eldiario.es

Menú

Una perrera de 12 millones de euros

El PP de Las Palmas de Gran Canaria propone destinar La Favorita a “equipamiento que sirva como atención permanente para la población de animales en situación de abandono”

El alcalde Cardona celebrará este viernes un descarado acto propagandístico a iniciativa de Loro Parque

El Ayuntamiento de Telde adelanta los actos del día de Canarias para que caigan en la semana grande electoral

- PUBLICIDAD -
La Favorita

La Favorita

La vieja factoría tabaquera de La Favorita, en Las Palmas de Gran Canaria, encumbró en el mundo de la empresa y de las crónicas criminales a un personaje ineludible del franquismo canario, el industrial Eufemiano Fuentes, muerto (o así) en aquellas extrañas circunstancias que acabaron con sus huesos en un pozo seco de Arucas. Lejos de desaparecer cuando desapareció la industria tabaquera, las naves de La Favorita han podido sortear la crisis y el inexorable paso del tiempo gracias a la especulación urbanística y al mangoneo político. Sus última propietaria, la multinacional BAT España, la quería colocar en el mercado por su valor contable, y enseguida empezaron a revolotear por esas naves viejas y con problemas estructurales los buitres de la comisión urbanística, entre otros el que fuera concejal del ramo en Las Palmas de Gran Canaria, Jorge Rodríguez, al que años más tarde –mira tú qué cosas- nos encontramos cobrando también por prestar servicios de asesoramiento urbanístico en clara compatibilidad moral y legal con su plaza de diputado regional. Pero ésa es otra historia. Volvamos a La Favorita. Los comisionistas lograron que el Ayuntamiento de Soria (del alcalde Soria) comprara aquel inmueble por 12 millones de euros cuando en realidad se vendía por 5. Para eso fue necesario un pase previo, es decir, que un empresario del régimen (Santiago Santana Cazorla) comprara por 5 y esperara un poco a que con el dinero público se le pagaran 12. La diferencia, a ver si nos salen las cuentas… sí, 7 millones de euros que fueron a parar vaya usted a saber qué manos ansiosas. Para comprar La Favorita fue necesario que el Ayuntamiento se embarcara en una operación por el importe completo de la compra con el Banco Europeo de Inversiones mediante un crédito que se terminó de pagar en 2014, doce años después de concedido, a millón por año. Pues bien, el actual alcalde, Juan José Cardona, también del PP, quiere destinar parte de esas dependencias a perrera municipal.

 

 

Exquisiteces suizas

No es que estemos en contra de que un ayuntamiento como el de Las Palmas de Gran Canaria, con una población cercana a los 400.000 habitantes y una gran afición por las mascotas, tenga unas dependencias en condiciones para atender a los animales que son abandonados por los que precisamente no saben lo que es tener una mascota. Lo que nos parece auténticamente demencial es que trece años después de aquel desafuero que fue la compra de La Favorita, todavía estemos buscando usos a un edificio que realmente se compró para dar un pelotazo de los que hacen época. A la alcaldesa del PP que sucedió a Soria, Pepa Luzardo, le tocó lidiar con unos cuantos marrones heredados de su gran timonel. La Favorita fue uno de ellos, pero hubo otros que también fueron demoledores, como la adjudicación a una empresa inexperta (Isolux) de unas membranas de potabilización de aguas de mar que provocaron enormes pérdidas económicas al consistorio y hasta un episodio lamentable de contaminación de las aguas de abasto por exceso de boro. La Favorita era un auténtico marrón porque eran unas instalaciones a todas luces inútiles para el Ayuntamiento y, aún forzando su integración en el patrimonio municipal, poner al día unos edificios tan deteriorados, incluso con graves problemas de aluminosis, sigue suponiendo dinerales para la sufridas arcas de la ciudad. Las condiciones de salubridad y de seguridad son escasísimas, lo que está desembocando en que esas dependencias cada vez tengan menos usos. Por eso es ahora noticia, porque en la página 65 del programa electoral del PP hemos descubierto que aquella operación de Soria, con su concejal de Hacienda yendo y viniendo a Suiza en horas 24, sólo va a servir para albergar una perrera. ¿Alguien conoce alguna ciudad del mundo que destine un edificio de 12 millones de euros a perrera? Ya tienen una, Las Palmas de Gran Canaria. Como para presumir, oye.

  

Acto electoral en el acuario

El alcalde Juan José Cardona es de los pocos cargos públicos del PP que mantiene el tipo electoral en esta terrorífica campaña para su partido. No hay lugar en España donde no se barrunte tremendo taponazo, salvo en Las Palmas de Gran Canaria, mira tú qué cosas. Cardona atribuye a su buen hacer que las encuestas le estén dando una matizada pérdida de apoyo ciudadano, lo que sin embargo no le va a librar de perder la mayoría absoluta de la que ha gozado sin contratiempos todo este mandato. Su única esperanza radica ahora en que la pérdida de concejales no le aleje demasiado de los quince necesarios para, una vez pasados los arrebatos de campaña, Ciudadanos le termine prestando apoyo para gobernar otros cuatro años más. Mientras tanto, él sigue tan campante con su trabajo de campaña tratando de retener el mayor número de votos posibles. Unas veces por métodos perfectamente leales y legales y en otros haciendo alguna trampilla de manual. Por ejemplo la que va a perpetrar este viernes con la ayuda inestimable de la familia Kiessling, propietaria del Loro Parque, en un acto de marcado carácter propagandístico para volver a presentar no se sabe qué cosa del acuario Poema del Mar, uno de los logros indiscutibles del equipo Cardona y del presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra. La sutileza de la invitación, cursada por Loro Parque sin el menor atisbo de instituciones, partidos o representantes políticos, impedirá a los contrincantes del PP presentar con éxito una denuncia ante la Junta Electoral para que prohíba preventivamente ese acto, pero esperen ustedes a ver su resultado para que lo evalúen.

 

Día de Canarias adelantado en Telde

Otra que no se corta un pelo (¿pa qué?) es la alcaldesa de Telde, la poli-imputada María del Carmen Castellano, también del PP, lo lamentamos profundamente. Es verdad que resulta imposible reclamar recato a quien se mantiene en el cargo y se presenta a la reelección a pesar de estar ya en capilla del primero de varios juicios penales a los que habrá de enfrentarse por delitos relacionados con la corrupción. Es la misma alcaldesa que todavía ni ha dimitido ni ha abierto la boca para explicar cómo es posible que, con su conocimiento, su jefe de la Policía Local haya metido la cuchara en la confección de las bases para su nombramiento. Con esos antecedentes y esa manera de proceder, a nadie en Telde parece haberle extrañado lo más mínimo que los actos del Día de Canarias, que habrían de celebrarse en la semana que abarca del 25 al 30 de mayo, se hayan adelantado a la semana próxima, la semana propiamente electoral. Y con el acto principal, presidido por la alcaldesa, el viernes víspera de la jornada de reflexión. Un acto en el que se da brillo y esplendor a un montón de entidades culturales, agrupaciones folclóricas y hasta a una emisora de radio, Ecca. Para que no hubiera duda de la intencionalidad, el Ayuntamiento ha decidido, ole que ole y olé, acercar el acto al corazón mismo de la ciudad, la plaza de San Juan, en vez del lugar de años anteriores, la finca de La Condesa, en el barrio de Jinámar. Aunque seguro que lo han maquinado, el día grande de Canarias, el 30 de mayo, no será movido de fecha, pero los actos programados para esa jornada en Telde se quedarán completamente descolgados del resto de la agenda. No consta que nadie haya presentado reclamación ante la Junta Electoral.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha