eldiario.es

El camino Trevejo-San Martín-Pico Jálama, corredor ecocultural

Son 16,32 kilómetros que incluyen el valioso castañar de El Soto en San Martín

- PUBLICIDAD -
Castañar del Soto San Martín Trevejo Sierra Gata Cáceres Extremadura

Castañar del Soto en San Martín de Trevejo Club Senderismo Emérita Augusta

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado el decreto por el que se declara Corredor Ecocultural el camino que une Trevejo con el Puerto de Santa Clara y, desde allí, a la subida al pico Jálama, en la zona de Sierra de Gata, en la provincia de Cáceres.

La incorporación de este Corredor Ecocultural a la Red de Áreas Protegidas de Extremadura permitirá potenciar la conservación de sus valores naturales, paisajísticos, culturales y patrimoniales, explica la Junta.

Este antiguo camino histórico tiene una longitud de 16,32 kilómetros, está empedrado en largos tramos y es, en su totalidad, de carácter público. Enlaza la pedanía de Trevejo con las localidades de Villamiel y San Martín de Trevejo y continúa su recorrido hasta la cima del pico Jálama, atravesando en casi todo su recorrido territorios incluidos dentro de la Red Natura 2000, concretamente la ZEPA “Sierra de Gata y Valle de las Pilas” y el ZEC “Sierra de Gata”.

El origen de este itinerario es medieval y tiene un elevado riesgo de deterioro por el acceso de vehículos rodados. Su anchura, en muchos de los tramos, se reduce a 2,5 metros, una tipología de calzada casi inexistente en el resto de la región.

Roble, castañar, acebos

El recorrido atraviesa formaciones de roble, alternando con paisajes muy ligados a la cultura local, especialmente en las inmediaciones de los núcleos urbanos, como es el caso de bancales bien conservados de huertos, olivares, viñas y praderas.

El ecoitinerario también pasa por el Castañar del Soto, “O’Soitu”, en el término de San Martín de Trevejo, el más representativo de Sierra de Gata, de más de 100 hectáreas, donde se encuentran además los castaños ‘Los Abuelos’, también llamados del Cobijo o de Ojesto (familia antaño propietaria del bosque), incluidos en la Red de Áreas Protegidas de Extremadura como Árboles Singulares.

El camino atraviesa rodales de acebo, de mostajo o de olmo de montaña, pudiéndose observar también numerosas herbáceas de interés o protegidas; mientras que el verdadero protagonista de la cumbre del Jálama es el piorno serrano que, junto a otras especies vegetales significativas de interés especial, algunas incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura, determinan la influencia occidental-oceánica en estas sierras.

Además del piorno serrano, en la cima del pico Jálama se extienden amplias manchas del característico matorral almohadillado denominado “cambrión”.

El ecoitinerario también discurre cerca de arroyos lo que posibilita observar al lagarto verdinegro, la salamandra y la rana patilarga o ibérica, además de otras especies faunísticas como el halcón abejero, el trepador azul o el pico picapino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha