eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Una cesta de Navidad para aparcar los problemas durante mucho tiempo

- PUBLICIDAD -
Una cesta de Navidad para aparcar los problemas durante mucho tiempo

Una cesta de Navidad para aparcar los problemas durante mucho tiempo

Una cesta de Navidad que solucione los problemas de una familia durante mucho tiempo parece una fantasía inalcanzable pero existe en la localidad sevillana de Utrera, donde la venta El Paisano vuelve a exponer la que se considera la mayor de España en volumen de premios.

Un Ford Mustang, un Audi Q5, una moto Harley Davidson, un crucero o un año de hipoteca pagada son algunos de los más de 200 premios que se salen de lo común en esta cesta, que, eso sí, en la venta se recalca que es una "cesta de La Niña, no navideña", en referencia a que se sortea el 5 de enero, la tradicional fecha del sorteo de El Niño, tomando como referencia el número del Cupón de la ONCE de ese mismo día.

Para sortearla se han puesto a la venta 100.000 papeletas, al precio de 5 euros cada una, "que todos los años se agotan, e incluso las que la gente no compra en persona se envían por correo, porque hay gente que nos reclama que se las mandemos, ante la fama que la cesta está adquiriendo", tras ser sorteada por primera vez hace siete años".

Lo explica a Efe Luis Cadena, el encargado de este establecimiento situado en una de las salidas de la emblemática Nacional IV, donde esta venta empezó a funcionar a mediados del siglo pasado, bajo el nombre de Venta La Calera, para ser, a partir de 1960, con la llegada definitiva del automóvil y la puesta en marcha de la carretera, a llamarse Mesón el Paisano.

Hace siete años, los responsables de la venta decidieron poner en marcha una cesta de Navidad distinta a todas las que hay en cualquier lugar, y crearon "La niña", cuyas papeletas es cierto que son más caras de lo habitual, "pero el premio, desde luego, lo merece", señala Cadena.

Uno de los premios que más llama la atención es el pago de un año de hipoteca, que no se negocia, eso sí, directamente con dinero, "sino que al agraciado se le entregan unos lingotes de oro, con los que pude negociar y pagar", mientras que también llama la atención el volumen de la cesta, apostillando Cadena que "todo está pagado antes de que se exponga y de que se comiencen a vender las primeras papeletas".

Tirando de matemáticas, el beneficio para la venta es de unos 50.000 euros si se venden todas las papeletas, ya que serían 500.000 euros vendidos por 450.000 de gastos, con la premisa de que los coches y la moto se entregan sacados de fábrica, mientras que el ganador es el encargado de pagar los costes de matriculación y seguros.

No obstante, como esos vehículos pasan a ser de propiedad del agraciado, los puede vender, con lo que el beneficio económico de la cesta aumenta, además de que Luis Cadena asegura que todas las papeletas se terminan vendiendo, con lo que el premio siempre cae en manos de alguien.

La lista de los premios es casi interminable, e incluye dos bicicletas de montaña, dos teléfonos Iphone, dos Ipads, dos ordenadores portátiles, una vídeo consola Play Station, una Nintendo, un equipo fotográfico completo de Nikon, dos billetes de lotería para el sorteo de El Niño o 200 cupones de la ONCE para el 6 de enero.

Los responsables de la venta asegura que el tránsito de personas por sus instalaciones es incesante en estos días, no solo de los clientes habituales que paran a comer y siguen su camino, sino de muchas personas que se detienen un instante solo para comprar la papeleta, con la vista puesta en la noche del 5 de enero, donde un número de cinco dígitos puede hacer que se hagan con un premio que no tiene parangón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha