La portada de mañana
Acceder
La segunda ola amenaza con poner a los hospitales en situación "crítica"
11 millones de personas pendientes de un confinamiento perimetral
Se estrella un COVID y mueren 267 personas, por Rosa María Artal

Descubierto en Loarre (Huesca) uno de los mayores yacimientos de huevos de dinosaurio del mundo

Ester Díaz Berenguer y Raquel Moyá Costa, de la universidad de Zaragoza, trabajan en uno de los huevos de dinosaurio.

Nidos de dinosaurios de hace 68 millones de años, este ha sido el descubrimiento que han hecho los paleontólogos en el término municipal de Loarre. Hasta el momento se han identificado una veintena de huevos de dinosaurios, esféricos y de unos 20 centímetros de diámetro, presentan un estado de conservación óptimo, y se encuentran agrupados, sugiriendo la existencia de varios nidos. Un análisis preliminar apunta que pertenecen a dinosaurios saurópodos titanosaurios, unos herbívoros cuadrúpedos de largas colas y cuellos, que podrían alcanzar los 20 metros de longitud.

Un equipo internacional de paleontólogos españoles del Grupo Aragosaurus-IUCA (Universidad de Zaragoza) y portugueses (Universidad Nova de Lisboa) excava durante estos días un yacimiento que ha preservado una extensa área de nidificación de dinosaurios de hace 68 millones de años en Loarre.

El yacimiento fue localizado a finales de 2019 por José Manuel Gasca, paleontólogo y aficionado al Trail running, durante un entrenamiento con el Club Alpino Universitario por la Sierra de Loarre. Gasca comenta que “en el prepirineo hay rocas con potencial para contener dinosaurios. La curiosidad y mi formación paleontológica me mueve a inspeccionar estos parajes cuando tengo ocasión de atravesarlos. Esta vez, mi curiosidad fue recompensada”. Tras una primera evaluación a finales de enero, se comunicó el yacimiento a la Dirección General de Patrimonio Cultural, que autorizó la presente actuación.

Los doctores Miguel Moreno Azanza, paleontólogo oscense afincado en Portugal, y José Manuel Gasca lideran las excavaciones que se extenderán durante los meses de septiembre y octubre. Miguel Moreno-Azanza ha declarado que “tras recorrer el mundo entero estudiando huevos de dinosaurio en cinco continentes, resulta que uno de los yacimientos más importantes estaba en la sierra en la que jugaba de pequeño con mis dinosaurios de plástico”.

"De momento hemos encontrado una veintena de huevos y varios huevos en acumulaciones, calculamos que por lo menos hay cuatro nidos y además esperamos encontrar embriones dentro de los huevos, que es algo que no se conoce mucho", ha agregado Moreno. 

Octávio Mateus, líder del equipo de investigación de vertebrados de la Universidade Nova de Lisboa, e investigador de huevos de dinosaurio durante más de 30 años, insiste en la importancia del descubrimiento, que compara con los mundialmente famosos y mucho más antiguos huevos de dinosaurio de Portugal, con más del doble de la edad.

Biología reproductiva de los últimos dinosaurios no avianos de Europa

Los paleontólogos llevan años prospectando estos territorios buscando yacimientos de dinosaurios, sin embargo, hasta ahora no se había encontrado nada más que algún hueso aislado. José Ignacio Canudo, Director del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza apunta que a pesar del esfuerzo durante años no se había encontrado huevos de dinosaurios en los Pirineos aragoneses. Este descubrimiento permitirá estudiar aspectos de la biología reproductiva de los últimos dinosaurios no avianos de Europa, entre ellos como construían los nidos, o si las hembras se agrupaban para anidar al mismo tiempo. Además de permitir datar las rocas de la Sierra de Loarre en torno a unos 68 millones de años.

"Ha sido muy sorprendente porque llevamos trabajando en huevos de dinosaurio en Aragón prácticamente 14 años y no esperábamos encontrar un yacimiento de esta magnitud en Huesca y estamos entusiasmados con este descubrimiento”, ha señalado Moreno. El descubrimiento de nidos de dinosaurio en el prepirineo oscense viene a enriquecer el ya de por sí notorio patrimonio cultural del municipio de Loarre, además "Este hallazgo nos puede permitir resolver algunas dudas que tenemos sobre cómo se reproducían estos dinosaurios, porque existen hipótesis y este yacimiento ofrece una oportunidad de precisar estas teorías existentes y ver qué lugares preferían los dinosaurios para poner los huevos", explica Moreno.

Roberto Orós, alcalde de Loarre, ha puesto a disposición de los paleontólogos toda la ayuda logística necesaria, y se muestra entusiasmado con este descubrimiento en el municipio, que ya cuenta con otros recursos paleontológicos, como un yacimiento visitable de huellas de rinoceronte, en el entorno del Castillo de Loarre.

La excavación está siendo realizada por un equipo formado por investigadores de la Universidad Nova de Lisboa y Museu de Lourinhã, Portugal, y del Grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza. Se enmarca en el contexto de un proyecto de investigación sobre la reproducción de los dinosaurios financiado por la Fundação para la Ciência y la Tecnología de Portugal, liderado por Miguel Moreno Azanza, paleontólogo de origen oscense que se encuentra actualmente trabajando en la Universidad Nova de Lisboa.

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2020 - 22:48 h

Descubre nuestras apps

stats