eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Deporte y amistad corren juntos con el Club Maratón de Badajoz

La entidad cumple 26 años fomentando el running y su práctica en común

La iniciativa ‘Un día corremos juntas’ apuesta por la igualdad de sexos entre los practicantes

- PUBLICIDAD -
Varios miembros del Club Maratón Badajoz calientan para participar en una prueba deportiva.

Varios compañeros del Club Maratón Badajoz calientan para participar en una prueba deportiva juntos. CMB

Desde mucho antes que explotara la fiebre running, el Club Maratón Badajoz (CMB) correteaba el camino de la Granadilla, la carretera de la frontera y los puentes de la ciudad. Concretamente desde 1989, cuando un grupo de corredores que coincidían a menudo por los lugares más habituales para practicar este deporte decidieron juntarse y firmar ante notario los estatutos del que hoy sería uno de los clubs de atletismo más importantes de la capital pacense. Juan Gamino -como presidente-, Germán Pacheco, Emilio Piñero, José María Andreo y Antonio García Ramos capitaneaban un grupo de corredores que quedaban para entrenar por la ciudad y asistir a todas las carreras y pruebas que se organizaban.

El secretario de la institución, Manuel Fernández, cuenta que por aquellos entonces, a excepción de las medias maratones Badajoz-Elvas, Elvas-Badajo y ‘Ciudad de Badajoz’ –las tres pruebas deportivas más antiguas que aún se celebran en la región- había que desplazarse a Sevilla o Portugal para participar en alguna carrera, donde existe una importante cultura running. “La única prueba que había por los alrededores era el cross de Campo Mayor, organizada por la antigua residencia de estudiantes Vasco Nuñez”, relata. Una situación poco inconcebible si se compara con la actual, “que te pueden coincidir dos carreras en Extremadura cualquier domingo desde septiembre hasta abril”.

Pero poco a poco cada vez más personas se animaban a salir a correr y a hacerlo con el CMB, que con el paso de los años sufrió un crecimiento exponencial en cuanto a número de socios. Pasaron de ser 46 corredores en 1995 a 159 en 2005, un número que se dobla a día de hoy con 350 socios.

En unas ocasiones más, en otras menos, desde sus inicios se agrupaban para asistir a distintas pruebas. En una primera etapa, la escasez de competiciones en los alrededores españoles obligan al CMB a desplazarse hasta el país luso, “con una importante cultura running”: Elvas, Fronteira, Almeirim o la media maratón de Lisboa, en la que participan desde 1993, eran algunas de las más comunes. También la media de Sevilla-Los Palacios, de la que tienen tantos recuerdos que aprovechan para celebrar seguidamente y en tierras andaluzas su tradicional comida navideña.

Miembros del club minutos antes de participar en una de sus primeras pruebas en 1989.

Miembros del club minutos antes de participar en una de sus primeras pruebas en 1989. CMB

Hasta que a principios del siglo XXI comenzaron a celebrarse más carreras por aquí. “Empezó a tomar forma Don Benito, después Almendralejo, Mérida, Jarandilla, y ya explotó la fiebre, más o menos en 2005”, afirma el secretario.

Deporte, amistad e igualdad

Casi 26 años después de su fundación, el 21 de noviembre de 1981, el CMB sigue promoviendo las mismas ideas que en el momento de su nacimiento, las de “fomentar la práctica popular de deporte y la amistad de los que compartimos esta pasión”.

Pero además, aboga por otras nuevas, como la apuesta por la inclusión de mujeres en su equipo. El secretario comenta que desde sus inicios han contado siempre con muchos más chicos que chicas (sólo un 12,06% de sus socios son féminas), y que para impulsar la igualdad, una de los directivos puso en marcha la iniciativa ‘Un día corremos juntas’.

Bajo este lema, se convoca a todas las corredoras, tanto del club o practicantes “a su aire”, cada sábado, domingo o festivo, a las 9:30 horas, para salir a correr juntas.  “Una hora y media antes quedan los hombres, que normalmente no tienen que ocuparse de la familia”, explica Fernández.

Una iniciativa aplaudida con éxito ya que se ha visto cada vez más respaldada desde que comenzase en el mes de febrero. “Hay un grupito de unas 30 o 40 que partieron prácticamente desde cero, y de las que unas 15 correrán su priemra media maratón este domingo”.

Llamamiento a los corredores “a su aire”

Pero éstas no son las únicas quedadas running que organiza el CMB. La directiva actual, fundada en enero de este año, hace un llamamiento a todos aquellos que salen a correr “a su aire” para que compartan un entrenamiento semanal con los corredores asociados y así “aprendan disciplinas de corredor de fondo, se inicien en el mundo de las carreras populares y compartan con la familia del CMB este hobby que nos une”, resalta el secretario.

Participantes del Club Maratón Badajoz en la media maratón Sevilla-Los Palacios de 1994.

Participantes del Club Maratón Badajoz en la media maratón Sevilla-Los Palacios de 1994. CMB

Fernández asegura que no pueden enseñar tácticas profesionales porque el CMB no cuenta con entrenadores “pero sí con mucha experiencia”. Explica que un corredor “a su aire” tiene mayor tendencia a abandonar la carrera antes de que su cuerpo se lo pida “porque se aburre, mientras que si corre con los veteranos del club, se anima y aprende nuevas técnicas”.

A pesar de que el CMB no organiza grandes tiradas, sí tiene un homenaje especial para uno de sus antiguos socios, Antonio Pérez, fallecido a causa de una enfermedad de cáncer. En su honor celebran la Carrera Solidaria contra el Cáncer cada mes de septiembre, “coincidiendo con las fiestas del polígono, donde él vivía”, y que ya alcanza cinco ediciones. La recaudación íntegra de esta prueba, que en su última entrega ascendió a 7.000 euros, va destinada a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha