eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Añúa:Nunca pensé que el Festival de Jazz de Vitoria llegara a cumplir 40 años

- PUBLICIDAD -
Añúa:Nunca pensé que el Festival de Jazz de Vitoria llegara a cumplir 40 años

Añúa:Nunca pensé que el Festival de Jazz de Vitoria llegara a cumplir 40 años

El presidente del Festival de Jazz de Vitoria, Iñaki Añúa, se muestra orgulloso, en una entrevista con Efe, de haber alcanzado el 40 aniversario de este certamen, que se celebrará entre los próximos días 12 y 16, y confía en que perviva con el mismo éxito al menos durante otras cuatro décadas.

Aunque para él éste es solo el 38 aniversario, ya que se vinculó al evento en su tercera edición, se muestra orgulloso de lo conseguido hasta ahora y exhibe como ejemplo un artículo publicado en el periódico inglés The Guardian en el que se cita al festival vitoriano entre los diez mejores de Europa.

"Todo el trabajo de estos años ha servido de algo", afirma satisfecho, ya que lo que se propuso era "hacer un gran festival, un festival famoso".

Así debe ser cuando músicos de la talla de Jamie Cullum han querido estar este año en Vitoria, que se convertirá en la capital del jazz entre el 12 y el 16 de este mes. Añúa llevaba varias ediciones intentando que acudiera, pero fue el propio Jamie quien contactó en septiembre pasado con él a través de su manager para proponérselo.

Esa noche, la del próximo viernes día 15, la completará otro concierto muy especial para Añúa, el del pianista Kenny Barron y el contrabajista Dave Holland, dos músicos que nunca van de gira por Europa en verano juntos sino con sus respectivos grupos.

Pero una vez más Añúa, que dice sonriendo "la palabra 40 este año la he usado muchísimo", les propuso el encuentro. A la vuelta de vacaciones, recibió una llamada de la hija de Kenny Barron contándole que su padre hablaría con Holland para arreglar el asunto.

Aunque en principio iba a ser un concierto único, sus colegas de la IJFO (International Jazz Festivals Organization), que agrupa a los principales 16 festivales de jazz del mundo, al hacerse público el avance del programa, le preguntaron: "¿Nosotros podríamos tenerlo?". Para él lograr la exclusiva en España era suficiente y no se negó.

Excepcional será también este año la presencia en el Jazz de Medianoche de Benny Green Trío. Este músico se había propuesto no tocar más en clubes a partir de los 50, pero no se resistió más que unos segundos cuando Añúa mencionó de nuevo el número mágico (el 40), y acudirá a Vitoria desde Estados Unidos con su trío original (Dezron Douglas al bajo y Rodney Green a la batería) a celebrar el cumpleaños.

Otro de los logros que considera más relevantes es "conseguir que el polideportivo de Mendizorroza se llene, que haya 4.000 personas más de una vez al año", algo que se suele cumplir, por ejemplo, la primera noche, la dedicada al gospel.

"Queremos captar a un público al que le gusta la música sincopada como es el góspel y que puede llegar a gustarle el jazz", afirma Añúa, quien se muestra confiado en que el director, barítono y pianista Bryant Jones mantenga el altísimo nivel de los últimos años en la noche de apertura del festival, el próximo martes día 12.

También la velada de blues del día siguiente suele tener muy buena acogida de público. Este año estará Taj Mahal, de quien Añúa dice que "nunca sabes si el concierto va a ser de un blues por derecho o va a cantar alguna canción de Honolulu". Le precederá la cantante y guitarrista tejana Ruthie Foster.

Pat Metheny y Ron Carter cerrarán el festival el sábado 16 con un concierto que será, de algún modo, un homenaje a dos grandes amigos de Metheny ya fallecidos: el contrabajista Charlie Haden y el saxofonista Michael Brecker.

Esa noche también brillará Cécile McLorin Salvant, una cantante que tuvo un gran éxito con Jacky Terrasson hace unos años, aunque solo cantó tres canciones, y que acaba de ganar un Grammy con su último disco.

La multitud de anécdotas ocurridas con los grandes músicos que han estado en Vitoria durante todo este tiempo se agolpan entre los recuerdos del presidente del festival, que ve la programación de este año como una celebración en sí misma y confía en que su director ejecutivo y mano derecha, Alberto Ibarrondo, continúe conduciendo el certamen "otros 40 años más". Ése es su pronóstico para el futuro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha