eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Elísabeth López Orduna

Elísabeth López nació en Lécera. Estudió Periodismo y Humanidades. Lleva una década trabajando en desarrollo rural, desarrollo que solo entiende de manera holística. Defiende la lucha por conseguir la excelencia en las zonas rurales. Es la autora del blog Tentaciones en la mesa, un lugar dedicado a la agroalimentación.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

La otra cara del Día de la Madre

La maternidad tiene una connotación positiva. Es el nacimiento, la vida y, centrados en eso, todo lo que rezuma maternidad entraña aspectos positivos. Campañas consumistas que vienen a celebrar el Día de la Madre con flores y demás objetos de deseo. Sin embargo, la maternidad se cobra cada día en el mundo a unas 830 mujeres por causas relacionadas con el embarazo o el parto.

Una cifra, la de las 830 mujeres que morirán hoy también, celebración del día de la madre, que puede resultar escalofriante hasta que establecemos la distancia necesaria de esas mujeres con nuestra realidad y calmamos el aparente susto. El 99 % de la mortalidad materna se produce en países en desarrollo, lejos de nuestra comodidad y calidad sanitaria. La tasa de mortalidad materna, que establece una relación entre decesos de mujeres por causas maternas por cada 100.000 niños nacidos vivos, nos ubica a España entre uno de los países con menor tasa. Son 5 las mujeres que fallecen de media por cada 100.000 niños nacidos vivos. Sierra Leona, sin embrago, se encuentra a la cabeza, con 1.360 mujeres muertas por cada 100.000 niños nacidos vivos. Entre Sierra Leona y España, cada país acumula su mortalidad maternal: Afganistán 396, Camboya 161, Argentina 52, Ucrania 24…  y así una larga lista de mujeres que mueren en el hermoso acontecimiento de ser madre.

Seguir leyendo »

A los hombres buenos no se les pide perdón

Últimamente escucho una especie de rendición ante los hombres buenos que nace de mujeres que sienten vergüenza por la lucha que otras están llevando a cabo en pro de una sociedad más equitativa y justa con todos.

Se escriben cartas pidiendo perdón a los hombres buenos, por la aberrante distorsión que parece ser generan las mujeres denominadas “feminazis”. He escuchado a amigas exponer cómo algunos de sus amigos se sienten intimidados y perdidos ante la mujer actual y cómo les es difícil tratar con ella, relacionarse, mantener una relación sentimental. He oído a hombres y mujeres lamentarse de la suerte de los hombres de hoy en día, con un nivel de patetismo tal, augurando que llegará el día en el que tendrán que acabar pidiendo perdón por tener la condición de ser hombres.

Seguir leyendo »

¿Qué futuro le espera a la escuela rural?

Me llevé lo mejor de pasar la infancia en un pueblo. Mi casa estaba situada entre las casas que cierran el contorno del casco urbano: a las afueras. Crecí entre campos, tierra, una granja y muchos animales. Algunos, mascotas; otros, medio de subsistencia de mi familia.

Sentí la punzada en la garganta cada domingo, cuando mis amigos se replegaban en coches cargados de familia y bultos a sus casas de ciudad, donde iban a expandirse en colegios grandes, con uniformes grises y bien planchados con los que asistir a clases con tantos niños como la mitad de mi escuela. Siempre dieron por hecho que su colegio era más serio, más duro y mucho más exigente que nuestra escuela. Siempre dimos por hecho que nuestra escuela era menos seria y menos exigente, pero el futuro, que era ahí donde iríamos a pagar las consecuencias, de haberlas, nos preocupaba tanto como la incidencia de las grasas saturadas en nuestros cuerpos fibrosos de bicicleta.

Seguir leyendo »