eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jose A. Pérez Ledo

Jose A. Perez es guionista, director de televisión y también, mira tú, escribe columnas de opinión en varios medios. A veces creen que es periodista, lo cual da una idea de cómo está el periodismo.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3001

Los hechos alternativos del PP

Cifuentes comparece en rueda de prensa y anuncia a los presentes que no responderá a ninguna pregunta hasta que saquen el unicornio invisible de la sala. Los periodistas se miran entre sí y uno de ellos se carga de valor para decirle: "Señora Cifuentes, no hay ningún unicornio invisible aquí", a lo que ella replica: "Demuéstrelo".

Este periódico y otros llevan más de una semana tratando de demostrar que los unicornios invisibles no existen. Cifuentes, en respuesta, ha amenazado con acciones legales. ¿Acaso la estamos llamando loca? ¿Acaso es ella la única que ve el unicornio dichoso?

Seguir leyendo »

¿Convendría una asignatura de pensamiento crítico?

Hace unos días, un amigo me invitó al colegio donde trabaja para que explicase a un grupo de chicos y chicas de 16 a 18 años cómo se hace un programa de televisión. La charla, sin embargo, no tardó en centrarse en un solo asunto. Ocurrió cuando dejé caer que los medios de comunicación raramente dicen "la verdad". Que, de hecho, lo único que podemos considerar "verdad" son los datos en que se basa una noticia; a partir de ahí todo es interpretación, ideología, sesgo y, en algunos casos, también mentira malintencionada.

Entonces ¿no tenemos que creer lo que se dice en televisión?, me preguntó uno de los chicos con los ojos como platos. ¿Se supone que ninguna cadena dice la verdad, ni siquiera esta, ni siquiera esta otra? Alguno de aquellos alumnos entrará en la universidad dentro de unos meses. Algunos pueden votar ya.

Seguir leyendo »

Fábula de los esclavos

Ahí tenemos a Anthony y a Peter. Estamos en Jamestown, Virginia. Corre el año 1800. Los dos son negros (ni Peter ni Anthony son sus auténticos nombres; se los pusieron los mercaderes de esclavos en el barco que los trajo de África). Llevan casi una década trabajando en los campos de algodón. Por su trabajo, de sol a sol, de lunes a domingo, les pagan con un techo (carcomido), comida (poca y aguada) y también con algún que otro latigazo.

Vean cómo, en mitad de la faena, Anthony se estira de pronto con las manos en los riñones y se gira hacia Peter. Escuchemos lo que dicen.

Seguir leyendo »

Estudio evolutivo sobre el espécimen M. Rajoy

Este texto es un extracto del artículo publicado en Evolution Science por la profesora María Jesús Piñol, directora del Laboratorio de Biología Evolutiva de la Universidad de Nueva York.

El presente estudio se centra en el sujeto M. Rajoy por constituir un excepcional ejemplo de adaptación evolutiva. Hasta el momento, se consideraba al Sphenodon, un reptil de Nueva Zelanda, el animal que más rápido evoluciona del mundo. Este lagarto, sin embargo, ha sido ampliamente superado por el presidente del Gobierno español.

Seguir leyendo »

Newton y los mojigatos

Cuando se ejerce una fuerza sobre un objeto, este devuelve otra idéntica en sentido opuesto. Así suele enunciarse el principio de acción y reacción, formulado por Isaac Newton en 1687.

A nadie se le escapa que nuestra sociedad globalizada está siendo objeto de una intensa fuerza. Opera de diversas maneras, en distintos frentes, siempre con un mismo objetivo: el exterminio del librepensamiento y de su principal manifestación, la libre expresión.

Seguir leyendo »

No soy homófoba, pero los gays están enfermos

Me imagino a María Elósegui en Estrasburgo, tomando un café de máquina con sus compañeros del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Me gusta pensar que alguno de sus colegas es gay y que Elósegui, toda bondad ella, toda espíritu opusiano, le recomienda un buen terapeuta. La veo revolviendo su  latte macchiato y soltando, en perfecto inglés, que debería probar con el psicoanálisis y, si no funciona, porque el psicoanálisis ya se sabe, pasarse a los psicofármacos. El electroshock, por sus contraindicaciones, conviene dejarlo como última opción, solo para casos de obcecada desviación, de pertinaz mariconeo.

Elósegui no ve nada raro en defender los derechos humanos de los europeos y, al mismo tiempo, poner por escrito que la homosexualidad es una patología que deriva en depresión y suicidio. No siempre, claro. Ella no es una radical. Hay gays que no se tiran por la ventana pero que, a cambio, se pasan atribulados toda la vida porque, en fin, ¿cómo no vas a estar triste si desafías tu naturaleza biológica? ¿Cómo vas a estar bien de la cabeza si tus cromosomas van por un lado y tu corazón por otro?

Seguir leyendo »

Lo que tu médico no te está contando

El fin de semana se celebró en Barcelona el Congreso Internacional Un Mundo Sin Cáncer, que llevaba por eslogan  Lo que tu médico no te está contando. Allí se habló, según varias crónicas fiables, de "sanación espiritual" y se culpó al paciente de sus enfermedades, algo habitual entre los adalides de las pseudociencias. Uno enferma porque calla, porque se lo busca, porque consciente o subconscientemente desea enfermar. Sonríe a la vida y te curarás. Busca la paz interior, hazte infusiones, pon aguamarinas en las repisas y saldrás adelante. Abraza un árbol. Sonríe. Lucha.

Tiene razón el eslogan del evento: tu médico no te cuenta eso. Afortunadamente, porque son majaderías que, en ciertos casos, pueden llegar a ser peligrosas. Pero hay otras cosas, estas ciertas, demostradas, que tampoco te cuenta tu médico y que tal vez convenga recordar.

Seguir leyendo »

Un hombre es asesinado por su culpa

Los hechos ocurrieron el pasado día 28 de diciembre, cuando J.P., natural de Madrid, apareció muerto en plena calle con signos de violencia. Aunque la investigación permanece abierta, diversas fuentes aseguran que J.P. probablemente merecía que le pasase algo así. Varios vecinos confirman que no eran raros los miércoles que salía a tomar "una caña" y volvía más allá de las once de la noche. "Lo hacía incluso con lluvia", asegura un vecino que no duda en señalar esta conducta como la causante de su muerte.

Por si esto no fuese suficiente, J.P. salía con mujeres. A pesar de tener 35 años, no se le conoció pareja estable y muchos de sus conocidos aseguran que ni siquiera tenía un criterio estético definido. "Lo mismo le daban las rubias que las morenas", confiesa a eldiario.es un compañero de trabajo. Y añade: "Era cuestión de tiempo que acabase así".

Seguir leyendo »

El país burbujeante

Cuando estalló la crisis, tal vez se acuerde, todo el mundo citaba a los chinos. "Una crisis es una oportunidad", decían. Eso nos aportó un neologismo, coach, que desembarcó en nuestro país con esa espiritualidad capitalista de la reinvención profesional. Quedarte en el paro, según esta filosofía, era una inmejorable coyuntura para hacer aquello que siempre habías soñado, desde plantar ajos en la terraza a montar una barbería con el dinero de tus padres.

También se dijo que la crisis podría tener una cara positiva: los españoles aprenderíamos, por la vía de la frustración, a valorar las cosas pequeñas, a no dejarnos arrastrar por los espejismos del capital, a ser financieramente responsables. Que las calles se llenasen de gente rebuscando en la basura, que decenas de miles de personas tuviesen que acudir a la caridad era una excelente noticia para nuestra conciencia como sociedad, porque eso nos demostraba que se puede tirar un rato más con el iPhone 6.

Seguir leyendo »

España distópica

Tienen que estar de los nervios los autores de distopías. De un tiempo a esta parte, no hay manera de que la ciencia ficción pesimista coja una distancia razonable con la realidad. Si la cosa sigue así, en unos años habrá que colocar a Huxley y a Orwell al lado de Larra, en la balda de "Costumbrismos de ayer y de hoy".

Basta con echar un vistazo a los informativos (o, en su defecto, al Telediario) para comprobar que se nos está poniendo el país de un ciberpunk angustioso. Ahí están, por ejemplo, los policías municipales nazis imputados por una conversación privada. O eso creíamos, que era privada, hasta que, en un sorprendente giro de los acontecimientos, se nos ha explicado que privado ya no hay nada.

Seguir leyendo »