eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

Avance Besiege, creando destrucción

Los desarrolladores indie de Spiderling Studios nos ofrecen la posibilidad de crear auténticas máquinas de guerra virtuales dando rienda suelta a nuestro ingenio.

- PUBLICIDAD -
besiege

Cada vez más juegos apuestan por ofrecer mecánicas tan viejas como la construcción al más puro estilo de los juguetes LEGO o Meccano, permitiendo que muchos de nosotros podamos sacar a pasear al tierno infante que fuimos antes de tener que lidiar primero con la adolescencia y después con una vida adulta repleta de facturas, compromisos y desengaños. La vida era más bonita, más placentera, más creativa y, en definitiva, infinitamente más divertida cuando nuestra máxima prioridad por las tardes era construir y destruir cosas. Desde castillos medievales hasta robots, pasando por circuitos de carreras y naves espaciales.

Es por ello que resulta más que comprensible el actual éxito de videojuegos como Minecraft, sin lugar a dudas el alfa y el omega de los juegos de construcción del momento. Y por supuesto, también se entiende que a su sombra nazcan no pocas nuevas propuestas que busquen darle una pequeña vuelta de tuerca a todo esto. En ese sentido, una de las más llamativas es Besiege, un título que, como su propio nombre quiere dar a entender, nos permitirá construir máquinas de asedio para cumplir diversos objetivos, como derribar una torre, acabar con un ejército o reducir a escombros una granja.

Actualmente en plena fase de desarrollo con el lanzamiento a finales de enero de una alpha a través de Steam Early Access, nosotros ya lo hemos probado y podemos garantizar que gran parte de su gracia radica en ofrecer al jugador una libertad casi total para cumplir los objetivos. Besiege presentará un modo sandbox, en el que podremos hacer lo que nos venga en gana, y diferentes mundos, de los cuales por ahora sólo hay uno abierto. Dichos mundos están divididos en niveles, y cada uno de ellos presenta un reto a superar.

Por ejemplo, puede que simplemente tengamos que arrasar una granja indefensa. Pues bien, nosotros mismos podemos decidir cómo lo hacemos, con opciones que van desde construir un carromato con lanzallamas para prenderle fuego, un tanque acorazado con el que embestirla hasta convertirla en escombros o bien un rudimentario helicóptero que nos permita soltar una bomba desde las alturas. Evidentemente, cuanto más difícil es el objetivo más necesario será que optemos por construir máquinas más complejas, grandes o letales, pero siempre estará ahí la posibilidad de superar cada reto con pequeñas creaciones la mar de imaginativas, a veces con resultados sorprendentes.

El mundo que está disponible actualmente nos lleva a la época medieval. No podemos decir si ocurrirá lo mismo con el resto, y aunque esta ambientación sienta de perlas al juego, no negamos que cualquier otra también puede cuadrar a la perfección. Por ahora, los materiales que tenemos a nuestra disposición son acordes al medievo cercano al Renacimiento, reduciéndose a maderos, tachones de hierro, coberturas, ejes, protecciones, cañones y rudimentarias hélices, suspensiones y alas para las máquinas más complejas como las voladoras.

besiege

No hay límite en el número de piezas que podemos utilizar, sólo que el juego no nos permitirá pasar a la siguiente zona si no limitamos nuestra creación a cierta área por otro lado bastante generosa. De esta forma, prácticamente el único límite está en nuestra imaginación, dado que podemos llegar a crear auténticas obras de ingeniería que de haber existido en el pasado hubieran sido la mayor pesadilla de no pocos reyes. Podemos crear desde pequeños coches blindados armados con cuchillas y gigantescas bolas con pinchos, hasta lo que vendría a ser un mecha de combate fabricado en madera.

Besiege tiene ante sí la posibilidad de ofrecer un amplísimo abanico de posibilidades a nivel jugable, no ya por las propias creaciones de los usuarios, si no por la gran variedad de misiones que puede llegar a ofrecer. Desde acabar con todas las ovejas o masacrar a los soldados enemigos, hasta derruir un castillo, prender fuego a una aldea o derribar un monumento elevado. Y al igual que hay sitio para la defensa y el ataque, también lo hay para la conducción y ciertas mecánicas más propias de los plataformas.

¿Las pegas? Es difícil hablar de ellas cuando estamos ante un título en fase alpha, pero por ahora toca destacar lo complicado de la conducción, dado que el sistema de control no está muy pulido, aunque por suerte el editor nos permite modificar la velocidad de giro de las ruedas, así como las teclas de asignación para ciertas piezas como los cañones y lanzallamas. También encontramos problemas importantes de rendimiento en cuanto nuestra creación supera un número determinado de piezas. Sí, podemos construir auténticos engendros mecánicos gigantescos, pero la tasa de frames se derrumba consiguiendo que jugar sea un imposible.

besiege

La máquina de guerra definitiva.

Con todo esto podemos asegurar que Besiege es hoy por hoy uno de los títulos más sorprendentes de entre todo ese amplísimo catálogo que podemos encontrar en Steam Early Access. Además de ofrecer una rica, sana y variada experiencia jugable, gracias a la libertad de creación y la diversidad de misiones y objetivos, cuenta con un llamativo apartado visual que apuesta por la sencillez sin dejar de lado la belleza, poblando los mapas con unos personajes muy simpáticos y graciosos, sobre todo cuando dejan de ser una amenaza al convertirse en zumito de tomate por cosas como recibir un cañonazo o suicidarse contra una cuchilla bien afilada.

Repetimos, se encuentra en fase alpha de desarrollo, por lo que aún hay muchas cosas por pulir empezando por una nefasta optimización en cuanto fabricamos máquinas un poco grandes; pero si consigue explotar como es debido todo lo que puede llegar a ofrecer, añadiendo mucho más contenido en forma de nuevos y variados mundos además de nuevos materiales e ítems para nuestras creaciones, no nos cabe la menor duda de que se convertirá en uno de los grandes de la construcción, consiguiendo que muchos de nosotros perdamos por completo la noción del tiempo tal y como hacíamos al jugar con LEGO.

besiege
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha