Un año de educación digital: "La escuela es insustituible pero tiene que cambiar"

La viceconsejera de Educación y Deporte, María del Carmen Castillo, en la apertura del debate.

El año de pandemia en la comunidad educativa y su inmersión "forzosa" en la enseñanza digital ha dejado posos agridulces. Agotamiento, prisa, incertidumbre, dificultad, pero al mismo tiempo motivación, esfuerzo, imaginación y aprendizaje. De todos estos matices se ha hablado en la mesa 'Pensando el Futuro: la Eduación Digital' que ha organizado elDiario.es Andalucía en colaboración con la Fundación Cajasol.

En el escenario han debatido sobre la situación actual y su evolución Manuel Gordillo, conocido como “el profe Manolo”, maestro de Educación Primaria y autor de ‘Los deberes de la vida’; Juan Romero Raposo, miembro de la plataforma de hackers cívicos Openkratio; Maribel Martínez, coordinadora de Unicef en Andalucía, y José Antonio Sánchez Medina, vicerrector de la Universidad Pablo de Olavide, en un debate que se ha podido seguir de forma presencial y on line. Todos ellos han coincidido en señalar que la digitalización de la escuela es necesaria pero que hay que repensar cómo se da clase (tanto en primaria, instituto como en la Universidad), y que tiene que pensarse para que no se quede nadie atrás.

Si quieres verlo completo:

Un año difícil pero una oportunidad

María del Carmen Castillo, viceconsejera de Educación y Deporte, ha sido la encargada de abrir un acto en el que ha hecho balance de más de un año de pandemia, en un escenario hasta ahora no conocido. Sus primeras palabras han sido de agradecimiento a la labor de equipos directivos, profesorado, inspección educativa…, “porque la responsabilidad compartida que hemos tenido ha hecho que sea un éxito”, además de al alumnado, que "ha dado un ejemplo de madurez, compromiso y responsabilidad” en estos dos cursos.

Castillo ha sacado pecho de la dotación de material informático a centros educativos ("No es la primera vez que se reparten recursos digitales, pero sí la primera vez que se les dice que decidan qué hacer con ellos") y cómo en Andalucía "hemos pasado de unos cuantos ‘frikis’ a 45.000 profesores volcados en lo digital”. Ha señalado el trabajo que ahora mismo están realizando 185 docentes “para ayudarnos a trabajar en esos recursos educativos abiertos”, por ejemplo, porque, ha insistido, es "necesario no perder esta oportunidad".

"Ha sido un año difícil", decían tres niñas en un vídeo proyectado por Unicef. Maribel Martínez, coordinadora de Unicef en Andalucía, dio voz a los niños y niñas que han vivido la pandemia. "Ellos decían que las normas que se decidieron eran de adultos para adultos", lamenta. En este contexto tan "raro", el 14 de marzo de 2020, cuando se decidió cerrar los colegios, más de 10 millones de estudiantes se quedaban en casa, pero 100.000 hogares en España no tenían acceso a Internet, y uno de cada cinco niños no tenía acceso a un ordenador.

“La brecha digital se estaba convirtiendo, como dice nuestros compañeros de internacional, en un precipicio digital”, ha dicho Martínez. No obstante, sí señaló que el principal problema no es acceder a dispositivos si no tener "formación y acompañamiento" en el uso de esos dispositivos, y trasladar a lo digital la enseñanza que hace a los niños y niñas "críticos".

¿Información o conocimiento?

Un aspecto en el que coincidió el vicerrector Sánchez Medina, para quien la Covid ha evidenciado que “hay mucha información, estamos saturados, pero no conocimiento. El conocimiento nos lo aportan los maestros”. "La pregunta no es si hay que tener ordenadores o no, sino cómo en la sociedad en la que vivimos podemos usar los ordenadores para tener ciudadanos críticos, para reducir los problemas de igualdad de oportunidades”.

De esta forma, “algunas veces tenemos un tipo de docencia muy informativa, pero hay que ser capaces de entender qué pasa en el mundo, de poder deliberar y tomar decisiones. Esto no va de móviles u ordenadores, eso es tirar el dinero; va de información y conocimiento”. Y se mostró crítico con su propia comunidad universitaria, en ocasiones reticente a cambiar su manera de enfocar la docencia: "No podemos seguir dictando apuntes sin más con o sin pantalla"

Un "experimento educativo"

Manuel Gordillo señaló esta pandemia como un gigantesco "experimento educativo": “Hay niños que han estado sin control, algunos sin pantallas, pero otros con pantalla y sin control. Son muchas las carencias que tenía la escuela que se han evidenciado en esta situación”. Porque las costuras del sistema se han tensado tanto que ha dejado ver los agujeros. Eso, pese al duro trabajo desarrollado cada día en las aulas, que Gordillo no dudó en resaltar: “Los docentes estamos extenuados, y una vez más hemos aportado todo lo que hemos podido para que esto salga adelante, y hemos aprendido de los niños cómo llevar adelante una situación como ésta”.

El software de las cabezas

Juan Romero, como experto en informática, explicó que en la sociedad actual “estamos hablando de una migración, como en informática, y o cambiamos el sistema operativo con el que trabajamos o cambiamos la aplicación. Pero al igual que en informática no es tan importante el software de los ordenadores como el de las cabezas”.

“Veo a muchos profesores intentando hacerse informáticos a marchas forzadas, y no es eso, o a un montón de informáticos intentando ser pedagogos, que tampoco”, ha señalado, para poner el acento en la realidad de muchas zonas donde es una utopía que haya niños dando clase con una pantalla por delante, porque "donde no nos llega internet es porque tenemos realidades sociales más graves que hay que atacar, y si se solucionan solucionaremos internet". Aunque señaló que el problema no es tener o no dispositivos, sino que la "brecha digital - considera- está en la capacitación: el nativo digital se mueve en el menú que le sirven pero a veces ese menú contiene veneno".

En lo que coincidieron todos, como dijo Manuel Gordillo, es que "la escuela es insustitutible, pero tiene que cambiar".

Etiquetas

Descubre nuestras apps