eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Román Delgado

Nació en 1968 en Los Realejos (Tenerife). Es geógrafo y periodista, y ha trabajado como comunicador en Diario de Avisos, donde fue director y director adjunto (2010-2013), en El Día y en La Opinión, todos ellos diarios que hoy se editan en Santa Cruz de Tenerife. Su labor profesional en el ámbito periodístico ha sido reconocida con los premios de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias y de la Cámara de Comercio de la provincia tinerfeña, en este caso con el galardón Antonio Carballo Cotanda. Ha publicado dos colecciones de cuentos: Creaciones Urgentes y Policromía, y le gusta hacer de todo. Ama las galerías que en vez de traer agua se destinan a guardar el vino.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 122

Silencio, llueve

–Nada, hijo, que llueve. Llueve por soleares y, si con dos gotas de agua todo se pone que no hay quien ande, pues imagínate con tremendo disparate. Antonio, así es la vida, hijo… ¡Cambia de cara, joder!, que en nada iniciamos la charla de política. ¿Tienes algo preparado? Anda, anda…, que quiero calentarme de una vez.

Seguir leyendo »

El platanero canario encadena otra semana teniendo que retirar fruta del mercado, esta vez 1,3 millones de kilos

Los plataneros canarios, los que más aportan a la economía agraria en las islas, tienen un problema, o quizá mejor: repiten su más relevante problema en los últimos años, que es la imposibilidad de garantizar la venta de toda la fruta que cortan en el prácticamente único mercado fuera de las islas. Este, a día de hoy, sigue siendo el de Península, y ya está.

Una semana más, y con ello son dos seguidas, la entidad que agrupa a todas las organizaciones de productores de plátanos (seis OPP) en las islas, Asprocan, ha tenido que solicitar autorización a la Consejería de Agricultura para retirar del mercado nada más y nada menos que 1,3 millones de kilos (el 15% de la marca de corte, en 8,7 millones de kilos esta semana), lo que ese departamento del Ejecutivo autonómico ha tenido a bien autorizar.

Seguir leyendo »

Manises tostados

De todas las cosas sencillas, cotidianas y vulgares que me han ocurrido en las últimas horas, y dejo al margen las que uno siempre guarda con doble candado (también llamadas personales o íntimas), me quedo con la minitapa de manises tostados, ricos, muy ricos, que estos días me puso el amigo Andrés sobre la enésima barra de acero inoxidable que hay en esta ciudad repleta de hitos de la Gesta del 25 de Julio.

Eso sí que fue un hito, después de colas de coches, semáforos que no se dejan querer, inquietud breve e intermitente y caída hacia la costa desde la obrera y desempleada Ofra. Así llegué al lugar en que mejor sombra dan los laureles, dejé el trasto en su sitio oscuro y pensé:  pa’rriba, para la torre, que no sé si saben que ya no trabajo en la cueva, o para la plaza, al lugar que en mi barrio, y en tantos otros, se decía que se podía ir a llorar y a escuchar misa, y a enamorar y a activar el magreo, y a fumar porros verdes o marrones.

Seguir leyendo »

Los plataneros canarios destruyen un millón de kilos de la fruta recolectada durante esta semana

Esta vez la culpa es del exceso de calor en los meses de septiembre y octubre previos y la presencia cercana del puente de diciembre, en la semana del 4 al 10. Esos dos factores están en el origen de la decisión adoptada por Asprocan (la organización agrícola que agrupa a todos los plataneros canarios) y de aplicación esta semana, cuando se ha trasladado a los productores de esa fruta en las islas la obligatoriedad de una pica (retirada de fruta del mercado y, por lo tanto, su destrucción) del 10%, lo que implica que en torno a un millón de kilos de la marca de corte semanal, en torno a los 10 millones, no se comercializarán.

La medida ha sido autorizada por la Consejería de Agricultura y parte de esa cantidad de un millón, una fracción muy reducida por ahora, irá al Banco de Alimentos, a atender tareas de beneficencia.

Seguir leyendo »

Punteando la muerte

Estación (1)

Ahora hay trenes que ya casi no hacen ruido. Son trenes pero no se parecen a los trenes de las películas en blanco y negro; tampoco a los que cruzaban la extensa meseta con llegada imposible de cronometrar. Ahora los trenes son silenciosos y el silencio en muchos casos incluso se enquista en los vagones. Somos dos iguales, o mejor, casi iguales, y estamos a punto de acomodarnos en el vehículo que nos conduce al último resquicio de esperanza.

Seguir leyendo »

La Inspección de Trabajo detecta cada día ocho trabajadores sin contrato en Canarias

La Inspección de Trabajo ha detectado en la Comunidad Autónoma de Canarias un promedio diario de ocho trabajadores sin contrato laboral en el primer semestre de este año, lo que solo ha sido posible con la programación ordinaria de actuaciones fijada por el mencionado departamento, que depende de la Administración General del Estado.

Con esa media de hallazgo de empleos irregulares por jornada en las islas, la cifra absoluta se colocó en nada más y nada menos que 1.505 trabajadores localizados sin disponer de relación laboral formalizada, que es justo el número de empleos que en el periodo de análisis ha aflorado de la economía sumergida, no sin antes someter a los empresarios incumplidores de la normativa laboral vigente a importantes sanciones económicas.

Seguir leyendo »

Pedro Martín venció a Gloria Gutiérrez en las agrupaciones del norte y no dio opción alguna en las del sur

Pedro Martín fue el mejor y más apoyado en la primarias del PSOE tinerfeño celebradas este domingo pasado de este a oeste y de norte a sur, en todos los puntos cardinales de la isla. El también alcalde de Guía de Isora venció a Gloria Gutiérrez en la suma de las agrupaciones del norte, según los datos oficiales a los que ha tenido acceso Tenerife Ahora; en el área metropolitana, la capital Santa Cruz de Tenerife, y, como estaba previsto, no dio opción alguna en los centros de voto del sur, su espacio natural de influencia y donde sin duda consolidó su amplia diferencia final, con casi el doble del respaldo logrado por Gutiérrez.

Martín venció en estas elecciones internas del PSOE en Tenerife con 1.038 apoyos (el 63%) frente a los 614 de su contrincante, Gloria Gutiérrez, que así obtuvo un respaldo efectivo del 37%. Hubo 23 votos en blanco en estos comicios.

Seguir leyendo »

Castañas de Luisa

A nada de que toque en todas las puertas del pueblo la festividad de San Andrés, se garabatea en mi mente un mero reflejo de la azotea de la abuela con los sacos de tela secos y extendidos, sometidos al poco calor del día, y sus castañas esparcidas y ordenadamente separadas a lomo de aparatos que antes calentaron papas: primero de semilla y luego blancas, rosadas, rojas o bonitas, las del cuarto oscuro.

En esos sacos marrones, envejecidos por el paso del tiempo y llenos de moratones, zurcidos y con suciedades arrebatadas, la abuela siempre colocaba, con todo lujo de detalles y estación tras estación, sus castañas, para que sobre esas telas paupérrimas pero efectivas los frutos más queridos del otoño terminaran de morir y de transformarse en algo más exquisito que la primigenia castaña caída del árbol robusto y luego robada del erizo.

Seguir leyendo »

Pedro Martín gana las primarias a Gloria Gutiérrez y se convierte en el nuevo secretario general del PSOE en Tenerife

Pedro Martín, actual alcalde de Guía de Isora y uno de los dos aspirantes en primarias a la secretaría general del PSOE en Tenerife, ha sido el político más apoyado en las elecciones internas celebradas este domingo en la isla, con las urnas cerradas en las agrupaciones locales desde las 20.00.

Según los resultados oficiales servidos en rueda de prensa esta noche de domingo, Pedro Martín ha ganado con solvencia a Gloria Gutiérrez, a la que ha superado con casi el doble de los votos: hubo 1.038 apoyos para Pedro Martín (63%) y 614 para la ex directora general de Trabajo en el Gobierno de Canarias Gloria Gutiérrez, con el 37%, estos porcentajes sin contar las 23 papeletas emitidas en blanco.

Seguir leyendo »

El testigo mirón

Con lo que suele fastidiar que no te cojan el teléfono, más si el que llama es autoridad de la Justicia o bien agente de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado... A ello aquel oscuro día se unió que en el interior del búnker tampoco descolgaran el telefonillo para al menos esbozar un... “Diga, ¿quién es...? Ah, sí, pero es que el señor ahora mismo no está. Se halla ausente. Lo siento mucho, de verdad. Le diré, cuando regrese a casa, esto sí, que ustedes lo andan buscando. Por favor..., y ¿de parte de quién le comento que vienen...? Perdón..., pero es que no lo entiendo...”. Y entonces llega el grito áspero: “Del juzgado, señora; que nos manda el juzgado, señora. Somos los mismos que ya lo hemos llamado sin éxito al número de móvil que tuvo la decencia de dejar al juez, el mismo que no coge ni de coña, el mismo que seguro que no paga. Y, por cierto, ¿está usted segura de que el señor, por decirlo sin meter la pata, no está por ahí? ¿Está usted segura..., que le habla la policía, la misma autoridad..., eh?”. “Bueno, señor, que yo acabo de llegar hace nada a esta casa como persona encargada de las actividades domésticas y solo le puedo decir, que ahora usted me ha puesto muy nerviosa, ¡oye!, que eso mismo es lo que él dijo que yo dijera en caso de que alguien llamara a la puerta de la mansión. Y esto es lo que me atrevo a señalar, que ya usted sabe: ‘El señor se halla ausente; en este mismo momento, no se encuentra en casa. Repito”. “O sea... –dijo el policía con tono subido–. ¿Pero está o no está el señor...? ¿No me estará engañando, verdad? Le aseguro que no entro a por él porque no puedo, que, si tuviera orden judicial, ya él vería. Menudo cachondeo se tiene este en el búnker, con persianas bajadas, a oscuras, con los perros atados y sus bozales puestos, y con los coches de lujo escondidos bajo techo. Bueno..., que usted, sin tener culpa alguna, me está hartando y no tengo ganas de descargar toda mi ira en su... Dígale a su querido señor, al que no abre la puerta ni coge el móvil, pese a que lo llama la Justicia, que volveremos pronto...”.

Los policías siguieron tocando el timbre una y otra vez, pero allí solo había silencio. Detrás de la leve abertura de una persiana rota, en el segundo piso, él esperaba a que se fueran.

Seguir leyendo »