eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Javier Vizcaíno

Periodista. Dirige y presenta el programa 'Gabon' en Onda Vasca y colabora con el Grupo Noticias. En Público se ocupaba de la columna "La trama mediática" y antes trabajó en Radio Euskadi, donde creó "Cocidito madrileño".

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 240

Mariano derrota al capital

¿Todavía andan preocupados por las decenas de miles de personas arrojadas de sus casas? Relájense y gocen, que está todo arreglado. Es un milagro mariano –otro más– que anuncia con algarabía La Razón en primera, sin perder oportunidad de tocar las narices con el titular: “Stop del Gobierno a los desahucios”. Eso ha dolido. Y para engrandecer la gesta, una apostilla que hace pensar que ha sido una victoria sobre el malvado capital, a ver si cuela: “La banca se queja de que cargará en «exclusiva» con las consecuencias de la medida”. Ya, ya.

En el editorial marhuendí, más confeti y serpentinas: “El Gobierno actuó ayer con la sensibilidad y la urgencia que la ocasión requería para casos extremos. El decreto de protección de los deudores hipotecarios, aprobado en el Consejo de Ministros, es la respuesta esperada”. Han leído bien. “Protección de los deudores hipotecarios”, eso pone. Y también “respuesta esperada”.

Seguir leyendo »

A las urnas con desgana

Qué decepción. Primer día de campaña catalana, y la artillería pesada sin llegar. “El sondeo de Mas le da mayoría absoluta... pero el CIS la tumba”, es toda la potencia de fuego que presenta ABC en una portada sin fu ni fa. No va mucho más allá La Razón, cuya primera de aliño grita: “La verdadera Cataluña”. Como acompañamiento, un epígrafe que anuncia “Lo que preocupa a los catalanes según la encuesta del CIS”. Sigue una enumeración en tipografía decreciente: “Paro 59%, Economía 11,4%, Financiación, 7,9%; Sanidad 5,7%, Autogobierno 5,6%”.

En lo que se rascan la coronilla tratando de interpretar el galimatías, llegamos a los editoriales, que también amagan pero no dan. “No es una campaña cualquiera”, encabeza la pieza el amanuense de Marhuenda. Prometedor, pero todo se queda en un desganado toque a rebato a un puñado de abstencionistas: “Es preciso hacer un llamamiento a la participación en las urnas de ese seis por ciento de la población de Cataluña que vota en las elecciones generales, pero se abstiene en las autonómicas. La importancia del desafío lo merece”.

Seguir leyendo »

Casquería

La muerte se narra en amarillo. Cuanto más chillón, mejor. “Armas blancas, botellón y fallos de seguridad en la tragedia de Halloween”, carga las tintas el portadista de La Gaceta. Su esfuerzo le vale sólo para conseguir el segundo premio de la truculencia. El primero se lo lleva de calle su colega de ABC, que de entre todos los entrecomillados posibles escoge uno que va directo al hígado: “No me sueltes que me estoy muriendo”. El sensacionalismo era eso.

Luego, claro, en el editorial toca verter la moralina. “Culpas y lecciones de una tragedia”, titula su pieza el catequista del vetusto diario. Tras cuarenta o cincuenta líneas que pasan de puntillas por el Ayuntamiento de Doña Botella y evitan cualquier mención a la moduladora Cifuentes, la conclusión de repertorio: “Las consecuencias, a veces, son las que se produjeron en el Madrid Arena, pero también a diario, aunque no copen titulares, con el daño que el alcohol, las drogas y el descontrol causan en las vidas de muchos jóvenes”.

Seguir leyendo »

Catalunya está pidiendo guerra

La primera, en el entrecejo. Marhuenda mandó parar las rotativas para que la portada de La Razón se hiciera eco de la penúltima afrenta: “Barcelona se niega a «apadrinar» el buque insignia Juan Carlos I”. ¿Cómo? ¡Hasta ahí podíamos llegar! Marchando un minieditorial para callar la bocaza a esos catalufos levantiscos: “Al rechazar lo que para cualquier otra ciudad sería un honor, el alcalde Trías desaira a millones de barceloneses que se sienten orgullosos de nuestra Armada”. Ya verán cómo eso último lo confirma mañana una encuesta de NC Report.

Como recuerda en las páginas azulonas el afedericado Alfonso Merlos, lo peor es que llueve sobre mojado. Antes de hacerle el feo al tal buque insignia estuvo lo de protestar por los aviones que les librarán de las intenciones expansionistas de Andorra. Pues se van a enterar: “A los iluminados que denuncian con ardor pacifista y paleto que los peligrosos cazas del Ejército del Aire son una amenaza para Barcelona por su ruido y sus bombas hay que sacarles de su ignorancia y, por desagradable que sea, limpiarles su mala baba. Porque se da la circunstancia de que son esos temidos aparatos, ahora blanco de la ira estelada, los designados para defender esa hermosa región en caso de ataque”.

Seguir leyendo »

Euskadi, borrón y... ¿cuenta nueva?

A la hora en la que empiezo a escribir estas líneas apresuradas, ni Patxi López ni Antonio Basagoiti han puesto su cargo a disposición de sus respectivos partidos. Están tardando. Su absurda y anacrónica estrategia frentista les ha conducido a las derrotas más vergonzantes que se recuerdan en los últimos años. Ambos tienen acreditado un amplio historial de desconocimiento estratosférico del país que pisan... y que han llegado a cogobernar.

Seguir leyendo »

Los peques se van de mani

La culpa es de los padres, que los visten como huelguistas. “Así educan a sus hijos”, clama en portada La Razón sobre la imagen de unas criaturas sujetando pancartas en una de las movilizaciones contra el wertazo. Para qué tomarse la molestia de pixelar los rostros de los chavales en cumplimiento de la ley. Otra cosa es que fueran policías atizando; entonces sí tendría sentido cubrirlos con un tupido velo o hacerlos desaparecer de la foto, que es lo que se va a llevar muy pronto.

La reprimenda a los malvados progenitores continúa en las páginas interiores. “Patética huelga de padres”, sentencia uno de los minieditoriales marhuendíes, antes de explayarse así: “Estos padres han alentado un modelo fallido que multiplicó el fracaso escolar. España no resiste hoy comparativa alguna con los países de su entorno. Complicidades como las de Ceapa conllevarían hipotecar el futuro de generaciones con formación insuficiente”.

Seguir leyendo »

Una y no cincuenta y una

Doce de octubre, y ustedes con esos pelos rojoseparatistas. ¿No se dan cuenta de que hoy toca pasar la ITV de la españolidad? Pues como no se apliquen, catearán y Wert les mandará un retén de evangelistas armados con el libro de FEN. Si no quieren que eso ocurra, empiecen repitiendo con el editorialista de ABC: “Ser y sentirse español no representa actitud reaccionaria alguna, sino formar parte de una Historia extraordinaria e irrenunciable”.

Bien, esa era la parte fácil. Ahora llega el comentario de texto. A ver si captan el doble sentido de la expresión “élites intelectuales” en esta larga frase del amanuense del vetusto diario: “Un día como hoy también es una buena oportunidad para esperar nuevas élites intelectuales que, como sucediera en otros siglos y ante otras crisis, promuevan la regeneración de nuestro país y animen a reforzar el proyecto nacional de España, porque no todo puede ni debe quedar en manos de la clase política ni de las mayorías parlamentarias”.

Seguir leyendo »

Pedraz perroflauta

Tenemos chico malote nuevo en la oficina adiestrada. Mingafría el último emplumado que le atice una colleja. Raudo y veloz salta desde La RazónAlfonso Merlos, dispuesto a estampar los cinco dedos de su mano derecha en el cogote de Santiago Pedraz. “El juez okupa”, lo bautiza de entrada. Luego viene la letra menuda llena de metralla dialéctica: “Es el mundo al revés. Quienes defienden a los ciudadanos y legítimamente les representan son zarandeados, lanzados al fango y culpados por un tribunal. Es intolerable que un juez se transforme en el mejor escudo de los que pretenden regenerar la vida pública con palos, punzones, adoquines y macetas de albañil”.

Con cabreo y verborrea de parecido calibre, Agustín De Grado (para servir a Dios, Marhuenda y la exlideresa) se arroja al tobillo del togado: “Pero la libertad no es una fiesta ácrata [ni pija, diría el gaviotil Rafel Hernando]. Tiene sus límites. Los que estas almas cándidas (o no) de la «democracia real», enfundadas en camisetas del Ché violentan mientras, con su desconocimiento de la Historia y el amparo de un juez activista, intentan inocular los gérmenes del totalitarismo en una sociedad predispuesta a buscar en el otro la culpa de los males propios”.

Seguir leyendo »

Chusma apaleable

Ya verán qué entretenida viene la fractura del kiosco diestro a cuenta del presupuestazo. Los unos, que mano de santo; los otros, que un atraco a mano armada. Se lo dejo para luego, que antes les toca enfrentarse a lo que el editorialista de ABC llama “La fuerza legítima del Estado”. Es que, carajo, hay que ver lo tiquismiquis que se pone el personal por un quítame allá esos porrazos bien merecidos: “El español debe de ser el único gobierno de un país democrático europeo que tiene que rendir explicaciones cada vez que la policía disuelve una manifestación ilegal o que rebasa su autorización en dos o tres horas, empleando los medios antidisturbios reglamentarios”.

Se estarán imaginando de quién es la culpa, ¿no? Blanco y en botella: “El problema es el tratamiento político complaciente que la izquierda está dispensando a la violencia que desatan los grupos más extremistas”. Y aquí es donde se le hinchan las narices a Hermann Tertsch y nos vomita encima una de sus torrenciales filípicas. Tomen aire, que va para largo: “Y sobre ese relativismo absoluto, implacable y brutal, que niega la existencia de verdades, han crecido para sumarse a las lacras tradicionales de la ignorancia, la mezquindad y la envidia, todos esos monstruos que ahora nos acosan, desde la corrupción, la pobreza de espíritu, el desprecio a la excelencia, el delirio tribal, la soberbia desbocada y la impostura”.

Seguir leyendo »

Arturo, cuidado con el muro

No es nadie el notario de Pontevedra poniendo tiesos como velas a los levantiscos. Ya lo hizo, recordarán, cuando cogió de las solapas a los supertacañones europeos y les arrancó el rescate bancario a tirones. Pues ayer, lo mismo con el periférico que le fue a dar la vara a Moncloa. "Mas pierde el pulso", festeja el editorialista de ABC antes de adornarse y, de paso, engrandecer la leyenda del cid rajoyador: "El Gobierno de Rajoy ha reducido la tensión sobre sí mismo con un sencillo «no» al chantaje nacionalista del pacto fiscal. Además, tiene otros instrumentos para responder a nuevas provocaciones".

¿Otros instrumentos? Sí, esos que imaginan desfilando por la Diagonal. Se lo debía de estar recordando Mariano al disolvente en el momento que recoge la fotografía de portada del vetusto diario. Daría para una tesis la comparación de los gestos y las poses. Qué grandote el de arriba de la escalera y qué pequeñajo el otro, que hasta esconde la cara. Pero cuidado, que según se advierte en la leyenda al pie, va a seguir jorobando con la pelota: "Mas esconde su fracaso con nuevas amenazas".

Seguir leyendo »