eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La Universidad de Zaragoza elimina la obligatoriedad de defender el trabajo fin de grado ante un tribunal

Cada centro (escuela o facultad) decidirá si la evaluación se somete a una defensa pública o a un procedimiento simplificado de evaluación, y el modelo elegido tendrá que aplicarse en todos sus grados

Si no hay defensa ante un tribunal, será el propio director o directores del trabajo los encargados de calificarlo

Solo será imperativa la defensa con tribunal para alcanzar la matrícula de honor

- PUBLICIDAD -
Paraninfo de la Universidad de Zaragoza

Paraninfo de la Universidad de Zaragoza Francis Raher (commons.wikimedia.org) / Zaragoza

Hasta el pasado 16 de marzo, todos los estudiantes de Grado de la Universidad de Zaragoza debían realizar una defensa pública ante un tribunal evaluador de su trabajo fin de grado. Así lo estableció el Consejo de Gobierno del centro en un acuerdo de 11 de septiembre de 2014.

El artículo 9 de dicho texto dice: “El estudiante habrá de proceder a la defensa pública del trabajo de fin de grado o fin de máster ante el correspondiente tribunal evaluador, dentro de los periodos que cada centro establezca al efecto, al menos dos por curso, que pueden no coincidir con los periodos de examen”. Dicho tribunal tenía que estar compuesto por tres miembros “que serán nombrados por el Decano o Director”.

Sin embargo, un nuevo acuerdo del Consejo de Gobierno, del pasado 16 de marzo, elimina esta obligatoriedad. Ahora se introduce una disposición adicional que, en su punto 1, señala: “Los centros podrán optar por acomodar la definición, elaboración, defensa, dirección y evaluación de los trabajos de fin de grado al procedimiento simplificado de evaluación previsto en la presente disposición adicional”.

Es decir, cada centro (facultad o escuela) tendrá la potestad de decidir cómo se evalúa ese trabajo. Esta opción, continúa el acuerdo, “se aplicará necesariamente a todas las titulaciones de grado del centro que no deben ajustarse a normativa estatal o autonómica que determine un sistema de evaluación consistente en defensa ante tribunal”. Además, dice en el siguiente punto, será el mismo profesor o profesores que dirijan el trabajo, los que evaluarán el mismo.

Solo será preceptiva la defensa ante un tribunal para alcanzar la calificación de matrícula de honor, opción que será factible si el o la estudiante tiene un 9 o más en su evaluación ordinaria y “el aval del director o directores”. Sí se contempla que el estudiante pueda pedir la revisión ante tribunal en los términos previstos en el artículo 22 del acuerdo de 22 de diciembre de 2010.

Una norma con muchas limitaciones

Desde el centro universitario explican que, hasta el momento, ningún centro ha solicitado la modificación en el sistema de defensa. Señalan que el acuerdo se toma con muchas limitaciones, por ejemplo, que cada centro adopte la misma fórmula para todos sus grados.

Indican también que, en el caso de que la exigencia de la defensa ante un tribunal esté contemplada en el plan de estudios, el cambio tendría que autorizarlo la Agencia de Calidad y Prospectiva Universitaria de Aragón (ACPUA), dependiente del Gobierno autonómico.

Trabajo fin de grado obligatorio

La obligatoriedad de realizar un trabajo fin de grado se introdujo a raíz del conocido como Plan Bolonia, que se hizo efectivo con el Real Decreto 1993/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales. En el artículo 12 (Directrices para el diseño de títulos de Grado) de dicho texto se apunta que “estas enseñanzas concluirán con la elaboración y defensa de un trabajo Fin de Grado”. No se especifica, por tanto, la modalidad de esa defensa ni que esta deba llevarse a cabo frente a un tribunal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha