Focos

"Murcia, a tope": las grabaciones que implican a Pedro Antonio Sánchez en la Púnica

Los audios acreditan que el ahora presidente de Murcia cerró un trato con la trama para lavar su imagen en las redes sociales, de cara a postularse a la presidencia regional

El contrato se cerró por un total de 3.000 euros al mes cuando tuvieran lugar los comicios, a pagar con dinero público procedente de la Consejería de Educación, que entonces dirigía

Las grabaciones también acreditan trabajos de la trama concertados con altos cargos de la Comunidad de Madrid, como Ignacio Gónzalez o Lucía Figar

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pedro Antonio Sánchez sobre el pacto de investidura con C's: Yo cumplo lo que firmo

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. EFE

Unas grabaciones del sumario del caso Púnica que investiga el juez Eloy Velasco acreditan que el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, cerró un trato con la trama para lavar su imagen en las redes sociales, de cara a postularse a la presidencia regional. En concreto, los audios revelan que cuando era consejero de Educación en Murcia Sánchez pactó un acuerdo de 3.000 euros al mes, a pagar con dinero público, cuando tuvieran lugar los comicios,  según publica este lunes Cadena Ser.

En las grabaciones se escucha al conseguidor de la trama Alejandro de Pedro explicar a sus socios el pacto con Sánchez para lavar su imagen en las redes sociales. Según explica el propio De Pedro a una de sus empleadas, el contrato se cerró por "3.000 pavos al mes" para lavar la imagen de Sánchez, entre octubre de 2014 y mayo de 2015, cuando se celebraran las elecciones.

A esta cantidad se sumarían otros 1.000 euros para un periodista encargado de elaborar noticias beneficiosas para Sánchez desde un periódico digital murciano, que el conseguidor de la trama creó como herramienta para promocionar a sus clientes. También estaba previsto que los servicios se pagasen con dinero público procedente de la Consejería de Educación, que entonces dirigía Sánchez.

Los audios certifican la existencia de cuatro reuniones, entre junio y octubre de 2014, en las que se cerró el acuerdo y en las que participó el propio presidente murciano. Según señala la Cadena Ser, uno de los encuentros se produjo en la consejería de Educación de Murcia y los restantes en Madrid, en hoteles como el Palace o Las Letras. En la última de las reuniones se alcanzó el acuerdo definitivo con Sánchez y la senadora Pilar Barreiro.

Además de las grabaciones -en las que se registran conversaciones entre Alejandro de Pedro, su socio José Antonio Alonso Conesa, los empleados de ambos y técnicos y jefes de gabinete de distintas consejerías de Murcia-, existen otras pruebas que implican al presidente murciano como mensajes, whatsapps y el testimonio comercial de Eico, la empresa de Alejandro de Pedro, y que confirman el acuerdo.

No se llegaron a realizar

Los trabajos nunca llegaron a ser realizados, ya que seis días después de cerrarse el acuerdo, el 27 de octubre de 2014, estalló la operación y el juez Velasco ordenó las detenciones. Aún así, el magistrado pedirá imputar a Sánchez y en contra del criterio de la Fiscalía por cohecho, fraude a la Administración y revelación de información reservada.

El magistrado se atiene a una reforma del código penal en la que se sanciona igualmente la conspiración para cometer delitos, aunque estos no se hayan ejecutado. Anticorrupción descartó proceder contra el presidente murciano por "no llegarse a formalizarse los contratos de publicidad" y, por tanto, "no haber perjuicio alguno para las arcas públicas".

El presidente de Murcia actualmente está imputado en otra causa: el Caso Auditorio, en el que se investigan las irregularidades cometidas en las obras del Auditorio de Puerto Lumbreras, municipio del que fue alcalde.

Las grabaciones recogen algunas de las acciones de la trama en otras comunidades como Madrid o Castilla y León. El propio Alejandro de Pedro habla en uno de los audios del contrato de reputación personal del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González o de la exconsejera de Educación Lucía Figar, también imputada en la causa, por un total de 400.000 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha