eldiario.es

Menú

Las Administraciones Públicas también deben emprender: compra pública ética

Las Administraciones Públicas también deben emprender, sobre todo con el objetivo de que ayuntamientos y diputaciones realicen un consumo ético y transparente. Para emprender también hay que valorar la economía social, la transparencia en los procesos y la responsabilidad social.

- PUBLICIDAD -
Fomento cuadruplica la licitación de obras del AVE hasta mayo, que suman 2.000 millones

Foto: Europa Press

Después de estudiar el papel de las Administraciones Públicas en el sistema de consumo, pienso que es necesario implementar una estrategia de adopción de políticas ejemplares de contratación pública, impulsando aquellas propuestas que cumplan criterios sociales, laborales y medioambientalmente responsables.

Por este motivo podrían ser beneficiosos los siguientes retos para así avanzar en un nuevo modelo de responsabilidad social desde la óptica de las Administraciones Públicas:

  • Seguimiento exhaustivo del cumplimiento del presupuesto presentado y rechazo de las desviaciones presupuestarias en las contrataciones públicas.
  • Incorporación de políticas con el objetivo de impulsar la sostenibilidad en la gestión de las administraciones y las empresas, así como el impulso de la transparencia y la responsabilidad social.
  • Garantizar la plena transparencia en los procesos de adjudicación de contratos y obras públicas. La administración responsable de la gestión de los contratos debería quedar adecuadamente identificada, figurando expresamente los nombres y cargos de los responsables en todas las fases del procedimiento administrativo de contratación. Esta información estará a disposición de los ciudadanos en todo momento.
  • Incluir cláusulas sociales en los pliegos de condiciones de contratación pública que priorice a las empresas licitadoras que hagan esfuerzos de responsabilidad social dirigida a la inserción laboral de personas con capacidades diferentes (discapacidad) o en riesgo de exclusión, así como a empresas de economía social.
  • Evaluación del impacto ambiental y social de las empresas destinatarias de fondos públicos, garantizando que cumplan con los estándares y certificaciones revisando de manera exhaustiva el cumplimiento de los contratos públicos.
  • Introducción preferencial de productos de comercio local y comercio justo, así como de productos ecológicos en los organismos e instituciones públicas.

En una próxima entrega me mojaré como ciudadano publicando mi opinión sobre lo que deberían hacer las Administraciones Públicas españolas para desarrollar un modelo de emprendimiento hacia una compra pública ética. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha