eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

La oposición vincula la pérdida de habitantes de Santander a las políticas urbanísticas del Partido Popular

PSOE, PRC, Izquierda Unida y UPyD coinciden en que el descenso poblacional es consecuencia del "modelo erróneo" de ciudad de un equipo de Gobierno "obsesionado con el hormigón".

El precio de la vivienda, las escasas oportunidades de encontrar un empleo o las carencias en servicios básicos, los argumentos que esgrimen los distintos grupos políticos.

- PUBLICIDAD -
Air Europa y Renfe amplían a 18 ciudades la emisión del billete combinado

Santander ha perdido 6.114 habitantes a lo largo de la legislatura.

La oposición ha respondido este martes a los datos publicados este pasado domingo por eldiario.es y que confirman la crisis poblacional que sufre Santander en los últimos años. Unas cifras que califican como "dramáticas", después de que la ciudad haya perdido casi 2.000 habitantes en lo que va de año, con un éxodo masivo de los más jóvenes hacia otras localidades del entorno que ha provocado que la capital descienda de los 174.000 habitantes por primera vez desde la década de los años 80. PSOE, PRC, Izquierda Unida y UPyD vinculan este "grave problema" a las políticas urbanísticas desarrollados por el Partido Popular.

Todos los grupos políticos que se han pronunciado al respecto recuerdan que el precio de la vivienda, las escasas oportunidades de encontrar un empleo o las carencias en servicios básicos "lastran" el futuro de Santander y "empujan" a sus vecinos a abandonar la ciudad. Además,  coinciden en que el descenso poblacional es consecuencia del "modelo erróneo" de ciudad de un equipo de Gobierno "obsesionado con el hormigón".

Entre los líderes políticos que han opinado en las últimas horas sobre la  última actualización del padrón, que deja a Santander con 173.807 vecinos, destaca la opinión de Judith Pérez Ezquerra, la portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento, una de las primeras en denunciar esta "hemorragia" durante la presente legislatura y que ha llevado distintas propuestas al pleno para poner freno a un problema "acuciante".

"Esta pérdida de población es consecuencia de la locurra de las políticas urbanísticas del PP en las últimas legislaturas, que han expulsado a dos segmentos poblacionales principalmente: a los jóvenes y a las clases medias y trabajadores", asegura. Para Pérez Ezquerra, De la Serna y su equipo "nunca han creído en un modelo de desarrollo urbanístico que no estuviera basado en la especulación y el agotamiento del territorio". A su juicio, el resultado inmediato de esta política es el "encarecimiento brutal del suelo y de valor de la vivienda".

"Santander es una ciudad muy cara impositivamente y con pocos servicios, la movilidad sostenible brilla por su ausencia, el aparcamiento es complicado, pero tenemos que utilizar el coche prácticamente para todo", enumera la portavoz socialista. Por si fuera poco, en su opinión, "el PP confundió siempre vivienda protegida con vivienda social intencionadamente para generar una ciudad elitista", afirma.

En la misma línea se manifiesta Pedro Casares, el candidato del PSOE a la Alcadía y edil en la actual Corporación: "Santander lleva 20 años perdiendo población y 2015 es un año más en el que se vuelven a ir muchos jóvenes que no encuentran aquí una oportunidad de trabajo ni una vivienda asequible", dice, al tiempo que apuesta por desarrollar una política de vivienda y empleo que permita recuperar el impulso perdido.

Baldosas y hormigón

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Regionalista y candidato a la Alcaldía de Santander, José María Fuentes-Pila, relaciona el reiterado descenso de habitantes a las "nefastas políticas de un Partido Popular solo preocupado por las baldosas, obsesionado con el hormigón y que ni conoce ni le preocupan las necesidades de los santanderinos". 

Así, el regionalista insiste en que estos datos "confirman la tendencia mantenida y preocupante" de descenso de la población en la ciudad, que está ya por debajo de los 175.000 santanderinos. "Desde que Íñigo de la Serna es alcalde, Santander ha perdido alrededor de 10.000 habitantes", señala. Los primeros cuatro meses de 2015 muestran, en su opinión, un "recrudecimiento" de esta progresión, con 500 habitantes menos cada mes.

"A ese ritmo, Santander sería un desierto en menos de treinta años", lamenta Fuentes-Pila. "Cada día somos menos y cada día más pobres", subraya el líder del PRC en la ciudad, para quien las cifras de paro constituyen el otro 'ingrediente' del "cóctel sin futuro que ofrece el Partido Popular". En este punto, recuerda que "hoy tenemos 8.000 parados más que el día que De la Serna tomó posesión".

"Una Marina D´Or del Cantábrico"

También han valorado este hecho dos grupos sin representación en el Consistorio pero muy activos en la crítica y en la oposición municipal durante la presente legislatura. Desde Izquierda Unida, Miguel Saro cree que el modelo de ciudad que intenta imponer Íñigo de la Serna está "condenando" el futuro de la capital.

"Santander se está convirtiendo en una ciudad decadente, sin actividad económica de peso, sin industria, con un comercio laminado por el apoyo expreso a las grandes superficies, empleo precario centrado en el sector servicios y especialmente en el turismo. Todo esto redunda en un alto desempleo, temporalidad y estacionalidad en las contrataciones", argumenta el candidato de IU en las próximas elecciones municipales.

Para el coordinador de la formación de izquierdas en Santander, estos últimos años se ha llevado una política de crecimiento basada exclusivamente en segundas residencias en propiedad para atraer a veraneantes que tengan capacidad de compra. "De la Serna quiere convertir a Santander en una ciudad dormitorio vacacional, una Marina D´Or del Cantábrico, en la senda de los proyectos del desarrollismo del PP en todo el litoral de España", opina.

Mientras, Santander es la única ciudad importante del norte que pierde población y la que queda, según los datos consultados por este periódico, envejece. Por este motivo, Íñigo Velasco, de UPyD, muestra su "profunda preocupación" por una tendencia que "constata el fracaso de gestión de un Ayuntamiento que no consigue hacer de la ciudad un lugar atractivo para vivir, situación que se ve agravada con el constante aumento de la deuda que hipoteca el futuro de los ciudadanos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha