eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La Real Academia de España en Roma rinde homenaje a Valle-Inclán

- PUBLICIDAD -
La Real Academia de España en Roma rinde homenaje a Valle-Inclán

La Real Academia de España en Roma rinde homenaje a Valle-Inclán

El nieto del escritor y dramaturgo Ramón María de Valle-Inclán, Joaquín del Valle-Inclán, inauguró hoy una placa conmemorativa en la Real Academia de España en Roma que recordará sus orígenes gallegos y que servirá de adelanto al 150 aniversario de su nacimiento, que se celebrará en 2016.

La placa, en piedra blanca y tallada en letras granates, se sitúa junto al busto del escritor gallego que ya fue inaugurado anteriormente por su hijo, y porta la inscripción "Amigos. Villanova d'Arousa y Cuadrante", en referencia a la localidad y al pazo "O Cuadrante", que vio nacer y crecer al escritor.

Además del nieto de Valle-Inclán, a la ceremonia acudieron la directora de la Real Academia, Ángeles Albert, y el consejero de cultura de la Embajada de España en Italia, Juan María Alzina, entre otros.

En el acto también se dotó al busto, obra del escultor Victorio Macho, de una corona de laureles.

"Para nosotros como 'valleinclanistas' es un honor estar aquí", admitió a Efe Joaquín del Valle-Inclán antes de que diese inicio el simposio que la Real Academia acoge hoy y mañana sobre la relación del escritor con Italia, que fue también director de la Real Academia en Roma del 1933 al 1936.

"Personalmente también es muy emotivo porque soy la tercera generación de Valle-Inclán que pisa este edifico. Primero fue mi abuelo, luego mi padre que instaló el busto y ahora me toca a mí inaugurar una placa", explicó.

El claustro renacentista que rodea los edificios que componen la Real Academia tendrá ahora un rincón dedicado a este escritor creador del "esperpento".

Su nieto es un gran estudioso de la obra de su abuelo y presentará durante el simposio una nueva biografía titulada "Ramón del Valle-Inclán. Genial, antiguo y moderno" que indaga en profundidad sobre la vida del autor gallego.

Una vida que el escritor convirtió en literatura y de la que siguen quedando interrogantes.

"No conocí a mi abuelo, para mí es una figura literaria y humana pero realmente no he tenido contacto personal con él", reconoció.

Con la inauguración de la placa se dio inicio de forma simbólica a la celebración de los 150 años del nacimiento de Valle-Inclán (1866-2016).

Durante estas jornadas que se organizaron en la sede romana de la Real Academia, que se asoma a la ciudad desde lo alto del monte Gianicolo, se pretende reflejar las intensas relaciones humanas y literarias del escritor de "Sonatas. Memorias del marqués de Bradomín" con el país mediterráneo.

En estos dos días, se reflexionará sobre el teatro de Valle-Inclán en Italia, ya que fue en la Ciudad Eterna donde se produjo el estreno absoluto de "Los cuernos de don Friolera" en 1934, y sobre la relación e influencias con el poeta italiano Gabriele D'Annunzio.

También se investigará en profundidad la vida del escritor en Roma y su función como director de la Academia.

La directora de la Real Academia, Ángeles Albert, explicó a Efe que para la institución es un "privilegio" acoger un simposio sobre Valle-Inclán.

"Para mí es un privilegio doble porque Valle-Inclán fue director de la Academia en un momento importante, el de la Segunda República, interesante, y él dejó sus huellas entre estos muros", subrayó.

Además, animó a que se siga investigando sobre la figura de este escritor que aún resulta en algunos puntos desconocida y describió a la Real Academia como un espacio donde "el conocimiento tiene un lugar estratégico".

"Es deber reconocer la trayectoria y por otro lado seguir investigando en su figura y su relación con Italia, que fue tan fructífera", dijo.

"El cualquier momento de la vida son de provecho las altas enseñanzas de Roma", concluyó Albert, citando al propio Valle-Inclán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha