eldiario.es

Menú

Mercedes Clase E All Terrain, explorando nuevos territorios

La firma de Stuttgart se ha tomado con calma sumarse a la moda de ofrecer derivaciones de tipo campero de sus modelos con carrocería familiar

Naturalmente, el resultado obtenido cuando se ha puesto a la tarea es soberbio y, también, caro

Una suspensión más elevada, un programa de conducción off road y protecciones plásticas y de metal en la carrocería, elementos que justifican los 5.000 euros más que hay que pagar por él respecto a un Clase familiar 4x4

- PUBLICIDAD -
El Mercedes Clase E All Terrain incorpora un programa de conducción off road.

El Mercedes Clase E All Terrain incorpora un programa de conducción off road.

Mercedes se ha tomado con calma sumarse a la moda de ofrecer derivaciones de tipo campero de sus modelos con carrocería familiar como las que llevan años comercializando otros fabricantes premium como Audi, con su familia Allroad, y Volvo con la Cross Country. La marca se ha subido recientemente al carro con el Clase E All Terrain.

Naturalmente, el resultado obtenido por el fabricante de Stuttgart cuando se ha puesto a la tarea es soberbio y, también, caro. De momento, el All Terrain se comercializa con un único motor diésel de 190 caballos (E220d) asociado a un cambio automático de nueve velocidades y cuesta 66.650 euros, 5.000 más que el Clase E familiar (Estate) con tracción 4x4.

Veamos a dónde va a parar ese dinero extra. En primer lugar, a las protecciones, plásticas o de metal, que distinguen a los vehículos que explotan esta estética SUV, así como a unas llantas de 19 pulgadas que ponen las cosas en su sitio: las excursiones por campo que podamos emprender con este coche se limitarán a pistas y zonas de poca exigencia; tampoco compra nadie un modelo semejante para hacer el Dakar.

El Mercedes Clase E All Terrain tiene un diseño diferenciado respecto al resto de la gama.

El Mercedes Clase E All Terrain tiene un diseño diferenciado respecto al resto de la gama.

Con respecto al Clase E Estate, el All Terrain incorpora un programa adicional off road a sus modos de conducción habituales. Con este seleccionado, la altura libre al suelo de la carrocería puede variar entre los 12,1 y los 15,6 centímetros, lo que tampoco da para hacer locuras fuera del asfalto. La suspensión neumática que hace esto posible es de serie en este modelo.

En definitiva, carreteras, autopistas y pistas en buen estado son escenarios donde la respuesta que se obtiene es una rodadura silenciosa y confortable, propia de un coche de lujo. El motor, a la espera de versiones más potentes, resulta más que satisfactorio y proporciona prestaciones notables: 8 segundos necesita para llegar a 100 km/h desde parado, 6,5 para pasar de 80 a 120 km/h en un adelantamiento.

Su combinación con la transmisión automática de nueve marchas no puede ser más acertada, por lo que la entrega de potencia se presenta siempre puntual y con enorme suavidad, sin salto alguno en las transiciones. El consumo, de unos 7 litros de media cada 100 kilómetros, se antoja parco para las prestaciones que ofrece y el considerable peso del conjunto.

Habitáculo del Mercedes Clase E All Terrain.

Habitáculo del Mercedes Clase E All Terrain.

Como es habitual en la marca de la estrella, el equipamiento que tiene el coche es extenso, y el que puede tener, lo es mucho más. Lo más singular de sus funcionalidades tiene que ver con los altos niveles de conducción automatizada que proporciona, al ser capaz de volver al carril después de una maniobra de adelantamiento en autopista, circular de forma autónoma siguiendo el trazado de la vía, mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente y adaptar la velocidad a las limitaciones de cada tramo haciendo uso del lector de señales.

- PUBLICIDAD -