eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Iker Armentia

Iker Armentia es periodista. Desde 1998 contando historias en la Cadena Ser. Especializado en mirar bajo las alfombras, destapó el escándalo de las "preferentes vascas" y ha investigado sobre el fracking. Ha colaborado con El País y realizado reportajes en Bolivia, Argentina y el Sahara, entre otros lugares del mundo. En la actualidad trabaja en los servicios informativos de la Cadena Ser en Euskadi. Es adicto a Twitter y tiene un blog: nosinmimochila.com.

Hola, España: Europa también era esto

Esta semana el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ha dictaminado que Arnaldo Otegi y otros cuatro dirigentes de la izquierda abertzale no tuvieron un juicio justo en la Audiencia Nacional. La sentencia destaca la “falta de imparcialidad” de la magistrada Ángela Murillo. El caso Bateragune por el que fueron condenados nunca tuvo sentido. Fueron enviados a prisión por pertenecer a ETA (y ser los ejecutores de sus órdenes dentro de la izquierda abertzale), cuando precisamente ocurría lo contrario: estaban en una pugna interna desoyendo a ETA y a quienes apoyaban la estrategia terrorista, para llevar su movimiento hacia la no violencia.

No es la primera vez que este tribunal ha alertado de las vulneraciones de derechos que ha provocado la lucha antiterrorista en España. Este mismo año, condenó a las autoridades españolas por los malos tratos que sufrieron a manos de la Guardia Civil los miembros de ETA Igor Portu y Mattin Sarasola, autores del atentado de la T4 de Barajas. En otra  condena a España del año 2016 por no investigar las torturas a Xabier Beortegui, el tribunal -en la línea de otras instancias internacionales- reclamaba la mejora de la calidad de las investigaciones de los médicos forenses que atienden a las personas incomunicadas en comisaría así como la puesta en marcha de un código de conducta para los agentes policiales. Y no son las únicas condenas por el escándalo de las torturas que ha vivido España Uno de los casos más estremecedores analizados por Estrasburgo fue el del exdirector de Egunkaria, Martxelo Otamendi.

Seguir leyendo »

Camareras de piso a 2,5 euros la habitación en la ciudad 'cool' de los premios MTV

Gracias a la organización de los premios MTV en Bilbao hemos recordado que la MTV fue en algún momento de su existencia una cadena de televisión dedicada a la música. Desde hace años si estás zapeando y caes por casualidad en la MTV, es muy probable que te encuentres a gente retozando en Gandía o a Mario Vaquerizo gritando “indies de mierda” en unos autos de choque, lo que no es mejor ni peor -y probablemente es más divertido-, pero música no es.

Durante mucho tiempo la MTV fue un medio que lanzaba carreras musicales, pero desde finales de los noventa el canal se convirtió en el hogar predilecto de los reallity shows locos. Como todo lo que es mainstream y pura industria del dinero, en su época dorada la MTV dio su altavoz a unos músicos y arrinconó a otros, pero fue un fenómeno musical con interés y una de las referencias de la cultura popular. Sin embargo, la marca MTV no es lo que era, y lo que queda es más parecido a una tarde con Jorge Javier que al unplugged de Nirvana. Y puestos a elegir entre Jorge Javier y la MTV, mola mucho más Jorge Javier.

Seguir leyendo »

La Ertzaintza mató a Iñigo Cabacas y el poder nunca ha querido que se haga justicia

"Era como si nos estuvieran fusilando", relataba Laia Caballer en el juicio por la muerte del aficionado del Athletic Iñigo Cabacas. Laia estaba en el callejón en el que Iñigo murió por el impacto de una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza. El pelotazo le reventó la cabeza y murió pocos días después en el hospital. Laia, experimentada en primeros auxilios, fue la primera persona en atender a Iñigo en el suelo intentando taponar la herida de la cabeza con unas bufandas mientras pedía a gritos una ambulancia y llovían los proyectiles de la Ertzaintza. A un ertzaina le exigió que se identificara. "Si no quieres terminar como el del suelo, mejor que te largues de aquí", le contestó el policía.

El de Laia es el relato más estremecedor que se ha escuchado en el juicio pero no el único que confirma que la intervención policial fue indiscriminada y extremadamente violenta.Varios testigos han coincidido en que la Ertzaintza disparó las pelotas de goma "de manera horizontal, a la gente, de frente, y a dar". Según la directora general de la Academia de la Policía en Arkaute a los agentes se les enseñaba a "no disparar directo", sino "a rebote" y "no lanzar a órganos vitales ni articulaciones". Pero cualquiera que se haya pateado un poco las calles sabe que muchas veces la policía en Euskadi ha disparado las pelotas de goma sin prevenciones de ningún tipo. Esas recomendaciones son papel mojado. Y desgraciadamente es algo que ha quedado probado con este caso. Aquella noche tiraron a dar. Y mataron a Iñigo.

Seguir leyendo »

Adopta un banquero

Pobres banqueros. No levantan cabeza. En la semana en la que algunos exdirectivos de Bankia están entrando en prisión por intentar llegar a fin de mes y ahorrar algo para el ‘black friday’, va el Tribunal Supremo y les da otro palo y sentencia que los bancos -y no los clientes- tienen que pagar los impuestos por la firma de las hipotecas. Esto empieza a ser una persecución en toda regla, pero por fortuna alguien en el Supremo se ha dado cuenta de que así se rompe España y lo ha parado todo. Que la gente se cree que la policía es tonta.

Bastante mal lo han pasado los bancos en España como para que haya que seguir con este hostigamiento injustificado a un sector tan castigado por la crisis. ¿O es que nadie recuerda que se tuvo que rescatar a los bancos en España con cerca de 54.000 millones de euros del FROB? Bien es verdad que el Estado va a perder el 75% de todo aquello (a la espera del pellizquito que llegue de la venta de Bankia), pero si hay ONGs para salvar ballenas que menos que ONGs para salvar bancos.

Seguir leyendo »

Yo quiero la clase media trabajadora que fuma Albert Rivera

La clase media trabajadora está en peligro. El Gobierno sociochavistaindepengolpista -¿se me olvida alguien? ¿Bin Laden? ¿la Estrella de la Muerte?- ha metido sus manos en los bolsillos de la España que madruga. Sánchez e Iglesias han decidido subir los impuestos a los españoles, ni rojos ni azules, sólo españoles y mucho españoles. Una catástrofe se avecina. ¿Cómo llegará a finales de mes la clase media trabajadora con esta confiscación fiscal?

"Sánchez-Iglesias pactan subir los impuestos a la clase media trabajadora", ha denunciado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tras conocerse el acuerdo presupuestario para podemizar España. Habrá quien se tome estas advertencias a la ligera, e incluso piense que Rivera vive en un país imaginario donde todos se llaman Cayetano. Pero nada más lejos de la realidad. Lo que ha ocurrido es muy grave. Si usted está leyendo esto, sepa que este sablazo fiscal le afecta. Vayamos a los datos.

Seguir leyendo »

Isabel Celaá: una profesora para contener la rebelión en el aula tras el Consejo de Ministras

Existe una regla no escrita en la rueda de prensa del Consejo de Ministras de los viernes por la que, cuando las cámaras se han apagado y los portavoces del Gobierno bajan de la tarima, conceden un tiempo a los periodistas que se agolpan en el pasillo que han de cruzan los portavoces para abandonar la sala de prensa de Moncloa.  

Son los llamados corrillos. Unos pocos minutos de charla menos encorsetada para confraternizar, plantear dudas e intentar que el político de turno sea algo más elocuente. Algún veterano del oficio recuerda que el exministro Alfredo Pérez Rubalcaba decía que era uno de los momentos más complicados de la rueda de prensa: se corría el riesgo de patinar y echar por la borda lo sembrado poco antes cuando las grabadoras aún estaban encendidas. Méndez de Vigo, como buen diplomático, fue afable pero discreto y en su doble faceta de responsable de Cultura y portavoz se permitía cerrar sus comparecencias con una especie de guía de ocio para el fin de semana. 

Seguir leyendo »

Somos la última generación que creció sin internet

Cuando en julio de 1998 entré por primera vez en las instalaciones de la Cadena Ser en Vitoria, la redacción sonaba como el periódico de 'Primera Plana' de Billy Wilder. El tintineo de las máquinas de escribir marcaba el tempo del día. Si no se escuchaba el abrupto teclear de esas olivettis antiguas significaba que era muy pronto o muy tarde. Que recuerde solo contábamos con una máquina electrónica, era la de Estibaliz Ruiz de Azua, ahora presentadora de telediarios en ETB. E Isabel Cobo tenía el privilegio de tener en su mesa el único ordenador de la redacción. Un ordenador con una pantalla negra en la que aparecían letras verdes con el que fantaseaba poder hackear un ataque nuclear como en 'Juegos de Guerra'. Pero servía para acceder a los guiones de Bilbao y Madrid y poco más, que ya era bastante.

Cuando llegaba el agobio porque se acercaba el informativo Hora 14, el ruido era apreciable: las barras de metal de las máquinas de escribir no paraban de chocar contra el papel, la máquina de EFE escupía teletipos, de fondo se escuchaba la radio pirata que usábamos para espiar a la policía y, en general, la gente gritaba bastante para quererse y abroncarse a partes iguales.

Seguir leyendo »

Diez razones por las que los empresarios tienen mala fama

Los impuestos a los más ricos y a las empresas podrían incrementarse. Aunque todavía es pronto para conocer cuáles son exactamente las medidas que se adoptarán, el Gobierno de Pedro Sánchez ha lanzado algunos mensajes sobre el aumento de los impuestos a las rentas más altas, una nueva tasa para los bancos y la necesidad de garantizar un tipo mínimo efectivo más alto que el actual en el impuesto de sociedades.

Los empresarios y sus portavoces en los medios se han revuelto contra estas intenciones y llevamos tiempo asistiendo al debate sobre la efectividad de estas medidas. Pero más allá de ese debate, subyace otro que ha resurgido con fuerza: los empresarios se siente castigados por la sociedad, consideran injusto que no se valore adecuadamente su papel de generadores de riqueza y empleo, se quejan del escaso prestigio que tienen en España y de lo sencillo que resulta convertirlos en el saco de todos los golpes.

Seguir leyendo »

La epidemia de la 'titulitis'

Pertenezco a una generación a la que nos lobotomizaron el cerebro con la idea de que el estudiante válido era el que iba a la universidad. Como otros muchos adolescentes, me lo creí. La experiencia que da la vida ha demostrado que es falso.

Esta clasificación prelaboral a la que éramos sometidos -y que asumíamos con naturalidad- no era una cuestión de capacidades. En el fondo existía un fuerte poso de clasismo. Si nuestros padres querían que fuéramos a la universidad porque ellos no habían podido hacerlo, nosotros les devolvimos el esfuerzo convirtiéndonos en unos caprichosos elitistas que miraban por encima del hombro a quienes no habían entrado en una facultad.

Seguir leyendo »

¿Es el rey Juan Carlos un delincuente?

Después de habernos pimplado las copas de vino de la cata con la que culmina la visita a las bodegas Cvne en Haro (La Rioja), procedimos a echar un vistazo a los hitos enmarcados que colgaban de las paredes. Entre ellos, destaca una carta firmada a mano por el rey Juan Carlos -en 2004, cuando no era emérito- en la que con mucha cortesía viene a pedir a la bodega que invite a una ronda (o eso es lo que parece, un ‘simpa’ al estilo regio, aunque puede que el vino fuera costeado por los Presupuestos Generales del Estado, nunca se sabe).

En la misiva -que las bodegas Cvne exponen con orgullo- Juan Carlos de Borbón se dirige al vicepresidente de la empresa, Víctor Urrutia, en los siguientes términos: “Abusando de vuestra amabilidad y siempre que ello fuera posible le agradecería dijese al Presidente que además de lo que pedí en diciembre de 2002 sobre el embotellado en mágnum, si se podrían embotellar algunas doble mágnum, ya que ello me daría oportunidad de poder obsequiar a familiares y amigos y, de esta manera, hacerles partícipes de tan buen Rioja”.

Seguir leyendo »

  • Al margen

    Bienvenido, Míster Ébola: la película

    #5 En el artículo hay una frase que es incorrecta. Llevo toda la mañana intentando corregirla pero el sistema editorial no me lo permite. Donde digo "un hospital en Alcorcón donde la atienden sin medidas de precaución", tendría que poner "un hospital en Alcorcón donde la atienden sin todas las medidas de precaución suficientes". Esas medidas de precaución insuficientes son el traje de protección que llevaba el médico al que le quedaban las mangas cortas ("y no fue hasta las cinco de la tarde cuando se puso de la vestimenta de mayor nivel de seguridad que había en el hospital, que además no era de su talla") http://politica.elpais.com/politica/2014/10/08/actualidad/1412800362_996180.html Además el médico cuenta: "Aunque la primera muestra es positiva no tengo conocimiento de ella directa salvo por la prensa", La confirmación de positividad de la paciente (el doble positivo) vuelvo a enterarme antes por medios periodísticos que directamente con la autoridad competente". Además hoy cuenta El País que Sanidad desoyó la alerta del camillero que recogió a Teresa en su casa para llevarla en ambulancia al hospital de Alcorcón: "El camillero, asustado, llamó directamente al centro coordinador, pero le insistieron en que debía trasladar a la paciente al Hospital de Alcorcón. La llamada se cortó. Los dos sanitarios se mostraron entonces bastante nerviosos a pesar de “haber seguido todos los pasos del protocolo, pero sin EPI [equipo de protección adecuado]”. "La ambulancia recorrió Alcorcón durante 12 horas y recogió a siete pacientes después de trasladar a Romero".

  • Al margen

    La política es sólo para los políticos

    #5 Por supuesto, el sentido de mi artículo critica a las élites políticas, en concreto, a esa práctica de intentar monopolizar el ejercicio de la acción política. Probablemente, tendría que haber sido más específico. Me refería a ese caldo social -eso que se oye en la calle todo el rato- de que todos los políticos son iguales, unos chorizos... Una visión que, muchas veces, procede de una falta de compromiso político (no en el sentido partidista sino en el de interés por la cosa pública) muy preocupante en nuestra sociedad, de un nihilismo individualista que en mi opinión puede ser peligroso. A eso me refería y no al análisis crítico de las ciencias sociales sobre las elites políticas, que me parece muy interesante y oportuno.

  • Al margen

    España explicada en diez series de TV

    #2 Gracias Harry_Haller Efectivamente, son salchichas, no salsas. La frase de Los Soprano juraría que es de Tony. Este verano me he tragado la serie entera y recuerdo la escena perfectamente, pero lo voy a comprobar de nuevo. Gracias por todo.