eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Erika López Palma

Erika López es periodista, y trabaja como resposable de la Delegación del CSIC en Andalucía y del Museo Casa de la Ciencia de Sevilla. De hecho, es la coordinadora de este blog, "La cuadratura del círculo". Estudió Ciencias de la Información y tiene un Máster en Dirección de Comunicación Institucional y Empresarial y otro en Márketing Digital y Social Media. Además, un posgrado de Community Manager.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

¿Y si sueñas con nosotros?

Giani Rodari, en sus “Cuentos por teléfono”, escribió en 1973 un texto que me fascina por la energía que contiene: “ Al principio, la Tierra estaba llena de fallos y fue una ardua tarea hacerla más habitable. No había puentes para atravesar los ríos. No había caminos para subir a los montes. ¿Quería uno sentarse? Ni siquiera un banquillo, ni sombra. ¿Se moría uno de sueño? No existían las camas. Ni zapatos, ni botas para no pincharse los pies. No había gafas para los que veían poco. No había balones para jugar un partido; tampoco había ni ollas ni fuego para cocer los macarrones. No había nada de nada. Cero tras cero y basta. Solo estaban los hombres, con dos brazos para trabajar, y así se pudo poner remedio a los fallos más grandes. Pero todavía quedan muchos por corregir: ¡Arremangaos, que hay trabajo para todos!”

Sí, en el Museo Casa de la Ciencia del CSIC, institución en la que trabajo, como diría Rodari hay mucho trabajo para todos y, prueba de ello, es un proyecto que acabamos de poner en marcha. Se titula “ Ciencia al Descubierto” y consiste en un proceso de participación colectiva para cocrear los exteriores del Museo e implementar un espacio sensorial, de experimentación y de didáctica de la ciencia. Podríamos haber encargado un diseño a un estudio de arquitectura. Podríamos hacer definido nosotros unilateralmente qué incluir en esos 3.000 metros cuadrados. Pero, por mucho que añada complejidad a la tarea, DEBÍAMOS hacerlo participativo…

Seguir leyendo »

Ciencia ciudadana: la sabiduría de las multitudes

James Surowiecki, el conocido columnista de la revista New Yorker, exploró hace años una idea aparentemente sencilla pero que tiene profundas implicaciones: dadas las circunstancias adecuadas, los grandes grupos son más inteligentes que las minorías selectas, por brillantes que estas sean, cuando se trata de resolver problemas, promover la innovación, alcanzar decisiones prudentes e incluso prever el futuro.

La sabiduría de los grupos: por qué los muchos son más inteligentes que los pocos y cómo la sabiduría colectiva da forma a los negocios, economía, sociedades y naciones, publicado por primera vez en 2004 por Surowiecki, presenta numerosos casos estudiados y anécdotas para ilustrar su argumento, y recorre varios campos del saber, principalmente economía y psicología. La anécdota inicial cuenta la sorpresa del antropólogo inglés Francis Galton (a todo esto, primo de Charles Darwin) cuando en una feria del condado en 1906 una muchedumbre dedujo con precisión el peso de un buey cuando sus estimaciones individuales eran aproximadas (y el promedio estuvo más cerca del verdadero peso del buey que las estimaciones por separado de la mayoría de los miembros de la muchedumbre, y también más cercana que cualquiera de las estimaciones de los expertos en ganado). Un total de 787 personas estimaron un promedio de 542,5 kilos del animal. El peso real era de 543 kilos.

Seguir leyendo »

Una noche para los investigadores

Es fascinante saber que el mismo día a la misma hora miles de investigadores e investigadoras en 300 ciudades de una veintena de países están en la calle a la vez explicando al público en qué consiste su investigación; a qué dedican tantas horas de campo y/o laboratorio. “La Noche Europea de los Investigadores” es uno de los más importantes eventos de divulgación científica, uno de esas citas ineludibles para conocer cuál será el conocimiento del futuro. Y es que, efectivamente, lo que se investiga hoy es lo que conoceremos mañana.

El día ‘D’, el viernes 25 de septiembre, serán siete horas en la calle –en Andalucía, se celebra en todas las capitales de provincia- pero han sido muchísimas más de preparativos. He tenido el privilegio de ser una de las organizadoras en Sevilla de esta actividad y comprobar la ilusión que muchos científicos, sobre todo los más jóvenes, imprimen a citas como ésta, el esfuerzo por hacer actividades interesantes y trasladar lo que hacen ante la mirada curiosa de la gente. Los investigadores siguen siendo vistos por la sociedad como personas extravagantes, ratones de laboratorio, seres indescifrables ó inaccesibles. Es por ello que eventos como La Noche Europea de los Investigadores pretenden demostrar que son de carne y hueso, que su trabajo es la ciencia, pero por encima de todo son personas.

Seguir leyendo »