eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Javier Cuenca

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

Es la desigualdad, amigo

Parafraseando al personaje que ya todos conocemos -máximo exponente de una forma de ver la vida dónde prima la consecución y el mantenimiento de la riqueza más irrespetuosa y excesiva en manos de unos pocos- la desigualdad es uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos las sociedades occidentales. Con cierto beneplácito, nos amodorramos al estado del Bienestar, con el pensamiento crítico tan anestesiado que nos hemos envainado su progresivo desmonte. Visión de la vida la del personaje de aquella famosa frase que, para convertirse en realidad, necesita a cambio el sacrificio en los altares de la desregulación y la precariedad de una parte importante de la población, junto a los designios marcados por las teorías económicas de pensadores cuya religión es la del crecimiento económico sin cortapisas, por encima de la filosofía que defiende el situar los derechos de las personas en primer lugar.

La desigualdad no es más que una consecuencia. La de un sistema que, definitivamente, con sus ajustes lógicos fruto del paso del tiempo y su capacidad de evolucionar y adaptarse a lo que manden unos pocos, se ha organizado así y que todos, sin excepción, nos hemos visto obligados a aceptar. O eso, o la exclusión absoluta del sistema, de esta forma de vida que nos obliga a ser parte activa de dichos patrones de comportamiento social, consumo e interacción.

Seguir leyendo »

Romper la locura, romper el silencio

Hoy debía escribir un artículo centrado en la última campaña que hemos lanzado desde Save the Children para alertar sobre la necesidad de aprobar una Ley de protección de la infancia contra la violencia. Pero, antes de eso, he decidido acordarme de un libro que me leí hace unos tres años, el cual tiene una profunda relación con todo esto.

¿Has tenido la oportunidad de leer Instrumental, el libro en el que James Rhodes quiere hablar, según expresa él mismo, de música, medicina y locura?

Seguir leyendo »

Los más solos

Es nuestra obligación que sigan siendo niños. Bajo este título, que nos invoca a todos de manera directa, la Oficina del Defensor del Menor de Andalucía y Save the Children Andalucía celebrarán el próximo 14 de junio en Málaga una Jornada sobre la respuesta que el sistema de acogida, protección e integración de nuestro país está ofreciendo a los menores migrantes no acompañados. Aquellos que viajan solos, huyendo de sus países de origen debido al hambre, la pobreza, la violencia… la necesidad, en suma, de buscar y encontrar una vida mejor.

Ellos, que arriesgan sus vidas en el camino, son en ocasiones la punta de lanza de proyectos migratorios que albergan los sueños y la última esperanza de sus propias familias, que pagan a las mafias lo que no tienen para costear dicho viaje. Mafias que, además, se reservan el derecho a explotar a aquellos a los que cobran por realizar las durísimas travesías hasta llegar, supuestamente a la tierra anhelada. Un negocio redondo.

Seguir leyendo »

#TienenNombre

“Entraron en mi casa, golpearon y mataron a mi marido, apuñalándolo. Cinco de ellos me quitaron la ropa y me violaron. Mi bebé, de ocho meses, estaba llorando de hambre, necesitaba que le diera de mamar y no dejaba de llorar. Para que no siguiera llorando, lo mataron apuñalándolo con el mismo cuchillo con el que habían matado a mi marido. Pensé que también me matarían a mí, pero sobreviví.”

“Me sujetaron y uno de ellos me violó. Mi hija de cinco años intentó protegerme. Yo gritaba, pero uno de ellos cogió un cuchillo largo y la mató, degollándola, delante de mí.”

Seguir leyendo »

2015, un año electoral, una oportunidad para la infancia

El próximo 22 de marzo, ocho millones y medio de andaluces elegirán a un nuevo gobierno para Andalucía. Vaya, disculpen, he tenido un lapsus, hay que restar a más de un millón y seiscientas mil personas que no tienen derecho a votar. Aquellas que tienen menos de 18 años, las niñas y niños. De entre los cuáles, casi la mitad -un 45,3% - se encuentran en situación de pobreza o riesgo de exclusión social.

Estar en situación de pobreza o exclusión social afecta a derechos fundamentales de los niños, como el derecho a la calidad de vida que se garantiza cuando su familia cuenta con los recursos económicos adecuados para mantener unas mínimas condiciones de vida; o el derecho a la educación que se realiza cuando se accede a una educación que garantice la igualdad de oportunidades y el acceso a la misma, así como a unas actividades culturales y recreativas apropiadas a su desarrollo personal; también su derecho a la salud se ve afectado cuando las circunstancias de pobreza les impiden tener el nivel más alto posible de salud que deben; y por último, pero la lista no se acaba aquí, se ve amenazado su derecho a estar protegido contra cualquier forma de violencia ejercida contra ellos por adultos o iguales.

Seguir leyendo »