eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Los dibujos de Murillo, reunidos en un catálogo que revisa su autoría

- PUBLICIDAD -
Los dibujos de Murillo, reunidos en un catálogo que revisa su autoría

Los dibujos de Murillo, reunidos en un catálogo que revisa su autoría

Tras una larga e intensa investigación que comenzó en 2011, la jefa del área de pintura del siglo XVIII del Museo del Prado, Manuela Mena, ha reunido en un catálogo un centenar de dibujos de Murillo que arrojan nueva luz sobre la obra en papel del maestro sevillano, su cronología y su autoría.

El catálogo razonado, de casi 800 páginas, ha sido publicado por la Fundación Botín dentro del proyecto que emprendió en 2006 para rescatar del olvido la faceta de dibujantes de artistas como Eduardo Rosales, Alonso Cano o Gutiérrez Solana.

A ellos se sumará Goya después de una investigación que durará cinco años y concluirá en 2019 con dos grandes exposiciones, en el Prado y el futuro Centro Botín.

Según Manuela Mena, fue precisamente con Goya con quien el dibujo dejó de ser preparatorio en España. Hasta entonces los artistas lo utilizaban como herramienta antes de pintar sus cuadros o como entrenamiento técnico, ha explicado hoy en la presentación del catálogo de Murillo, a su juicio un "maestro indiscutible" sobre el papel.

El catálogo ha sido publicado tres años después de la exposición que la Fundación Botín dedicó a los dibujos de Murillo y su autora ha seguido el rastro de estas obras desde la Sevilla del siglo XVII a Inglaterra, desde donde también viajaron a Francia y Alemania.

Cree que es en Inglaterra donde existe alguna posibilidad de que aparezca algún dibujo o incluso ese álbum en un librería de viejo o en algún lugar escondido con el que sueñan todos los investigadores y no en la Sevilla natal del maestro, donde solo se conserva uno, que fue donado a su Ayuntamiento.

En el estudio que abre el catálogo califica de "deprimente y desconcertante" el escaso número de dibujos que han llegado hasta el presente de Murillo si se compara con la obra sobre papel que se conserva de los maestros flamencos e italianos, estos últimos su especialidad.

Manuela Mena lo atribuye a que, para los pintores, eran una herramienta de trabajo y a que los coleccionistas no estaban tan interesados en esa faceta como los italianos y flamencos.

Y también advierte de que es posible que, debido a esa falta de interés, muchas de las obras sobre papel de Murillo acabaran siendo arrojadas al fuego.

Para Mena, Murillo fue un artista camaleónico, lo que alimenta las posibles dudas en algunos casos, y con una calidad técnica que solo unos pocos pueden alcanzar.

Los dibujos que se conservan pertenecen a colecciones privadas y públicas de España (Museo del Prado y Biblioteca Nacional), Francia (Louvre), Alemania (Museo de Hamburgo), Gran Bretaña (British Museum) y Estados Unidos, donde están más dispersos.

La gran mayoría son religiosos porque pertenecen a una etapa del arte en la que el 95 por ciento de las obras que se producían tenían esa temática pero también está representada su faceta de "gran retratista".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha