eldiario.es

Cinco datos que demuestran que Canarias tiene uno de los peores servicios de atención para mayores de 65 años

El Archipiélago tiene contabilizados a 306.270 ancianos, para los que sólo hay 3.766 plazas en residencias con fondos públicos

Las Islas también suspenden en el servicio de atención a domicilio, la teleasistencia o en el número de plazas en los centros de día

El presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales acuña estas cifras a la desidia de los políticos canarios en los últimos años y a los recortes presupuestarios

José Manuel Ramírez critica que el Gobierno central haya publicado los datos de 2013 y no los de los últimos años, en los que prevé que la merma en estos servicios ha sido mayor

- PUBLICIDAD -
Navarra, una de las once CCAA que suspende en aplicación de la Ley de Dependencia

Canarias suspende en servicios para atender a personas mayores

Canarias vuelve a suspender en la prestación de servicios básicos para atender a personas mayores de 65 años. Si ya era una de las peores comunidades del país en gestión de la Ley de Dependencia y en materia de servicios sociales, ahora tiene los peores ratios en las áreas enfocadas al cuidado y atención para ancianos. 

Para el presidente de  la  Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, el caso de esta comunidad autónoma es una cuestión histórica. Y es que, según ha explicado a Canarias Ahora, "durante lustros, la desidia de los políticos" unida a los recortes presupuestarios la han colocado en una situación de la que asegura que le costará mucho tiempo reponerse. Por un lado, recuerda que para mejorar sus ratios deberá hacer un esfuerzo económico, pero también será necesario hacer una planificación acorde. 

En el conjunto estatal, de acuerdo al informe publicado este lunes por esta asociación en base a los últimos datos que ha ofrecido el IMSERSO, se explica que en España, en sólo un año, 259.929 personas mayores dejaron de recibir atención. Para Ramírez, se trata de una situación que se agrava si tenemos en cuenta la pirámide poblacional del país, en la que cada vez aumenta en mayor medida el número de ancianos. Sin embargo, denuncia que los servicios de atención a estas personas se han descuidado. 

Murcia, Canarias, la Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Galicia son las regiones con peores servicios, mientras que Castilla La Mancha y Cataluña son las que mejor cobertura tienen.

Plazas en servicios residenciales públicos

Canarias cuenta con 306.270 personas mayores de 65 años y para ellas sólo hay  3.766 plazas en residencias con financiación pública. El índice de cobertura de este servicio se sitúa, de este modo, en un 1,23 %. 

A nivel estatal, son 8.442.427 el número de ancianos contabilizados. Para ellos, hay 181.656 plazas de financiación pública para servicios residenciales, con una tasa de 2,15%. 

Además, un dato llamativo es que el Archipiélago es en este ámbito la segunda peor región en cuanto a plazas de residencia, sólo por detrás de de Galicia. 

Ayuda a domicilio

Del total de ancianos con el que cuenta Canarias, antes mencionado; son 9.326 los usuarios del servicio de ayuda a domicilio. El ratio de cobertura se situaría en este ámbito en 3,05 %. Asimismo, la intensidad horaria mensual con la que se realizan las tareas y cuidados es de 24 horas. 

Por su parte, la media nacional se sitúa en 340.960 personas beneficiarias y una tasa de 4,04%. La intensidad horaria se sitúa en este ámbito en 19,52 horas al mes. 

En este apartado, otras comunidades también salen mal paradas, puesto que el Archipiélago se encuentra por detrás de Baleares, Comunidad Valencia, Murcia, Navarra o incluso País Vasco. 

Centros de día 

El índice de cobertura en este ámbito es muy bajo a nivel general en toda España, donde la media se situaría en un 0,64% y en Canarias en un 0.63%. 

Por otra parte, el porcentaje de plazas de financiación pública por personas mayores de 65 años es de  1.917 para los más de 300.000 ancianos de la comunidad; mientras que en el conjunto del país es de 54.404 plazas para los más de 8 millones. 

Si comparamos estos datos con las comunidades que mejores resultados tienen, encontramos a Galicia con un índice de 1,02% y de 6.630 plazas para 648.045 o Cantabria, con un índice de cobertura del 0,86% y 999 plazas para 116.613 personas. 

Servicio de Teleasistencia

En el Archipiélago son atendidas  6.171 en este servicio, es decir, tiene un índice de cobertura del  2,01%. Por su parte, la media estatal se encuentra en 8,46%, un total de 714.080 personas atendidas en 2013  (910.894, en 2012). 

Esta comunidad se convierte en la segunda peor en dar este servicio. De manera que sólo Galicia se encuentra por debajo de ella con una tasa del 0,72% y unas cifras de 4.698 beneficiadas de 648.045.

Hogares y Centros de Convivencia de personas mayores

Canarias vuelve a fracasar en este apartado y a alejarse con creces de la media estatal. De este modo, mientras que el conjunto nacional existe un índice de cobertura del 40,28%, en las Islas es tan sólo del  13,99%. 

En esta comunidad hay  42.853 personas asociadas a este servicio, y en España suponen un total de 3.400.370. Por debajo de esta región se encontrarían Extremadura y Galicia. 

CCOO convoca concentraciones el próximo 15 de mayo en las ocho provincias andaluzas en defensa del empleo en Dependencia

Canarias suspende en servicios de atención a las personas mayores

Conclusión general de la asociación a nivel estatal

Por otro lado, José Manuel Ramírez destaca que del total de Centros residenciales de personas mayores (incluidos privados) una de cada tres plazas está sin ocupar, con lo cual hay 134.959 plazas vacantes en España. Además, en el último año de la estadística oficial hubo en el total de centros residenciales 34.967 usuarios menos que en el anterior. El índice de ocupación de las plazas totales en Centros de Día es del 56%, quedando 38.456 plazas sin ocupar. En el último año se atendieron en el total de centros de día a 10.593 personas menos.

Para la asociación, estas son sólo algunas  de las consecuencias de los recortes en el gasto que se produjeron con especial intensidad en los años 2011, 2012 y 2013. Y es que, al recorte de aportaciones estatales (especialmente en Dependencia) se sumaron unos objetivos de déficit "durísimos e incompatibles". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha