eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Terrorismo y tensiones amenazan con desplazar agenda social en cumbre APEC

- PUBLICIDAD -

El terrorismo y las tensiones regionales amenazan hoy con desplazar a la agenda social en la 23 cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que se inicia mañana en Manila con la participación de los líderes de 21 países.

A propuesta del país anfitrión, Filipinas, la reunión se celebra bajo el lema "por un crecimiento inclusivo, por un futuro mejor", pero el ataque terrorista del viernes en Paris y la reciente tensión en el Mar del Sur de China dominan en la víspera el debate.

La reunión ha estado precedida de la cumbre del G-20 del fin de semana en Turquía, donde la ola de atentados en la capital francesa, que segó la vida de 129 personas, acaparó las declaraciones públicas y provocó un cierre de filas entre los asistentes.

Aunque subrayó el contenido económico de la cita, el secretario de la APEC, el neozelandés Alan Bollard, admitió que "las cuestiones de seguridad podrían abordarse en las entrevistas bilaterales" previstas entre los líderes en los dos días que durará el encuentro.

Bollard subrayó, no obstante, que la lucha contra el terrorismo no figura en el programa de la APEC para la capital filipina.

Unos 30.000 miembros de cuerpos policiales y militares han sido desplegados para garantizar el normal desarrollo de la cumbre, para cuya organización las autoridades han cerrado al tráfico el núcleo urbano y montado en el entorno decenas de controles.

La Cuenca del Pacífico no ha registrado en los últimos años ataques yihadistas de la envergadura de Oriente Medio y Europa pero la presencia, entre otros, de los presidentes de EEUU, Barak Obama, y China, Xi Jinping, ha obligado a extremar las precauciones.

La cumbre también tendrá lugar semanas después del cruce de acusaciones, en octubre, entre el régimen de Pekín y algunos de la media docena de países de la organización con los que se disputa la soberanía de varias islas y archipiélagos del Mar del Sur de China.

La tensión alcanzó su punto álgido tras la patrulla de un destructor de EEUU por uno de los archipiélagos en litigio, las islas Spratly, en defensa de "la libertad de navegación", lo que China, que se reservó el derecho a responder, calificó de "provocación".

El ministro chino de Exteriores, Wang Yi, viajó el pasado martes a Manila para reunirse con su colega filipino, Albert del Rosario, a fin de que el país anfitrión, uno de los miembros de la APEC que se disputan las Spratly, no planteara el litigio en la cumbre.

"Los dos países estamos de acuerdo en que la reunión es de carácter económico y por tanto no es el lugar adecuado para debatir asuntos territoriales", indicó un portavoz del ministerio filipino de Exteriores tras la visita del jefe de la diplomacia china.

Pero cuatro días después, Malasia, que también aspira al control de las Spratly, acusaba el sábado a una "superpotencia regional" de construir pistas de aterrizaje, muelles y otras infraestructuras militares en tres atolones del archipiélago en disputa.

"¿Que sentido tiene eso cuando ese país está a más de 3.000 kilómetros?", se preguntó, en alusión a China, el viceprimer ministro malasio, Ahmed Zahid, que adelantó que Malasia defenderá con firmeza lo que considera que le otorga el derecho internacional.

En un intento de preservar el objetivo social con que fue convocada la cumbre, el presidente filipino, Benigno Aquino III, destacó hoy que "vamos a tener importantes conversaciones sobre cómo liberar a nuestros pueblos de la opresión de la pobreza".

En un encuentro con empresarios, el líder filipino puso de ejemplo a su país, donde 5,4 millones de personas han dejado de ser pobres, dijo, y que en 2014 creció más del 6 por ciento, "uno de los índices de crecimiento mas altos del mundo".

Aquino III puso el acento en la necesidad de que el crecimiento sea inclusivo para que beneficie a toda la población de la región, que figura entre las más prósperas del mundo pero en la que, en zonas como el Sudeste Asiático, subsisten grandes bolsas de miseria.

En la cita no faltarán las manifestaciones que suelen correr en paralelo a este tipo de encuentros, con marchas de protesta a las que se convoca en carteles colgados en varios puntos de Manila y en los que insta a combatir "la globalización, el nuevo imperialismo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha