eldiario.es

9

Jose A. Pérez Ledo

Jose A. Perez es guionista, director de televisión y también, mira tú, escribe columnas de opinión en varios medios. A veces creen que es periodista, lo cual da una idea de cómo está el periodismo.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3959

Entrevista exclusiva (y falsa) a Santiago Abascal

Santiago Abascal (Bilbao, 1976) me cita en un gimnasio del centro de Madrid. Tras buscarle por todas las máquinas, me dirijo a uno de los monitores. Me dice que el líder de Vox "no sale de la sauna".

Entro allí. Abascal, solo, me espera con una toalla en torno a la cintura. Me estrecha la mano sin levantarse. Aprieta mucho.

Seguir leyendo »

Entrevista exclusiva (y falsa) a Íñigo Errejón

Íñigo Errejón (Madrid, 1983) me cita en un local alternativo ecofeminista libertario donde solo sirven zumos extraídos de frutas que han sido tratadas de usted por las agricultoras. Me pido uno de naranja que cuesta 17 euros con cincuenta céntimos. Al darme el cambio, la camarera parpadea muy rápido varias veces. Es código morse. Dice: "mátame, por favor". Le pido perdón sin saber muy bien por qué y me alejo con el zumo.

El líder de Más País me espera en una mesa, leyendo las memorias de un filósofo ruso, un volumen de 1.974 páginas en Times New Roman 5,5.

Seguir leyendo »

Idea para un cuento franquista

Empezamos en el Valle de los Caídos, en plena exhumación. Aquello está lleno de periodistas y gente del espectáculo. Ana Rosa y Susana Griso han trasladado hasta allí sus sofás y Pablo Motos ha mandado a las hormigas. También hay chiringuitos con merchandising fascista, camisetas de Arriba España y una action figure de Franco a escala Barbie.

Todo el mundo aguanta la respiración cuando una grúa alza la losa de dos mil kilos. Iker Jiménez, que también pulula por allí con un espectrómetro que registra fluctuaciones del ectoplasma, mira a cámara y dice no sé qué arcano. Junto a la fosa, varios operarios ponen los brazos en jarra, miran al agujero, se encogen de hombros. Nadie sabe muy bien qué está pasando.

Seguir leyendo »

El ejército fantasma del PP

Algún día habrá que meter mano al refranero y adecuarlo a los nuevos tiempos. Piensen en aquello de "antes se coge a un mentiroso que a un cojo". No me digan que no apesta a siglo XX. Hoy, en todo caso, se cogerá antes al adalid de la posverdad que a la persona con movilidad reducida. Pero, dejando a un lado los matices lingüísticos, el refrán sigue siendo cierto. Vean si no a Pablo Casado. Desde que fue elegido líder del PP, el muchacho no ha parado de zambullirse en fangos dialécticos que, una vez publicados, tilda de fake news. Incluso llegó a declararse víctima de una campaña de desprestigio… provocada, extrañamente, por lo que él mismo decía.

Esta semana, Twitter, Facebook e Instagram han cerrado más de 300 cuentas gestionadas por el PP que tenían como objetivo intoxicar la opinión pública. Génova dice que válgame el cielo. Que ellos, instalados como están en la virtud, jamás harían una cosa semejante. Que tal vez haya sido obra de grupis desbocados, de esos que tienen todos los partidos (y tú más).

Seguir leyendo »

El 'rebranding' del PP vasco

El PP vasco celebra este fin de semana una convención con tintes de refundación. El acto, presidido por Pablo Casado, coincide en el tiempo con la publicación de un estudio que arroja nueva luz sobre la extinción de los dinosaurios. Alfonso Alonso debería echar un ojo al artículo porque, como es sabido, si no aprendemos de la historia estamos condenados a repetirla.

El PP vasco, como el catalán, está al borde mismo de la extinción. Hasta ahora, las dos formaciones han permanecido cual diplodocus adormilados, contemplando un meteorito que a estas alturas roza ya el suelo. Pero en política nunca es demasiado tarde (que le pregunten a Pedro Sánchez, el Cid socialista que gobierna después de muerto).

Seguir leyendo »

Soy padre desde hace seis meses y no he encontrado cambiadores de bebé en el baño de hombres

Mi hijo tiene seis meses y, de cuando en cuando, hace popó. En escrupuloso respeto a la ley de Murphy, tiende a hacerlo cuando peor viene: en mitad de un paseo, en el metro, en el desplazamiento hacia cualquier sitio. Para semejantes coyunturas, la civilización ha desarrollado una infraestructura sencilla pero funcional llamada 'cambiador'. Se trata de un aparato de plástico duro que, plegado contra la pared, apenas ocupa cuatro dedos, pero que, una vez extendido, se convierte en una superficie horizontal de lo más útil.

A pesar de su aparente sencillez, estos cambiadores evitan situaciones gimnásticamente exigentes tales como cambiar el niño en un banco, en el carrito, en el suelo o en la mesa del restaurante, entre la ensalada propia y una ensalada ajena. En ocasiones, estos cambiadores se ubican en baños de discapacitados, custodiados bajo una llave que el camarero esconde celosamente bajo la caja registradora, o en unas áreas mixtas denominadas 'salas de lactancia'. Así ocurre en lugares de tránsito masivo como aeropuertos, corteingleses o ikeas. Pero las más de las veces, los cambiadores se encuentran en los baños de mujeres.

Seguir leyendo »

El infierno está lleno de curas

Solo Dios sabe lo que pasa en el seno de la Iglesia católica. O tal vez ni Él.

Como en toda organización inflexiblemente jerárquica (el ejército, la mafia, las bandas terroristas), la Iglesia prefiere lavar sus trapos sucios en casa y con la puerta bien cerrada. El problema es que, según parece, no hay lavadoras en el mundo para tantísima mugre. Y, a medida que pasan los años, la porquería se va acumulando en la casa del Señor, desbordando las ventanas y derramándose a la vía pública. A la vista de todos.

Seguir leyendo »

El depurador cultural

Un buen día David (nombre falso) encontró en Spotify una canción que le provocó una sensación extraña. En un primer momento no supo identificar qué le ocurría. Tuvo que pasar una semana para que cayese en la cuenta: aquella tonadilla le había ofendido profundamente. Pudo dejarlo estar, pero eso, pensó, sería una dejación de sus responsabilidades como ciudadano. Debía impedir que otra persona sensible como él se topase con semejante ignominia. Expuso sus motivos en un hilo de Twitter que generó el ruido suficiente como para que varios periódicos se hiciesen eco. Lo llamaron "polémica". Varias emisoras dejaron de emitir la deleznable canción y dos ayuntamientos suspendieron los conciertos del artista.

Fue el mayor triunfo de la vida de David. Por primera vez, sentía que tenía un propósito. Una misión. Tras tanto tiempo a la deriva, cuatro años de ADE, dos de máster, tres en el paro y seis ya en la consultoría, por fin vislumbraba el objeto de su existencia. Había nacido para la depuración cultural.

Seguir leyendo »

La culpa es de Aaron Sorkin

Una prima mía se hizo médica por culpa de George Clooney. Descubrió su vocación a golpe de epifanía, cuando vio al pibonazo de Kentucky en bata remangada. “¡Quiero dedicarme a eso!”, se dijo. Cinco años en la Universidad del País Vasco, otros cinco de oposiciones, cuatro de residencia, examen en un polideportivo y, en la actualidad, plaza fija en la sanidad pública vasca. Hoy es el día en que muchas noches, en plena guardia, se caga en voz alta en George Clooney para desconcierto de los interinos.

El fenómeno no es exclusivo de mi prima, y es posible que la OMS incluso lo tenga catalogado con algún nombre en latín. Yo lo llamo “fliparse fuerte con una serie”. Hay series que, consumidas en momentos de zozobra, pueden destrozarle la vida a uno. Es el caso de los miles de periodistas en paro que siguen odiando calladamente a José Coronado y a Amparo Larrañaga.

Seguir leyendo »

En defensa de la homeopatía

Ante los reiterados ataques que nuestro colectivo está sufriendo por parte del lobby "científico", desde la Asociación Española de Homeópatas y Naturistas Diplomados queremos aclarar los siguientes puntos:

La llamada medicina científica moderna se desarrolló en el siglo XIX. Desde entonces, la mayor parte de sus pacientes han muerto. Tan buena no será.

Seguir leyendo »