eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Diario de campaña

Otro día sin agua

- PUBLICIDAD -

La persona que ha ordenado cortar el agua de una vivienda de Mérida en la que viven varios niños ¿qué pensará cuando abre el grifo en su casa por las mañanas? La persona que ha dado la orden de cortar el agua en una vivienda ocupada ¿cerrará el grifo cuando se cepilla los dientes o dejará correr un chorro de agua clara para que restalle sonriente ante sus ojos?

¿Quién será esa persona que cerró el grifo? ¿Cómo se llama esa otra que ha dado la orden? Solo sabemos el nombre de la empresa que es fuerte con los débiles y sumisa ante los poderosos: se llama Aqualia y ha dejado a varias familias y a sus hijos sin agua, esta semana.

Escuché decir que el agua no se le niega a nadie, ni al enemigo más enconado, ni a personas que se han quedado tirados en mitad la calle, en mitad de sus vidas. Pero lo han hecho, en mitad de una campaña electoral en la que se promete el cielo y las estrellas mientras los niños pobres se quedan sin agua, a las puertas de los 40 grados del verano que viene.

Y luego está lo del voto por Correos en Mérida y Calamonte. En el PP han dado saltos cuando les dicen que la Junta Electoral de Zona no ve delitos en sus actos. Pero si hay o no delito va por otro negociado, y casi nos trae sin cuidado; aquí, a la gente que está cansada de tanta oscuridad le interesa saber qué hay detrás de ese amor tan repentino por los viejitos y sus votos y esa querencia de ir a Correos todas las tardes, en compañía de otros a acarrear votos que vienen de centros de mayores. Bufff… qué mal suena todo.Bien está que no haya delitos, pero ojo, que tampoco dice la Junta Electoral que esas prácticas sean un modelo para dar lecciones en una universidad de la honradez.

O sea, que menos marrullerías con los votos de los ancianos y más agua para los niños que tienen sed.

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha