eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Mariza: "No recuerdo cómo era mi vida antes de tener a mi niño"

- PUBLICIDAD -
Mariza: "No recuerdo cómo era mi vida antes de tener a mi niño"

Mariza: "No recuerdo cómo era mi vida antes de tener a mi niño"

Mariza, la mujer que desde hace años cruza fronteras para encandilar con su voz incluso a públicos a priori tan ajenos al fado como el sueco, probablemente nunca llegó a pensar que el mundo que más le sorprendería sería el de la maternidad. "No recuerdo cómo era mi vida antes de tener a mi niño", destaca a Efe.

La artista de origen mozambiqueño recibe hoy una distinción en los premio Ondas, la primera que le otorgan en España, y aprovecha para promocionar su último disco de estudio, que llega cinco años después de "Fado tradicional" (2010) y siete tras el último integrado completamente por temas inéditos, "Tierra" (2008).

"Ser madre lo cambia todo. Sentía la necesidad de pasar más tiempo con mi niño y esta es una vida de saltimbanqui, cada día en una ciudad diferente. No me parecía lógico privar a un niño tan pequeño de unas raíces", alega.

La maternidad es la explicación al largo tiempo transcurrido entre esos discos (en 2014 publicó un grandes éxitos) y también la del título de esta nueva producción, "Mundo" (Warner Music), pues se trata -dice- de "una invitación a entrar" en esa vida nueva que arrancó desde que nació su primer hijo en 2011.

Después de tanto tiempo sin grabar, cuando llegó al estudio madrileño de Javier Limón tenía 28 temas. "El problema ha sido elegir, porque había muchas cosas buenas", cuenta.

Sobre el productor de "Lágrimas negras", un español, argumenta que "el fado es música y, si alguien entiende de música, es Javier, sobre todo de música del mundo".

Desde que colaboraran en "Tierra", se comprenden sin palabras. Entonces ella le "obligó" a viajar a Lisboa para "sentir el fado" y entender a esta mujer criada entre las tabernas de los "profundos y tradicionalistas" barrios de Mouraria y Alfama, ya fuese recogiendo vasos o poniendo voz a sus veladas.

"Ya no soy una cantante de fado de taberna. Lo fui, y si me ponen, lo hago, pero la forma cómo canto es producto de todo lo que ha pasado en mi vida y, si no siento algo, no lo consigo cantar", cuenta Mariza.

Para ella, solo existe "la música" sin etiquetas estancas, y, como tal, "tiene que ser bien tratada, con parsimonia y cariño".

"Hay músicas de consumo tan rápido que, pasado medio año, nadie las recuerda. Pero esta es una música centenaria, se queda, porque habla de los sentimientos de la vida. Cuando tocas en la herida, nadie logra olvidarse de eso", afirma.

Entre las piezas que conforman su nuevo disco hay un tango original de Carlos Gardel, "Caprichosa". Fue su padre el que le inspiró la idea, un amante de este género que preguntó si no existía alguno que hablara de Portugal.

Su padre fue también el responsable de sus primeras escuchas, conformadas prácticamente solo por hombres: Carlos do Carmo, Fernando Maurício, Artur Batalha...

"El amor es amor, no entiende de masculino o femenino, pero la sociedad está más abierta a mirar a una mujer llorando sus sentimientos que a un hombre", argumenta al analizar la mayor trascendencia que suelen tener las intérpretes femeninas.

Hasta bastante más mayor, ella no descubrió a Amália Rodrigues, con la que a menudo la han querido equiparar.

"Nunca he tenido ganas de ser la nueva Amalia. Yo soy Mariza, punto, con una vida diferente y una respiración diferente que me hacen cantar de otra forma", afirma la artista, que en este álbum interpreta un fado tradicional, "Maldiçao", que en el pasado también versionó la gran diva lusa.

Hoy recibe una mención especial del jurado de los Premios Ondas de la Música "por ser una de las artistas más importante del fado (...), que ha evolucionado y revolucionado el género, convirtiéndolo en un lenguaje universal, actuando en los principales teatros del mundo y convirtiéndose en una referencia para músicos como Bjork o Sting".

"Me siento muy contenta. Es la primera vez que recibo un premio en España, pero la gente y la prensa siempre me ha recibido con los brazos abiertos. Nunca he sentido que existiese una barrera entre Portugal y España", dice al respecto.

Después, proseguirá con su gira, un espectáculo "muy diferente" ideado junto a Javier Limón que recalará en España "a finales de 2016" y que acaba de poner en pie incluso a los suecos, presume.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha