eldiario.es

9

Elena Valenciano

Eurodiputada del PSOE y presidenta de la subcomisión de derechos humanos del Parlamento Europeo

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 343

La última lección magistral de Rubalcaba

El homenaje que la ciudadanía rindió a Alfredo Pérez Rubalcaba en su definitivo adiós, sorprendió al poder político y mediático del país. A mí no. He paseado mucho con Alfredo por las calles de Madrid y de toda España y siempre recibía elogios y cariño de personas de todas las edades, condiciones y nacionalidades. Había una conexión entre él y la gente que trascendía a su imagen pública o publicada, como si los ciudadanos hubieran visto mucho más allá de lo que se les contaba y sin atender nunca a los insultos que muchos proferían contra él desde las tribunas o los editoriales.

El adiós respetuoso, espontáneo, profundo, real, que tantas personas le han brindado estos días,es la prueba de que la mayoría, dejando al lado ideologías o sensibilidades, ha comprendido quién era Alfredo Pérez Rubalcaba y lo que ha hecho por este país. Creo que muy pocos políticos están en condiciones de recibir un abrazo popular como el que recibió Alfredo. He escuchado muchas veces, a lo largo de estos años, decir que Rubalcaba, a pesar de su edad, era un político antiguo... y, sin embargo, lo cierto es que el respeto y el cariño de la gente es lo único que vale en la política democrática, y nunca pasa de moda. En contra de las tesis de sus detractores, Alfredo generaba confianza en la gente, por tres razones fundamentales: era muy inteligente, era muy honesto y era muy normal. Algunos trabajadores de la sede central del PSOE, sus escoltas, los ujieres del Congreso, me han dicho estos días: "es que Alfredo hablaba con nosotros como si fuera uno más".

Seguir leyendo »

Votar a Susana y defender la verdad

En el Congreso del PSOE del año 2000, poco después de una gran derrota electoral y de la primera mayoría absoluta del PP, José Luis Rodríguez Zapatero comenzó su discurso de presentación de su candidatura con estas palabras: "No estamos tan mal". Sorprendió a muchos, pero la historia le dio la razón. Ya entonces proliferaban los que se recreaban en la decadencia del PSOE y auguraban su extinción a plazo fijo. Cuatro años más tarde, esos mismos asistían a una nueva victoria electoral.

El PSOE puede salir de este atolladero. Para ello, los socialistas de carné –que somos los que votaremos el domingo– debemos hacer un doble ejercicio de higiene política: contar y contarnos la verdad, despejar esa posverdad mistificadora que se propaga sobre lo ocurrido en los últimos meses. Y hacernos conscientes de que estas crisis se superan dando un paso adelante y corrigiendo los errores, no caminando hacia atrás ni repitiendo lo ya probado y fracasado.

Seguir leyendo »

El Gobierno de los ricos apoyado por los trabajadores pobres

Contra todo pronóstico, Donald Trump será el próximo presidente de los EEUU. Es difícil medir el verdadero alcance de este hecho para la historia del país y del mundo y, sin embargo, su victoria sobre Hillary Clinton estará marcada por una mínima diferencia de votos. Cuando escribo estas líneas, el escrutinio aún no definitivo coloca incluso a la candidata demócrata por delante del republicano en el cómputo total. El sistema electoral estadounidense permite esta aparente incongruencia democrática, y un estrecho margen de victoria repetido en varios de los estados clave en juego –swing states– ha terminado por decantar la mayoría necesaria en favor del histriónico republicano.

Correrán ríos de tinta para explicar lo que hace sólo unos meses parecía una broma pesada y hoy es ya Historia. Una de las claves para entender lo ocurrido se encuentra probablemente en el Midwest más industrial (estados como Pensilvania, Ohio, Iowa, Wisconsin...), donde el voto de las clases trabajadoras ha cambiado del azul demócrata al rojo republicano. Han sido precisamente los trabajadores más vulnerables quienes han roto el empate técnico nacional y han concedido finalmente el Gobierno del país a quien representa su antítesis social: un empresario multimillonario de mínima sensibilidad social.

Seguir leyendo »

Que tu vida sea un acto de rebeldía

El Parlamento Europeo ha dado el premio Sajarov a Raif Badawi. Era la propuesta que yo defendí y que hizo suya por unanimidad, el grupo Socialista y consideraron otros grupos políticos.

Pero no puedo decir que esté satisfecha. No lo estoy. Ojalá no hubiéramos tenido que proponer ni dar este premio. El Sajarov es un galardón que debería desaparecer porque premia a seres humanos que sufren. Pero es, a la vez, un premio útil para poner un gran foco de luz sobre la vulneración de los derechos humanos en el mundo y sobre las personas que la padecen.

Seguir leyendo »