eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

La Renta Social Básica enfrenta de nuevo al Gobierno con los colectivos sociales

El Ejecutivo autonómico asegura que trabaja para ofrecer respuestas a las personas en situación de vulnerabilidad de forma "rápida, eficaz y eficiente"

El Instituto Cántabro de Servicios Sociales señala que en estos momentos son 5.485 los beneficiarios que cobran esta ayuda de emergencia en la comunidad

- PUBLICIDAD -
Un grupo de solicitantes de la Renta Social Básica durante una protesta en el ICASS. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

Un grupo de solicitantes de la Renta Social Básica durante una protesta en el ICASS. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

La concesión de la Renta Social Básica a las personas en riesgo de pobreza y exclusión vuelve a enfrentar al Gobierno de Cantabria con los colectivos sociales que defienden una aplicación "más rápida y eficaz". Como ocurrió en la pasada legislatura, después de los cambios introducidos por el PP que complicaron el acceso a esta ayuda de emergencia, el Grupo Andarivel denuncia ahora "una carrera de obstáculos" para los beneficiarios, mientras que el Ejecutivo defiende las mejoras logradas en apenas un año.

De hecho, y tras la concentración de protesta que se convocó esta semana frente a la sede del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), la directora de este organismo ha considerado "injustificadas" y "sin fundamento" las críticas vertidas por Andarivel con respecto a la Renta Social Básica, al tiempo que ha calificado de "objetivo prioritario" la mejora de esta prestación.

La directora del ICASS, Felisa Lois, ha recalcado a través de una nota de prensa que desde su toma de posesión ha asumido como un "compromiso de legislatura" la atención a los más necesitados a través de una ayuda de emergencia de la que "se ha venido ofreciendo información cumplidamente y de forma periódica", ha insistido.

Con respecto a las cifras ofrecidas por Andarivel, desde el Instituto Cántabro de Servicios Sociales señalan que en estos momentos son 5.485 los beneficiarios, no 4.764 como manifestó este colectivo ante los medios de comunicación, y que además están sometidos a unas revisiones periódicas que provocan la actualización constante de estas cifras.

Además, desde el ICASS aseguran que la tramitación media oscila sobre los tres meses, frente a los seis meses de hace un año, con el PP al frente del Gobierno, "a pesar de contar en la actualidad con un volumen mayor de expedientes al incrementarse el número de beneficiarios". También recalcan que el objetivo de esta legislatura es alcanzar un tiempo de resolución de 45 días en total.

Por lo que respecta a las críticas sobre la burocracia que rodea la tramitación de la Renta Social Básica, la directora del ICASS insiste en que se ha tratado de facilitar al máximo la solicitud, pero "existen una serie de requisitos de obligado cumplimiento, como pueden ser el sellado del paro o el empadronamiento".

Además, Lois ha añadido que con el objetivo de conseguir una tramitación más eficiente y rápida, en el ICASS se ha creado un punto de información que ofrece asesoramiento integral sobre la renta social básica.

"No es un fin en sí mismo"

La directora de ICASS ha recordado que la Renta Social Básica "no es un fin en sí mismo y los ciudadanos que la reciben son los primeros interesados en dejar de ser prestatarios de la misma", pero mientras eso ocurre, "nuestra obligación es seguir mejorándola, facilitar el acceso y asegurar los recursos económicos necesarios para garantizarla y que la ciudadanía tenga la certeza de que llegan a los que más lo necesitan".

Lois ha asegurado que "el fin último es conseguir que todos los ciudadanos que se encuentran en situación de vulnerabilidad tengan una respuesta por parte de la Administración de forma rápida, eficaz y eficiente". Por este motivo ha señalado que, desde el ICASS, "se sigue trabajando para conseguir cada vez mejores resultados".

Según la directora del ICASS, las actuaciones que se vienen llevando a cabo en los últimos meses "permitirán actualizar el modelo de renta que se quiere obtener", partiendo de lo recogido en la Ley de Derechos y Servicios Sociales de Cantabria, para una posterior elaboración de una Ley de Renta Social Básica.

Felisa Lois ha recordado que, en la pasada legislatura, el cobro de la Renta Social Básica se suspendía a los 24 meses "dejando a su suerte a muchas familias que perdían, así, su única garantía de ingreso económico". Hoy esta suspensión se ha eliminado y la renta social básica se mantiene mientras persista la situación de necesidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha