eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PIB crecería sólo el 2 % si aumenta el petróleo y baja la economía mundial

- PUBLICIDAD -

El PIB español crecería sólo el 2 % en los próximos dos años y no superaría el 2,5 % en 2019 en el caso de que los precios del petróleo aumentaran un 10 % y la economía mundial se ralentizara de tal manera que las importaciones de España se vieran gravemente mermadas.

Estos dos supuestos afectarían también a la senda de consolidación fiscal y harían que los objetivos de déficit público aumentaran entre 1 y 2 décimas, impidiendo así que se situara por debajo del 3 % del PIB en 2017.

De esta forma consta en el documento del Programa de Estabilidad Presupuestaria 2016-2019 que el Ejecutivo en funciones ha remitido a Bruselas y en el que es obligado contemplar diferentes riesgos que pudieran afectar a la economía española.

En este sentido, el mayor riesgo para el crecimiento del PIB, para el cumplimiento del déficit y para la deuda pública radicaría en un incremento de los tipos de interés ya que influiría en las decisiones de consumo e inversión y lastraría la demanda interna.

En el caso de que los tipos aumentaran 100 puntos básicos durante los próximos cuatro años, el alza del PIB bajaría 7 décimas este año y 9 en 2019.

Así, según el cuadro de desviaciones que adjunta el Programa de Estabilidad, el PIB no superaría el crecimiento del 2 % de 2016 a 2019, y los objetivos de déficit se irían hasta el 4 % del PIB este año (en vez del 3,6 %), al 3,1 % en 2017 (en vez del 2,9 %) y al 0,7 % en 2018 (en vez del 0,3 %).

También la deuda pública aumentaría 2,1 puntos en 2019 y no bajaría del 100 % ni este año ni el que viene.

No obstante, el Ejecutivo señala que un alza en los tipos de interés de hasta 100 puntos básicos es "una hipótesis improbable teniendo en cuenta el contexto actual" y reitera en varias ocasiones que "no es un escenario probable dada la normalización de las primas de riesgo y la orientación reciente de la política monetaria del Banco Central Europeo".

En cuanto al menor crecimiento mundial y su impacto en España, el Gobierno explica que los riesgos se materializarían en las exportaciones y en las importaciones, pero también sostiene que "se trata, de nuevo, de un escenario poco probable" porque el crecimiento de la UE "continúa sostenido".

De todas formas, si las importaciones españolas cayeran un 4 % de 2016 a 2019, las variables de previsión de déficit público y de deuda pública serían superiores en el entorno de una décima y de un punto porcentual, respectivamente.

Sobre la hipótesis de que los precios del petróleo se situaran en niveles de 2015 (alrededor de un 10 % de subida), el PIB crecería entre 2 y 3 décimas menos, mientras que el saldo público también se vería afectado por un incremento de 2 décimas en sus metas de consolidación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha