gregorio Sabater es Licenciado en Historia y Periodismo en la Universidad de Murcia, y doctorando en Historia Contemporánea por la Autónoma de Madrid. Colabora en diferentes medios de comunicación.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2

La ausencia de la cuestión regional en los partidos murcianos

No, los murcianos no somos los más españolistas de todo el Estado. Desterremos de una vez el tópico. Si nos atenemos a los datos publicados por el CIS en 2015, únicamente el 13,6% de los encuestados dijeron sentirse “sólo españoles” o “más españoles que murcianos”, opciones que podríamos considerar propiamente como “españolistas”, y que, sin embargo, ascienden al 18% en Aragón, y a un muy destacable 30,5% en la Comunidad Valenciana. Es decir, hay territorios donde existe una mayor identificación española como referencia identitaria única, ignorando la dimensión regional. Así que topicazo desterrado.

Cierto es que, a la par de ese españolismo, hay un 4,6% de aragoneses que se sienten más de su terruño que españoles o incluso sólo aragoneses, cifra que asciende a un 7,4% en el caso de los valencianos, por sólo un 2,2% de murcianos. Pero las diferencias porcentuales en este segmento son bastante menores que en el anterior.

Seguir leyendo »

La bandera como síntoma

El izado exclusivo de la bandera española en la celebración oficial del 9 de junio en la Glorieta, más que una anécdota pasajera resulta todo un síntoma de algo que va más allá de la apariencia.

A muchos les puede parecer un simple detalle sin importancia, pero cuando analizamos el resto de imágenes de ese acto, la presencia testimonial de la enseña murciana en su teórico día, que más parecía la celebración del 12 de octubre en pleno junio, indica que quizás tengamos un problema con los ignorados símbolos regionales. Más aún si consideramos que, “gracias” a la protesta de una asociación cartagenera, se llegaron a ver más banderas riojanas en las calles que los cuatro castillos y las siete coronas.

Seguir leyendo »

Laicismo y Semana Santa

A vueltas del revuelo generado en Murcia en torno a la moción “laicista” del grupo municipal Cambiemos y la respuesta que ello ha generado en el mundo cofrade y otros ámbitos de las tradiciones religiosas de la ciudad, me gustaría anotar una serie de apreciaciones que podrían pasar desapercibidas en momentos de polémica desatada como el actual.

La primera de todas es mi opinión estrictamente personal de que en este “calentón” cuaresmal, las dos partes en liza han cometido sendos "pecados" de planteamiento y forma.

Seguir leyendo »

PAS y la “nueva política”

A Pedro Antonio Sánchez no le quedaba otra: ser el apadrinado del viejo aparato en el peor momento en décadas para los populares. Gracias, entre otras cosas, a la indigesta herencia de sus mentores y a la suya propia como alcalde en tiempos del ladrillo, justifica que lo apueste todo a una teórica renovación imposible.

El PP murciano es hoy lo más parecido a un personaje de Lampedusa y su conocido mantra de “que todo cambie para que todo siga igual”. De ahí esa obsesión inicial del presidente con los 'selfies' y el estudiado fichaje de la joven consejera-portavoz y el magnífico 'look' de sus gafas.

Seguir leyendo »

El culebrón del AVE

Del culebrón del AVE pocas sorpresas quedan ya por ver. Una historia que definitivamente no acabará en la vitrina de nuestros grandes éxitos colectivos.

Haciendo un breve resumen, por si alguien se ha perdido por el camino, primero se habló de una estación provisional en Los Dolores mientras se hacía el soterramiento. Luego se planteó si podría llegar a Beniel y mediante lanzaderas conectar con el Carmen. Más tarde asumimos que lo traerían a la estación de siempre, y (con elecciones de por medio) que el objetivo primordial sería su llegada inmediata. El soterramiento pasaba de esta manera a ser algo secundario; no hay nada mejor que las urnas para que aparezcan las prisas que nunca hubo.

Seguir leyendo »

El 20-D en clave murciana

Haciendo una lectura regional de los resultados del 20-D, resulta interesante comprobar cómo la izquierda sociológica murciana suele recurrir a la autoflagelación post-electoral con inusitada frecuencia –a excepción de los “aparatos” de los partidos, que siempre ganan por más que bajen en votos–. El derrotismo es práctica común desde los tiempos en que pasamos de ser una región moderadamente progresista a abrazar de forma masiva el conservadurismo popular.

Esto es algo que ya ocurrió el pasado mayo, cuando tras las elecciones del “cambio” muchos esperaban un terremoto político más potente del que finalmente se produjo, sobre todo en la Comunidad Autónoma y municipios importantes como Murcia o Molina de Segura, con pérdidas de mayoría absoluta que finalmente no propiciaron cambios de gobierno.

Seguir leyendo »

Servilismo y ferrocarril

Cuando visitaba otras provincias, no necesariamente más pobladas que la nuestra, y contemplaba sus modernos servicios de cercanías, su red electrificada, sus estaciones con renovadas instalaciones o sus decentes trayectos de larga distancia, siempre me preguntaba: ¿qué ocurre con la Región de Murcia (la séptima provincia en población de un total de cincuenta) para que seamos la “tonta del bote”?

Semejante abandono secular adoptó tintes de tragedia cuando en el 2003 se produjo el accidente de Chinchilla. Un Talgo chocó con un tren de mercancías provocando 19 muertos y 65 heridos. Sólo entonces el Ministerio se decidió a modernizar el obsoleto método telefónico que todavía organizaba nuestro tráfico ferroviario de vía única. Mejoras a golpe de accidente. Si no, es muy posible que todavía hoy 'disfrutáramos' de semejante anacronismo.

Seguir leyendo »

¡No es (sólo) el AVE!

Resultan cansinos los argumentos de aquellos que pretenden que el AVE llegue cuanto antes y como sea a Murcia, como si su llegada supusiera un beneficio instantáneo y su ausencia nos estuviera perjudicando. Esa “obsesión” por el AVE, tan electoral y partidista –porque esos mismos callaban cuando hace cinco años llegaba a Valencia mientras aquí las veíamos venir- parece que no les deja ver lo que realmente subyace en este debate: el secular abandono al que Fomento ha sometido y somete al ferrocarril en la Región de Murcia.

Que en el 2015 toda la red ferroviaria de la séptima provincia por población de España (que cuenta con el séptimo municipio por población del país) sea de vía única sin electrificar; que todas sus estaciones e infraestructuras sean de poco menos que de 1865; que no se haya soterrado ningún tramo urbano; que sus servicios sean tercermundistas; que el Corredor Mediterráneo suponga una quimera por estos lares; que la red de cercanías que utilizan 2 millones de personas al año –ya que también afecta a la vecina provincia de Alicante, quinta del país en población- parezcan salidos de Marruecos (con mis respetos a los ferrocarriles marroquíes), es una vergüenza sin paliativos. Una vergüenza que ni veinte 'AVES' van a solucionar.

Seguir leyendo »

Un problema llamado “PAS”

Creo que pasará a la historia de la política murciana el callejón sin salida al que Ramón Luis Valcárcel ha conducido a su partido por pura cabezonería –y supongo que por algún otro interés-, cuando apostó por encastillarse de la peor de las maneras en un momento crucial en la historia reciente, manteniendo el plantel de sospechosos investigados por la justicia, evitando cualquier tipo de regeneración en su partido, marginando al presidente Garre y poniendo de candidato a un alcalde de la era del ladrillo, simplemente por ser su más querido delfín.

Pues bien, tras el 24-M y a pesar de nuestra inefable Ley Electoral -ésa sí que “retuerce” cada cuatro años la voluntad de los murcianos-, todo aquel plantel se ha visto obligado a hacer las maletas, excepto, claro está, el candidato 'PAS'. Pero he aquí que el pasado siempre vuelve, y a pesar de los intentos de Pedro Antonio Sánchez por mostrarse como una nueva cara con nuevas formas –aunque el primer día amenazó con repetir elecciones, todo sea dicho-, lo cierto es que su credibilidad como opción “regeneradora” es nula viniendo de donde vienen sus apoyos y teniendo en cuenta su pasado reciente.

Seguir leyendo »

¿Quiénes somos los murcianos?

Suele ser habitual definir lo murciano en forma de descarte, es decir, en negativo –la famosa máxima de que no somos ni castellano manchegos, ni valencianos ni andaluces aunque tengamos algo de todos ellos-. Pero no nos creamos exclusivos por esa realidad “mestiza”, ya que eso no explicaría la ausencia de una definición en positivo –somos-.

¿Qué son los valencianos sino una mezcla de catalanes del sur en el litoral y de aragoneses en las comarcas del interior? ¿Cuál es la realidad “riojana” aparte de ser un trozo de Castilla en tierras del Ebro influidas por Aragón? ¿Hasta qué punto se diferencia un extremeño de Badajoz de un andaluz occidental en su común carácter meridional?

Seguir leyendo »