eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

José Fernández-Albertos

Doctor en ciencias políticas por la Universidad de Harvard. En la actualidad soy investigador permanente en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC. La mayor parte de lo que escribo trata de las relaciones entre política y economía.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 989

Tres miradas al barómetro del CIS sobre Catalunya

Todos los barómetros del CIS que incluyen indicadores electorales y de valoración política suscitan siempre una gran expectación y son ampliamente comentados por los medios de comunicación. Sin embargo, la expectación generada por el último barómetro que ha dado a conocer este organismo público, a través de su página web, seguramente bate récords. Se esperaba este barómetro, realizado entre el 2 y el 11 de octubre, para valorar el impacto, a nivel nacional, de la crisis catalana en el clima social y el pulso electoral. Se trata del primer estudio de opinión pública realizado por el CIS después de que se produjera el estallido de la crisis catalana, tras la celebración el pasado 1 de octubre del referéndum independentista.

El acusado incremento de la preocupación social por la situación de Catalunya ha sido uno de los resultados que más se han comentado. Algo que no es de extrañar, si tenemos en cuenta que el desafío independentista se ha convertido en un solo mes en la segunda preocupación ciudadana, sólo superada por el paro y desbancando al tercer puesto del ranking de problemas la inquietud que genera la corrupción y el fraude.

Seguir leyendo »

Encuestas en la montaña rusa: cinco motivos para ser prudentes

Ante la inminencia de las elecciones catalanas convocadas para el próximo 21 de diciembre, se nos viene encima una nueva avalancha de estudios demoscópicos que aspiran a orientarnos sobre lo que ocurrirá en dicha contienda. En este blog solemos defender el trabajo de los responsables de estos estudios, y queremos ahora llamar la atención sobre lo difícil que lo tienen esta vez, en especial cuando se evalúa la calidad de su trabajo de forma estrecha e injusta por cuánto sus predicciones se acercan del resultado final de la votación. En este contexto actual, predecir el resultado de las elecciones al Parlament es particularmente difícil, por los siguientes motivos. Seamos por tanto prudentes a la hora de leer e interpretar las estimaciones que veremos en las próximas semanas.

1. Escenario cambiante plagado de “eventos” con capacidad de alterar las preferencias políticas.

Seguir leyendo »

La hora de los valientes

Vivimos tiempos convulsos, tiempos que han desatado una polarización en las acciones y una inflación retórica sin precedentes. Los ejemplos abundan y no es nuestra intención amonestar a nadie. Nuestro objetivo es otro, pensar una posible salida al aparente bloqueo al que la gestión del pre y post 1-O nos ha traído.

Nuestro análisis y nuestra recomendación parten de varias premisas. La primera es que estamos ante un problema político de primer orden que, más allá de lo que ocurra en los próximos días, no se resuelve simplemente con la invocación a la legalidad. Creemos que esa falta de audacia en la búsqueda de soluciones políticas a demandas políticas es una parte de lo que nos ha llevado a la espiral de polarización actual que nos preocupa a todos.

Seguir leyendo »

Secesiones democráticas

¿Cuándo una secesión puede considerarse como “democrática”? En el polarizado debate actual, la calificación sobre los procedimientos de unos y otros como “democráticos” o “antidemocráticos” sigue lógicas totalmente diferentes en función de quién los use. Para unos, lo que define un procedimiento como democrático es que se adopte de acuerdo a la regla de mayoría, contando preferencias individuales según el principio de “una persona, un voto”. Si los catalanes votan, y una mayoría de ellos decide optar por la formación de un nuevo Estado, estaríamos ante una secesión “democrática”. Para otros, lo que define algo como democrático no es la existencia de una mayoría en una parte del territorio, sino el respeto a los procedimientos a través de los cuales opera el régimen democrático existente. La secesión supone una ruptura del pacto original, y por ello ha de ser tramitada siguiendo los procedimientos constitucionales sobre los que se asienta el régimen democrático. Fuera de la legalidad constitucional no caben las secesiones “democráticas”. 

En el choque de estas dos lógicas estamos instalados desde hace ya bastante tiempo. ¿Es posible conciliarlas? A continuación expongo mi humilde intento.

Seguir leyendo »

La dimensión política del rechazo a la globalización

La reciente controversia por la ratificación del CETA en el Congreso de los Diputados ha vuelto a poner en el centro del debate la cuestión del apoyo ciudadano a la internacionalización económica y la sostenibilidad democrática del proceso de globalización. No discutiré aquí sobre las virtudes y defectos del CETA o de la nueva generación de acuerdos comerciales, ni sobre si son la mejor forma de contener a los críticos o por el contrario de alimentarlos. Hablaré de un problema que creo que antecede a todos estos debates, el de qué subyace al creciente escepticismo ciudadano hacia la globalización.

La mayor parte de los análisis sobre por qué la internacionalización económica es hoy contestada cargan el peso de la culpa en sus efectos distributivos. Aunque la apertura económica expanda la economía en su conjunto, los economistas saben muy bien que no todos los individuos experimentan con el comercio las mismas consecuencias. Habrá grupos ganadores (de acuerdo a uno de los principales modelos, los dueños de aquellos factores de producción que sean más abundantes en el país que en resto del mundo), y grupos perdedores (los dueños de factores relativamente escasos). Para los economistas, no es ninguna sorpresa por tanto que en los países más ricos, abundantes respecto al resto del mundo en mano de obra cualificada, y escasos respecto al resto del mundo en mano de obra no cualificada, la internacionalización económica beneficie a los primeros y perjudique a los segundos. 

Seguir leyendo »

¿Cosmopolitas por Corbyn? Unos apuntes para entender las elecciones británicas

A pesar de que en el momento de convocar las elecciones la práctica totalidad de los analistas y los sondeos anticipaban una victoria holgada de los conservadores de Theresa May y un descalabro de los laboristas liderados por Jeremy Corbyn, la sorprendente recuperación de estos últimos durante la campaña ha dado al traste con la mayoría absoluta conservadora en la Cámara de los Comunes. A continuación ofrecemos algunos apuntes para tratar de entender lo que ha ocurrido el jueves en el Reino Unido.

1. ¿Derrota de May, o victoria de Corbyn?

Seguir leyendo »

Los datos de Eurovisión

Hoy martes 8 de Mayo comienza uno de los eventos culturales disfrutados (y aborrecidos) de manera más compartida por los europeos: el festival de Eurovisión. El martes y el jueves se celebrarán las dos semifinales, y el próximo sábado la gran final. Si les parece irresponsable que un blog serio como Piedras de Papel dedique su espacio a un tema tan intranscendente como este, igual es porque no conocen la abundante literatura académica que ya ha estudiado la cuestión. Pero es todo más sencillo: Eurovisión genera abundantes datos, sirve para comparar países, y además a muchos de nosotros nos entretiene con intensidad durante una semana. Por mi parte, más que suficiente para lanzarse a la frivolidad. Advierto que en las líneas que siguen no hablaré de uno de los temas de discusión favoritos de los eurofans: las afinidades y rivalidades entre países y cómo éstas se reflejan en las votaciones. Los interesados en el tema pueden recurrir a algunos de los estudios vinculados más arriba.  

El hecho de que se cuantifique mediante el conocido sistema de puntuación por países el éxito de las canciones nos permite no sólo poder comparar las actuaciones dentro de una misma edición, sino ver qué canciones han logrado suscitar más apoyos en toda la historia del certamen. Como en Eurovisión no siempre han participado el mismo número de países, uso como indicador no el número total de puntos recibidos, sino la proporción de puntos respecto del máximo de puntos posible. El índice va por tanto de 0 (si la canción no recibe un solo voto, lo que le ocurrió a Remedios Amaya con su "Quién maneja mi barca") a un hipotético 1 (si la canción recibe los famosos doce puntos de absolutamente todos los países que votan). La tabla muestra las cinco canciones más votadas en Eurovisión desde 1975 (es el primer año recogido en la base de datos usada en este análisis; uso sólo los datos de las finales). La canción que más consenso ha suscitado entre los europeos en los últimos cuarenta años de historia del festival ha sido la reciente "Heroes", interpretada en 2015 por el sueco Mans Zelmerlow, que obtuvo nada menos que un 78% del máximo posible de votos. 

Seguir leyendo »

Nuevos partidos, ¿nuevos ejes de competición política?

Uno de los argumentos que se han usado para tratar de entender el nacimiento del nuevo sistema de partidos, más plural y fragmentado, es el de que los partidos "tradicionales", supuestamente atados por sus lastres ideológicos y organizativos, eran incapaces de representar las cada vez más complejas estructuras de preferencias ideológicas de los votantes. Al haber solo dos grandes partidos con capacidad de alcanzar el poder, los votantes estábamos condenados a elegir entre dos "paquetes" de políticas, sin capacidad para poder elegir de cada uno de ellos solo las cosas que se aproximaran a nuestras preferencias. La nueva oferta asociada a la llegada de nuevos partidos, de acuerdo a esta lógica, permitiría a los ciudadanos elegir combinaciones nuevas de propuestas políticas, haciendo posible que tengan en cuenta a la hora de votar otros temas que la competición bipartidista limitaba. En jerga de politógos, una de las "ventajas" del pluripartidismo, y por ello quizá una de sus posibles causas, es que permite la existencia de una competición multidimensional, en el que no haya un solo eje de conflicto político, el tradicionalmente asociado a la división entre "izquierda" y "derecha". (En aquellos territorios en los que existe un conflicto en torno al reparto del poder territorial la competición electoral siempre se ha desarrollado en más de un "eje", y no es casualidad que en ellos surgieran sistemas de partidos más fragmentados). 

¿Es la aparición de nuevos ejes de conflicto político en la competición electoral lo que explica o posibilita el nacimiento de los nuevos partidos, Podemos y Ciudadanos? ¿Gracias a ellos las elecciones ya no está monopolizadas por el debate entre "izquierda" y "derecha"? Para tratar de responder a esta pregunta voy a presentar los resultados de tres ejercicios realizados a partir de la encuesta realizada por el el CIS justo después de las elecciones del pasado Junio. La virtud de esta encuesta es que, además de recoger el recuerdo de voto de los encuestados, también pregunta por sus posiciones en una serie de cuestiones de relevancia política: si cree que hay que priorizar la seguridad a la libertad o viceversa, si la diversidad cultural que traen los inmigrantes es positiva o pone en peligro nuestros valores y cultura, además de la posición en la dimensión económica clásica respecto al papel del Estado en la economía (si deberían mejorarse los servicios públicos y prestaciones sociales aunque haya que pagar más impuestos, o habría que pagar menos impuestos aunque signifique reducir servicios públicos y prestaciones sociales), todas ellas medidas en una escala del 0 a 10.

Seguir leyendo »

¿Sabe ganar elecciones Susana Díaz?

La carrera por la secretaría general del PSOE está ya lanzada. Como es natural, uno de los principales temas de debate en las próximas semanas será el de qué candidato es el más competitivo electoralmente. En estas discusiones, los partidarios de Susana Díaz suelen defender que, a diferencia de sus contrincantes, ella “sabe ganar elecciones”. Es un hecho indiscutible que cuando ella encabezó la lista del PSOE de Andalucía en las últimas elecciones autonómicas, su partido fue el más votado. ¿Pero podemos atribuir a Susana Díaz este éxito? Es razonable pensar que una de las razones por las que Díaz haya cosechado en Andalucía mejores resultados que López en Euskadi o que Sánchez en el conjunto de España es porque ella competía en un electorado particularmente afín al PSOE.

Una forma ideal de evaluar si Susana Díaz de verdad logra “ganar elecciones” sería construir varios universos paralelos en los que la candidata del PSOE a presidir la Junta de Andalucía en las elecciones de Marzo 2015 hubiese sido otra persona, y comprobar después en qué medida Susana Díaz mejoraba o empeoraba los resultados del PSOE en esos universos paralelos. Lamentablemente no nos es posible hacer ese ejercicio, pero sí podemos algo que se le parezca.

Seguir leyendo »

Trump como experimento natural

¿Producen las democracias mejores resultados económicos que las dictaduras? ¿La igualdad produce burocracias más neutrales y transparentes? ¿El comercio internacional reduce los conflictos bélicos entre los países? Evaluar la validez empírica de las principales preguntas de la ciencia política no es fácil. La razón es que, a diferencia de la mayor parte de nuestros colegas en las ciencias “duras”, los científicos sociales difícilmente podemos examinar las consecuencias de los fenómenos en condiciones de laboratorio, es decir, aleatorizando la exposición de las unidades de análisis (los individuos, los municipios, los países,…) a los diferentes tratamientos (ser una democracia, tener una distribución de ingresos igualitaria, estar más o menos expuesto a la internacionalización económica,…).  Para muchas preguntas de investigación, la posibilidad de “aleatorizar tratamientos” sencillamente no existe: los politólogos podemos hacer muchas cosas, pero aún no nos dejan seleccionar aleatoriamente un número de municipios, imponerles un gobierno de coalición, forzar que en el resto haya un gobierno unitario, y observar las diferencias entre ellos. Ante esta imposibilidad, buena parte de los esfuerzos de las ciencias sociales empíricas se han dedicado a buscar soluciones a este problema. Una de ellas es la explotación de lo que en el gremio se conoce como experimentos naturales.

Un experimento natural es un estudio que explota el hecho de que la exposición de las "unidades" (los individuos, los países) al “tratamiento” en cuestión, aunque no es realizado por el propio investigador (es “natural”), puede defenderse que se deba al azar. Así, por ejemplo, hay estudios que usan como experimento natural el haber sido premiado por la lotería, lo que les permite medir el efecto de los ingresos en las preferencias políticas (spoiler: los ganadores se vuelen más contrarios a la redistribución), o el haber sido un territorio alcanzado por las invasiones napoleónicas, lo que permite evaluar las consecuencias económicas de las rupturas institucionales (spoiler: cargarse las instituciones del antiguo régimen hizo más bien que mal).

Seguir leyendo »