eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Navarra en fiestas... y sin ikurriñas por decisión de IU

Los denominados 'ayuntamientos del cambio', formados por el cuatripartito que apoya a Barkos, deben acatar la resolución judicial que considera fraude de ley exhibir la ikurriña invitando a corporativos vascos

Izquierda Unida pidió retrasar la derogación de la Ley de Símbolos hasta después de las elecciones generales

- PUBLICIDAD -
La ikurriña junto a la bandera española en el momento del 'txupinazo'.

La ikurriña junto a la bandera española en el momento del 'txupinazo'.

La maquinaria festiva en Navarra ha comenzado este año sin exhibición de ikurriñas en los mástiles oficiales de los ayuntamientos del cambio, aquellos en los que las fuerzas del cuatripartito lograron desplazar a UPN de las alcaldías. El consistorio pamplonés marcó la pauta en San Fermín, al decidir el alcalde de Bildu, Joseba Asirón, acatar la sentencia del TSJN que consideraba fraude de ley la exhibición de la enseña vasca con la excusa de que dos parlamentarios vascos habían acudido al chupinazo.

Al auto del TSJN sobre el Ayuntamiento de Pamplona siguieron otros tantos que modificaban otros pronunciamientos judiciales sobre las ikurriñas que distintos ayuntamientos habían colocado en sus edificios durante las fiestas del año pasado: también era un fraude de ley. Así que los consistorios han decidido acatar las sentencias y este año Navarra en fiestas no tiene ikurriñas en los mástiles oficiales.

Pero la bandera vasca está ausente en las fiestas de la Comunidad foral por iniciativa de IU. La coalición de izquierdas pidió a sus socios del cuatripartito retrasar hasta después del verano la derogación de la Ley de Símbolos, para que el debate sobre la presencia de la ikurriña no interfiriera en la campaña de las pasadas elecciones generales. A regañadientes, Bildu, Geroa Bai y Podemos accedieron al requerimiento de su socio, puesto que sus votos son esenciales si quieren conseguir derogar la ley que impide a los ayuntamientos colocar la enseña vasca.

Y ocurrió que la sentencia del TSJN sobre el fraude de ley se hizo pública justamente unos días antes de San Fermín, con lo que los ayuntamientos ya no podían recurrir a la “maniobra protocolaria” de invitar a parlamentarios o corporativos vascos para colocar la ikurriña en sus instituciones.

Resignados, los socios de IU han anunciado que la derogación de la Ley de Símbolos será uno de los primeros cometidos que abordarán con el reinicio del curso parlamentario en septiembre. Un objetivo que, aunque recogido en el acuerdo programático del cuatripartito, no estará exento de debate.

Porque todos persiguen un común denominador: “una nueva ley no excluyente, que recoja todas las aspiraciones legítimas de la ciudadanía y que permita desarrollar una política de tolerancia e integración sobre los símbolos”, pero IU no está de acuerdo con la fórmula jurídica de derogar la ley actual.

"Tolerancia e integración"

La coalición de izquierdas aclara que no es necesario dejar sin vigencia la normativa actual, puesto que no se trata de cambiar los símbolos oficiales de Navarra, sino que es suficiente con modificarla e introducir en ella los parámetros de “tolerancia” e “integración” que permitan a los ayuntamientos que así lo decidan colocar la ikurriña en sus edificios. Y no sólo la ikurriña, añaden desde IU, ya que la nueva ley debería permitir, por ejemplo, que los consistorios que así lo deseen puedan hacer ondear en sus mástiles la bandera republicana.

La presidenta Uxue Barkos ya ha expresado públicamente que le hubiera gustado ver la ikurriña presidiendo junto al resto de banderas oficiales la ceremonia del chupinazo. Este año no ha podido ser, pero el próximo verano las condiciones legales habrán cambiado, señalan desde el cuatripartito. Sin entrar a discutir sobre si es necesario o no derogar la actual ley, desde Geroa Bai apuestan por recuperar para la normativa de los símbolos de Navarra la dinámica de mayorías municipales en torno a la que se articulaba la anterior ley. Cada ayuntamiento decidía por mayoría en el pleno qué banderas podía colocar en sus edificios, siempre obligados a exhibir las banderas oficiales de Navarra y de su localidad.

La apuesta de Bildu es más drástica, puesto que pasa por derogar la actual ley de Símbolos en un gesto cargado, a su vez, de simbolismo: el cuatripartito termina con la época de “agresión” a la ikurriña que han supuesto dos décadas de gobiernos de UPN.

Habrá que esperar hasta finales de verano para ver qué fórmula es la que logran consensuar las cuatro fuerzas políticas que apoyan al Gobierno y que suman la mayoría parlamentaria necesaria para cambiar la ley de Símbolos. Mientras tanto, la ikurriña seguirá ausente de los mástiles oficiales en fiestas, huérfana de legalidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha