eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

La PAH denuncia ante el CGPJ el caso del desahucio que dejó encerrado en su casa a un hombre sordo

El colectivo señala en el escrito que los hechos "pueden ser constitutivos de infracción" por no haberse comprobado que la vivienda no estaba vacía

La agrupación sostiene que "no es tolerable que un acto judicial como este se haya llevado a cabo sin cumplir con las mínimas medidas de precaución"

- PUBLICIDAD -
Un miembro de la PAH sordo se queda encerrado durante un desahucio en su piso de Muriedas

Intervención de los bomberos durante el desahucio.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha presentado una denuncia ante el Consejo General del Poder Judicial después de que la pasada semana, uno de sus miembros, que padece sordera y pérdida de visión, se quedara encerrado en su domicilio de Muriedas (Camargo) durante un desahucio

Posteriormente, este colectivo se personó en el Juzgado número 8 de Santander, órgano encargado de ejecutar el lanzamiento, para presentar un escrito y pedir explicaciones de lo ocurrido, ante lo que consideraban "una chapuza". Según declaró su portavoz, Oscar Manteca, a este medio, no obtuvieron "ninguna explicación razonable" y "ni siquiera se dignaron" a recibirles. 

Así pues, la PAH decidió interponer una denuncia "para depurar responsabilidad de un fallo muy grave". En el escrito, al que ha tenido acceso eldiario.es, se pone de manifiesto que los hechos ocurridos "pueden ser constitutivos de infracción" por no haberse comprobado que la vivienda no estaba vacía. 

Dicha vivienda, según recoge el texto, es una casa unifamiliar con un sótano-garaje en planta baja y una vivienda en planta superior sin acceso directo desde la vivienda al sótano-garaje sin salir a la calle. "La vivienda se encontraba en un estado de conservación deplorable, sin luz ni agua y con multitud de basura en su interior", apunta el colectivo.

Sin embargo, a la misma se podía acceder "sin ningún problema habitación por habitación, como lo demuestra un vídeo grabado por uno de nuestros miembros, para comprobar que el afectado se encontraba en la vivienda y así haber evitado el mal trago a nuestro compañero", aseguran desde la PAH.

"Era imposible que haciendo una comprobación básica de la vivienda no se hubiera localizado a nuestro compañero, que se encontraba en la habitación donde dormía tras haberse puesto unas gotas en los ojos", reprocha el colectivo, por lo que, tal y como afirma, "mucho nos tememos que solo se hiciera una comprobación por medio de la voz preguntando si había alguien, a lo que este hombre no podría haber respondido debido a su problema de audición".

En definitiva, la PAH denuncia que "no es tolerable que un acto judicial como este se haya llevado a cabo sin cumplir con las mínimas medidas de precaución y que se haya dejado constancia en el acta de la comisión que no había ninguna persona en su interior", por lo que solicitan ser parte del expediente como denunciantes y que se les comunique el resultado de la investigación y la iniciación de cualquier procedimiento sancionador. 

Intervención de los bomberos

El afectado, tal y como cuenta la PAH, permaneció ocho horas esperando a que lo sacaran de la vivienda, hasta que se puso en contacto con ellos, y se desplazaron y movilizaron a la Guardia Civil y a los Bomberos del Ayuntamiento de Camargo. El afectado tuvo que ser sacado de la casa por una ventana y trasladado a un centro de salud, "sufriendo gran estrés".

Según esta agrupación, se trata de una persona vulnerable, que tiene problemas de audición y de vista, vive sola y que, pese a estar en la vivienda, no se enteró de que le estaban cambiando la cerradura de la puerta hasta que se habían marchado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha