eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

"Si conseguimos inundar las calles reivindicando derechos, el Gobierno tendrá un problema"

Los sindicatos cántabros convocan una manifestación de la Plaza Numancia a la Plaza Pombo de Santander, este lunes a las 12.00 horas

Bajo el lema 'No hay excusas' para la recuperación de los derechos perdidos durante la crisis, solicitan la participación de toda la clase trabajadora

- PUBLICIDAD -
Más de 6.000 personas han recorrido las calles de Santander en defensa de una salida digna de la crisis.

Imagen de la manifestación del 1 de mayo de 2015 en Santander.

"Primero de Mayo a la ofensiva". Así ha comenzado su intervención el secretario general de UGT, Mariano Carmona, que, junto a Carlos Sánchez, de CCOO, han comparecido este viernes para pedir la máxima participación en la manifestación convocada el 1 de mayo con motivo del Día Internacional de los Trabajadores.

El principal objetivo que han señalado para esta cita es la "recuperación de los derechos perdidos durante más de una década de crisis". Se trata de una jornada de "reivindicación", ha recalcado Carmona. "No soy partidario de decir que el 1 de mayo es festivo", ha manifestado, "la clase obrera tenemos que reivindicar qué derechos se nos han retirado y que queremos que se nos devuelvan", ha incidido. 

Sánchez ha afirmado que si España, tal y como afirma el ministro De Guindos, ha recuperado la situación económica de partida anterior a la crisis "no sabemos a qué esperan a derogar las reformas laborales, a recomponer los salarios y a hacer políticas que frenen la precariedad en el empleo".

Bajo esta premisa, los sindicatos convocan una manifestación en Santander bajo el lema 'No hay excusas', el próximo lunes a las 12.00 horas, que discurrirá de la Plaza Numancia hasta la Plaza Pombo de la capital cántabra.

"No hay excusas para seguir manteniendo la situación en la que estamos", ha denunciado Sánchez, porque "podría ocurrir que las reformas que se han impuesto bajo el palio de la crisis económica hayan venido para quedarse, que es lo que nos tememos".

Así pues, ha continuado su intervención haciendo hincapié en que "no hay progreso sin trabajo digno", puesto que "el empleo decente es sinónimo de democracia y libertad y lo contrario sería pegarnos un tiro en el pie". Además, ha denunciando la situación "caótica" que se está produciendo como consecuencia de que "la economía crece pero no se reparten sus beneficios; se divorcia el crecimiento del reparto". 

Sánchez ha resaltado, por tanto, que esa rentabilidad que hablaba antes está "yendo al excedente empresarial, a los bancos". Esto explica, según el representante sindical de CCOO, que aunque "hay más contratos, no hay mejor empleo ni mayores cotizaciones", lo que provoca que "esté en peligro el sistema de protección social y las pensiones".

Por tanto, ha sentenciado que no van a consentir que "el crecimiento no se reparta y no alcance a todos". Ha subrayado que los sindicatos se han "hartado de hacer propuestas que no han sido atendidas". "No estamos dispuestos a pagar la factura de la orgía financiera que ha llevado a Europa y este país a la ruina, que se mide en desigualdad, en brecha social y en pobreza", ha apostillado. 

En suma, Sánchez ha apuntado dos cuestiones que reflejan "el daño que están causando esas políticas". Por un lado, "el incumplimiento" de la Constitución española que recoge la obligación de los poderes públicos de promover las condiciones para el progreso social, y por otro, "el fracaso de la política conocida", puesto que "casi diez años sin prosperidad son un récord terrible e inasumible". 

Finalmente, ha criticado la aparición en Europa de los movimientos "populistas, xenófobos y racitas". "Gran parte de la política se echa las manos a la cabeza con ellos pero no tienen que ser tan hipócritas porque son consecuencia de esas políticas", ha expresado. "No han sido valientes y no han tenido arrojo para afrontar la crisis en términos de igualdad", ha concluido. 

"Un problema" para el Gobierno

Por su parte, el secretario general de UGT ha destacado la necesidad de "reivindicar la conciencia de clase". "Tenemos un Gobierno que está soportado por 8 millones de trabajadores de este país", ha indicado, "y tenemos un Gobierno que ha atentado claramente contra los derechos de toda la ciudadanía", ha recalcado. "La fuerza la tenemos nosotros y tenemos que demostrárselo". 

Por tanto, Carmona ha querido dejar claro que si este 1 de mayo "conseguimos inundar las calles para reivindicar derechos de una manera pacífica, el día 2 el Gobierno tendrá un problema". Los derechos laborales y sociales "arrebatados" solo se conseguirán "combinando presión y negociación", ha subrayado.

Asimismo, ha denunciado que antes de las elecciones "todos los partidos asumieron como propias las medidas propuestas por los sindicatos" y un año después, "siguen sin ponerse en marcha". Ha incidido en la necesidad de que "se gobierne de acuerdo a los programas que llevan a las elecciones".

Por otra parte, ha instado a que, "aunque no lo llevaban en sus programas, se devuelva todo lo que han robado", situación que ha provocado, según ha indicado Carmona, "los recortes en este país". 

Moción de censura

A preguntas de los medios sobre la moción de censura a Mariano Rajoy presentada el pasado jueves por los dirigentes de Unidos Podemos, Sánchez ha manifestado que "está a favor" de la iniciativa, independientemente de la formación que la lleve a cabo porque "propicia un debate" en el Congreso.

Por su parte, el secretario general de UGT se ha mostrado más crítico y ha señalado que la propuesta tiene un "afán protagonista". Así pues, ha aprovechado para apuntar que si las izquierdas de este país "aparcasen" ese afán citado anteriormente, "nos iría mejor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha