eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cristina Rojo

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 33

Una fábrica de vegetales en Nueva Jersey sin tierra, luz natural, ni riego con agua

La lluvia no ha dejado de caer en toda la mañana y en el momento en que llegamos a la granja, las carreteras están parcialmente cubiertas por el agua. En la radio, los boletines de noticias hablan de las fuertes inundaciones y la amenaza, por cuarto año consecutivo, de pérdidas para los agricultores por la reducción de la producción de maíz, soja y trigo. Estamos en Newark, Nueva Jersey, una urbe deprimida económicamente cuyo rápido desarrollo industrial a comienzos del siglo XX ha dejado como herencia amplias zonas de naves abandonadas de aspecto austero, ventanas rotas y pintadas en las paredes.

En pleno corazón de una localidad tradicionalmente considerada como desierto alimentario, la pequeña puerta trasera de una de estas naves se abre hacia un entorno esterilizado cuya luz, temperatura y humedad están controladas al segundo por ordenador y donde crecen, felizmente, hasta 20 variedades de plantas comestibles sin tierra, luz natural, ni riego convencional.

Seguir leyendo »

En este supermercado de Brooklyn se puede hacer la compra a cambio de trabajo

Cada cuatro semanas, durante dos horas y 45 minutos, Mathew Lieberman cambia el silencio y la quietud de su apartamento por el trabajo como líder de equipo en el bullicioso supermercado cooperativo de Park Slope. No recibe ni un penique por su aportación. Tampoco lo consigue la artista Sunshine Suggs por su turno ordenando en la sección de conservas. El grupo que se afana en recibir, pesar y envolver quesos en el sótano, el que llega a las cinco de la mañana para empezar a descargar verduras frescas, los que limpian al final del día o quienes facturan en caja tampoco recogerán un mínimo dólar por su empeño. Sin embargo, cada uno de ellos llena su cesta de la compra en un lugar de confianza, donde cada producto es seleccionado por su calidad y la ética de su cultivo a precios muy por debajo de la media. Todos son miembros de Park Slope Food Coop que, 45 años después su fundación, es ya una seña de identidad del barrio neoyorquino de Brooklyn. Nada hacía prever que lo que comenzó como una más de los cientos de cooperativas que surgieron a principios de los años 70 continuaría en pie llegado el nuevo milenio, mucho menos que seguiría creciendo hasta convertirse en la cooperativa más grande de edificio único en todo Estados Unidos, con más de 17.000 miembros activos y ventas que en 2018 se espera alcanzarán los 56 millones de dólares (45 millones de euros).

"En aquel momento no éramos nada nuevo", dice Joe Holtz, miembro fundador que continúa al pie de la cooperativa. "Vivíamos la explosión de los movimientos sociales: el de los derechos civiles, la protección del medio ambiente, los derechos de la mujer, la protesta contra la Guerra de Vietnam... Había un libro entonces, Diet for a small planet [Frances Moore Lappé, 1971, uno de los primeros libros sobre el impacto ambiental y social de la producción de carne] que tuvo muchísima influencia en nuestra generación", recuerda.

Seguir leyendo »