eldiario.es

Focos

Salvador García Llanos

Periodista

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 19

La excelencia pasa por menos ahogamientos

Puede creerse que los accidentes de tráfico sean el tipo que mayor número de muertes causa en Canarias. Y sin embargo, las estadísticas indican lo contrario: el pasado año, treinta y ocho personas dejaron la vida en las carreteras insulares; y en las playas canarias, setenta y dos, casi el doble, fallecieron por ahogamiento. Más datos: en lo que llevamos de 2017, han muerto por esta causa veintiséis personas, por lo que estamos, a falta de ocho meses -entre ellos los veraniegos- para concluirlo, ante el número más elevado desde 2000. A estas alturas, en 2016, se habían ahogado en aguas canarias dieciséis personas.

Las cifras no pueden causar indiferencia. Hay que reconocer al periodista grancanario, Sebastián Quintana, la iniciativa de una campaña audiovisual que bajo el título Canarias: 1.500 kilómetros de costa, trata de sensibilizar para, cuando menos, reducir estos registros que, entre otras cosas, pueden terminar convirtiéndose en una contrariedad para la propia promoción de nuestra oferta turística. Las playas canarias no pueden ser sinónimo de inseguridad. Ni para nativos ni para visitantes.

Seguir leyendo »

Conversar, el eslabón perdido

Le han venido a dar la razón al crítico y pensador alemán Walter Benjamin que, antes de su misteriosa muerte en Portbou (1940), llegó a escribir que “la libertad de hablar se está perdiendo”.

El novelista norteamericano James Dashner, autor de la saga The maze runner (en español algo así como El corredor del laberinto), cuya adaptación cinematográfica constituyó un señalado éxito comercial, se preguntaba en 2009 “cuál era el punto de siquiera tener una conversación, cuando no se podía confiar en las palabras”.

Seguir leyendo »

Ausencia

El caso es que el Puerto de la Cruz ha quedado fuera de la firma, en Madrid, de la carta fundacional de la Asociación de Municipios Turísticos de Sol y Playa, suscrita por los alcaldes de Adeje, Arona y San Bartolomé de Tirajana. Aunque haya tiempo de adherirse -un suponer, nadie ha dicho nada-, lo cierto es que, en el arranque, la ausencia portuense se interpreta como una señal más de la pérdida de peso -el liderazgo hace tiempo que pasó a otras manos, más potentes- en el concierto de los municipios turísticos. A las tres localidades canarias citadas, hay que sumar Calviá, Lloret de Mar, Salou, Benidorm y Torremolinos, de lo más granado en el ámbito de los destinos españoles.

La flamante asociación está avalada por la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), la patronal del sector. Los ocho destinos firmantes representan, por sí solos y con diez millones y medio de viajeros, más del 10% de los casi cien millones de movimientos turísticos registrados en España en 2016; y el 16,5% de los trescientos treinta millones de pernoctaciones. De tal asociación, de lo que simboliza su constitución y puesta en funcionamiento, ha quedado fuera el Puerto de la Cruz.

Seguir leyendo »

Groserías y ordinarieces

No es que se abra vena puritana alguna ni escandalicen a estas alturas las expresiones desde la tribuna de oradores: se habla tan mal en tantos lados, incluidos los medios de comunicación, que los tacos, las locuciones, las soeces y los denuestos han terminado conviviendo hasta en lugares donde se supone que debe guardarse un cierto respeto y hasta una cierta pulcritud en el manejo del lenguaje y de las formas dialécticas. Uno de esos lugares es el Congreso de los Diputados, donde hemos escuchado días pasados una serie de groserías y ordinarieces que si son un elemento de la nueva política, desde ya hay que decir que es preferible la de siempre, la que, siquiera de vez en cuando, aportó excelentes oradores que no solo honraron la institución sino que la pusieron en el nivel que puede aguardarse y contribuyeron a un ilustrativo conocimiento de los asuntos que nos conciernen.

Ni siquiera el empleo del lenguaje coloquial o de la calle para argumentar en el Parlamento justificaría la utilización de frases que ya forman parte del Diario de sesiones y que quizá algún día se vuelvan en contra de quien las profirió. Ya se verá entonces su capacidad de encaje. Pero ahora, las expresiones del portavoz parlamentario de Podemos, Pablo Iglesias, a propósito de la aplicación de los denominados vetos presupuestarios por parte del Gobierno, han resultado de mal gusto, como demostrativas de que se encuentra desubicado y que confunde la tribuna de la Cámara con la de otros escenarios donde igual pasan inadvertidas o son despachadas entre sonrisas y aplausos. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, replicó con indiferencia no exenta de ironía: es lo que más duele en este tipo de cruces dialécticos. Y miren que para poner en evidencia al presidente, incluso en ese terreno que le gusta tanto, no hace falta tanta destreza dialéctica. Aquí fue el mismo Iglesias quien se puso y así cosechó algunas discrepancias de los suyos. Aunque parezca una obviedad aplastante: se espera que en la tribuna de las Cortes los intervinientes lo hagan con corrección, sin perjuicio de juegos de palabras, de pleonasmos o de expresiones coloquiales, de morcillas en fin, que se cuelan en una intervención sin que esta pierda enjundia. Se trata de hacerlo en el contexto en que el orador se encuentra. Si para romper el tedio o el aburrimiento, hay que recurrir a la fraseología que se aprende en los ambientes colegiales o en los bares, mejor invertir en otras cosas pues hablando así -repetimos: sin propensión a los puritanismos ni a los escandaletes- también se contribuye a robustecer el descrédito y el rechazo que, lamentablemente, la política inspira de facto.

Seguir leyendo »

Prevenir ciberadicciones y ludopatías

Las apuestas son el ¿penútimo? fenómeno en la sociedad española de nuestros días. Los británicos apuestan por todo, decían no hace mucho tiempo. Pues, venga, interpretando al pie de la letra, empiezan a abundar las opciones en medios audiovisuales y redes sociales. Se apuesta, por citar ejemplos, quién marcará primero antes del minuto veinte en determinado encuentro de fútbol; qué número de estatuillas obtendrá cierta película nominada; qué candidata ganará el concurso de belleza y cuál será el color del modelo que lucirá tal artista en la gala de entrega de los premios.

Desde que fue legalizado, allá en los albores de la democracia, el juego fue penetrando en este país. Casinos, bingos, loterías, tragaperras, quinielas, sorteos, rifas... distintas modalidades para probar fortuna y para ingresar por una vía fácil y rápida. Las penurias económicas extendidas y la crisis que no termina de marcharse han sido factores propicios para aumentar el interés, a ver si sale, porque en el bombo está. Ese interés conduce a la adicción, naturalmente. Y con la adicción, germinan las ludopatías. Las innovaciones tecnológicas y las facilidades para acceder al universo digital han hecho que se disparen hasta niveles insospechados.

Seguir leyendo »

Deuda ilegítima y recortes

Quieren revertir la grave situación económica y social que atraviesan muchos ayuntamientos españoles. Así arranca la Red Municipalista contra la Deuda Ilegítima y los Recortes, promovida por ediles de numerosas ciudades españolas -algunas, capitales de provincia-, a los que se han sumado actores y plataformas ciudadanas de todo el Estado, con un triple objetivo: propiciar el reconocimiento de la ilegitimidad de la deuda por medio de auditorías ciudadanas de la deuda y la gestión pública; construir un nuevo municipalismo que entrañe más soberanía y más autonomía; e informar, sensibilizar, empoderar y fomentar la participación ciudadana   en la construcción de ese nuevo municipalismo.

No será fácil, desde luego, pues se trata de erradicar vicios y acabar con prácticas que estrangulan a muchas haciendas locales; pero ya están dados los primeros pasos para impulsar nuevas políticas públicas y nuevas leyes que permitan, por fin, una financiación apropiada de las haciendas locales, libre de ataduras e hipotecas y de condicionantes políticas.

Seguir leyendo »

Alargascencia, algo brota

Empiezan a menudear las noticias sobre iniciativas de distintas organizaciones e instituciones públicas canarias que, persuadidas de la reutilización y el aprovechamiento, incluso desde el sector económico, dedican afanes a su implementación. Ojalá no sea una moda efímera sino que, como herramienta, termine consolidándose y se convierta en un instrumento clave para cualquier proyecto o programa de reciclaje que haga ver a muchas personas que lo de la sostenibilidad no es una palabra rara que solo está al alcance de unos pocos.

Bien es verdad que otro término que surge en este contexto no es menos raro: alargascencia. La asociación ecologista no gubernamental sin ánimo de lucro Amigos de la Tierra la patenta y da a conocer para intentar acercarse a su objetivo de fomentar un cambio local y global hacia una sociedad respetuosa con el medio ambiente, justa y solidaria. Se trata de una organización que, en su declaración de principios, dice creer firmemente que el centro de las políticas han de ser las personas y la Tierra, con mayúscula, sí.

Seguir leyendo »

Los mismos que denigran, jalean

La noria de la política no cesa en sus giros insondables e inesperados, acumulando contraposiciones de ideas y paradojas que abonan el desconcierto del personal, como si este no anduviera ya bastante harto de tanta contravención e incorrecciones que bastante desafección, por cierto, han generado.

Ahora es la controvertida figura de Pedro Sánchez, ex secretario general de los socialistas españoles y aspirante a volver a serlo, la que alimenta sentimientos contradictorios, puede que en muchos casos interesados, pero curiosos y reveladores de esa fase de inestabilidad política que caracteriza el país que intenta sacudirse la crisis pero no termina de lograrlo.

Seguir leyendo »

Jaque mate a la plusvalía

La resolución del Tribunal Constitucional (TC) que suprime la vigente regulación del Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, más conocido como plusvalía, no debe dejar indiferente a nadie, ni a administradores ni a administrados. Es una decisión trascendental que conllevará una revisión sustancial de este tributo local, una notable fuente de ingresos para los ayuntamientos. Y en hablando de modificaciones tributarias... ya se sabe. Cualquier cosa...

La plusvalía, un tributo directo de naturaleza municipal, hasta ahora, grava la revalorización de los inmuebles cuando son objeto de una operación de venta pero, en la práctica, es abonado siempre, aunque dichos inmuebles hayan perdido valor. Aquí se fundamenta la decisión del TC: no es legal aplicar un impuesto cuando no se ha producido una ganancia económica. El pago de la plusvalía se calcula en función del valor marcado por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), antiguamente conocido coloquialmente como 'la contribución'. La cuota se cuantifica de modo automático hasta resultar un porcentaje que depende del tiempo que ha transcurrido desde la adquisición.

Seguir leyendo »

2017, un año europeo

El presente año coincide con algunos relevantes aniversarios europeos. Se cumplen, por ejemplo, sesenta años del Tratado de Roma (1957) y veinticinco del firmado en la ciudad holandesa de Maastricht (1992), dos hitos en la construcción de la actual Unión Europea (UE). Coinciden en unos momentos delicados para este proyecto que aglutina afanes y propósitos de los pueblos del viejo continente pero que no termina de aprobar asignaturas como las situaciones de emergencia o la defensa de los derechos humanos (la crisis de los refugiados es la prueba más evidente), en tanto debe afrontar también riesgos de fragilidad estructural de imprevisibles efectos sociales y económicos como son los inherentes al brexit.

Será, pues, 2017 un año a tener en cuenta desde el ángulo europeísta. Ya hemos  conocido el aperitivo de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales (CALRE), que agrupa a setenta y cuatro parlamentos regionales de ocho países de la UE y a cuyo frente se sitúa el presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán Sánchez. La CALRE tiene como objetivos principales profundizar en los principios democráticos y participativos en el marco de la Unión; defender los vaores y principios de la democracia regional y estrechar los lazos entre las asambleas legislativas regionales. El intercambio de buenas prácticas es una interesante pauta de funcionamiento. Entre los Grupos de Trabajo que se integran, por cierto, está el de Migraciones y políticas de refugiados y menores no acompañados que actuará bajo la co-coordinación de la presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias San Sebastián; y del presidente del Consejo Regional de Molise (vigésima región de Italia), Vincenzo Cotugno.

Seguir leyendo »