eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

José Molina

Presidente del Consejo de Transparencia de la Región de Murcia. Doctor en Economía, sociólogo y auditor. Miembro de Economistas Frente a la Crisis.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 4

Una sociedad bajo mínimos

La cartografía de la España pandémica es desoladora: se percibe una sociedad mayoritariamente temerosa que señala con las caceroladas a la clase política como responsable de la Gran Morgue. Atribuyéndole esa responsabilidad se quiere debilitar al que asumió el poder según las reglas de la democracia representativa, olvidando que con un voto más se tiene la mayoría, y ese es el sistema de gobierno que nos hemos dado.

No hay gobiernos débiles ni acuerdos dislocados: la que está dislocada es una clase política que desde hace tiempo si no gobierna, desgobierna. Además, anima a derribar al contrario contra la razón y la lógica. Innerarity habla de democracia compleja, pero estamos, más que en una burbuja de la complejidad, en una burbuja del absurdo.

Seguir leyendo »

Con las crisis en la boca

Se les llama “millennials”: son la generación que parecía destinada a disfrutar de un destino lleno de prosperidad y bienestar, niños y niñas que nacieron entre los ochenta y los noventa y que tenían todo a su favor. Nacieron en un mundo en permanente crecimiento e incluso según algunos sin ideologías: una felicidad perpetua. Bajo esa suposición estudiaron, se graduaron, terminaron su formación y justo cuando empezaban a posicionarse en el mercado laboral se les cayó encima el sistema financiero mundial. Los banqueros del mundo especulando con su futuro hicieron que les explotara la felicidad, impidiendo que llegaran a saborear lo prometido.

Lo ha contado una película, Flores en la basura, que todos deberíamos ver cuando pase el confinamiento. Muestra una generación que debería estar luchando por sus sueños y haciéndolos realidad, con un trabajo y una familia nueva. Y que, sin embargo, está viviendo en la precariedad, trabajando en los bares cuando estaban abiertos, sin oportunidades para aportar a la sociedad la magnífica formación superior que obtuvieron.  

Seguir leyendo »

Detenidos por falsos rumores

No pasó por nuestros alrededores, sino en Wuhan. Y pienso que es un deber recordarlo para distinguir democracia y totalitarismo y hacer un reconocimiento a los protagonistas de esta historia. La historia de la gran catástrofe que estamos sufriendo comienza cuando el director del Departamento de Emergencias del Hospital Central de Wuhan, Ai Fen, y un grupo de médicos lanzan la alerta de un "coronavirus similar al SARS". Ocho de ellos, incluido el doctor Li Wenliang, quien murió días después a causa de la enfermedad, fueron detenidos el 3 de enero por la policía de Wuhan por difundir “falsos rumores”. Nos lo relata Reporteros Sin Fronteras, que ha recogido toda la información de este acontecimiento in situ, saltándose los controles político-policiales del sistema que gobierna China. 

En otros países asiáticos, como Corea del Sur o Singapur, han utilizado un combativo sistema de control de todos los ciudadanos mediante geolocalización que por medio de los móviles puede ubicar a las personas. Con ello, más los miles de cámaras existentes en las vías públicas y una fortísima campaña de control de los que han dado positivo en los test, se ha monitoreado movimientos y riesgos de cada ciudadano. Se juega con los derechos de la ciudadanía antes y después.

Seguir leyendo »

Salvar la vida fortaleciendo el futuro

Salvar la Unión Europea es el mensaje de la declaración de Economistas Frente a la Crisis (EFC) ante los efectos del Covid-19 y las posiciones encontradas en el seno de la UE, especialmente con las prevenciones de Alemania y Holanda que están llevando a la Unión Europea al borde del abismo. Cuando parecía que se había aprendido la lección de los efectos negativos de la Gran Recesión, los socios europeos están poniendo palos en las ruedas.

Estamos en las discrepancias entre los países con reservas y medios y los países del sur que arrastramos unos grandes déficit de medios en nuestras economías y en cuanto viene la más mínima situación de adversidad nos complica y mucho la vida. Ahora la locomotora europea pretende dejarnos en una vía muerta

Seguir leyendo »

Corrupción de los mercados

Estamos sufriendo las consecuencias del triunfo de las teorías que defendían que serían los mercados y no los gobiernos los impulsores de la prosperidad y de la libertad. Como explican Acemoglu y Robinson, caminábamos por el pasillo estrecho de la democracia, con un equilibrio entre el poder ciudadano y las instituciones con sus reglas de funcionamiento, cuando el neoliberalismo impuso la teoría de que la oferta y la demanda eran la mejor forma de autorregulación. Dijeron: ¡Fuera el intervencionismo del Estado del Bienestar! Entonces Margaret Thatcher y Ronald Reagan iniciaron la desregulación siguiendo las orientaciones de los Chicago Boys -con Milton Freedman a la cabeza- y Clinton y Blair lo remataron.

Cambiaron las normas existentes en los mercados por la fe en la capacidad de la oferta y la demanda para autorregularse, y los aires del neoliberalismo de aquellos años ochenta influyeron para que esta tesis se fuera abriendo paso. Convencieron elección tras elección de que ese sistema lograría el bien común y el Estado del Bienestar sería más libre porque no tendría que adaptarse al intervencionismo de la socialdemocracia.

Seguir leyendo »

El pin parental del 'padre estricto'

El filósofo y poeta Gibran cuenta en uno de sus poemas: "Tus hijos no son tus hijos, son hijos e hijas de la vida, deseosa de sí misma. No vienen de ti, sino a través de ti, y aunque estén contigo no te pertenece. Puedes darle tu amor, pero no tus pensamientos, pues ellos tienen sus propios pensamientos…porque la vida no retrocede ni se detiene en el ayer". Y termina aconsejando que "la inclinación de la mano sea para la felicidad".

Nuestra Constitución también nos recuerda que el menor tiene sus derechos plenos desde que nace, que somos tutores de los menores y que si nos sobrepasamos en la tutela podemos perderla. Los artículos 20 y 27 son contrarios a la pretensión del 'pin parental' pues el Tribunal Supremo ha dejado bien claro que el sistema educativo no se subordina al derecho de familia.

Seguir leyendo »

La urgencia de una nueva gobernanza

Estamos viendo actuaciones vergonzosas de los grupos conservadores, que muestran una moral ruinosa: esto es, ruin. Pedir a un diputado que traicione su compromiso político porque se hayan quedado “colgados de la brocha” es de lo más ruin y antiético.

La crisis que estamos viviendo en la política no tiene nada que ver con la crisis en la sociedad civil, porque en el primer caso está motivada por la práctica de la conspiración y la chapuza, y en el caso de los ciudadanos y ciudadanas se debe a la incertidumbre y la falta de visión sobre cómo abordar los retos que la situación económica y territorial ha dejado.

Seguir leyendo »

Desigualdades destructivas

Nuestra sociedad se está rompiendo por las desigualdades y por la falta de respuesta a las mismas de los grupos progresistas, cuyo mensaje no llega. Frente al conservadurismo reforzado por los mensajes neoliberales más ultras, que prometen una defensa patriarcal de la sociedad, ha calado que es mejor vivir bajo el paraguas protector del padre estricto antes que en una sociedad progresista.

Se ha reforzado la visión de una sociedad sin más salida que cerrar puertas y ventanas para que nadie entre en su casa, cercándola con centinelas para que sus muros no puedan ser asaltados. Es el miedo a perder lo poco conseguido, pero se interioriza frente a un discurso disperso y falto de mensaje directo.

Seguir leyendo »

La gran decisión

El reto de la sociedad en estos momentos de complejidad es afrontar de cara y sin rodeos las pretensiones del neocapitalismo. Este aplica procedimientos para dominar nuestras vidas, que se someten a un guion trazado por el conservadurismo emergente, se apropia de nuestros cinco sentidos y nos roba el alma con sus algoritmos; neutraliza nuestros sentimientos y nos convierte en meros consumidores compulsivos abocados al nihilismo. En la concepción neocapitalista no importan ni el derecho ni el respeto a la integridad humana como sustentos de la libertad de los hombres y mujeres de este mundo, y se pretenden dejar de lado los derechos que la ciudadanía ha ido alcanzando desde el siglo XIX. Hoy trabajan en sentido contrario los think tanks de esa nueva cultura robotizada que transforma en mercancía nuestros deseos, vivencias y hasta nuestra propia dignidad.

Vivimos choques abiertos entre estos modelos de convivencia, y la disyuntiva está entre la libertad de mujeres y hombres o la servidumbre a un sistema que vive en una sociedad líquida, dominada de facto por la inteligencia artificial. Lo más preocupante es que ello se vive desde la escuela atravesando todos los diferentes estadios de la vida, controlándonos hasta que dejemos este mundo.

Seguir leyendo »

La corrupción que mata

Cuando los teóricos de la Ciencia Política analizan la corrupción describen diversas formas en que ésta es vivida y percibida, llegando a afirmar Villoria en Combatir la corrupción, que tiene diversos grados o niveles en lo que se refiere particularmente al clientelismo.

Así, encontramos el clientelismo tradicional que se da con mucha frecuencia y en sectores sociales muy diferentes. En segundo lugar, tenemos el clientelismo de los grupos sociales, aquellos que se organizan y negocian su voto a cambio de beneficios. Otro tipo de clientelismo sería el localista electoral, que es el que busca obtener contrapartidas para su territorio. Y, por último, el clientelismo de los sectores más poderosos: grandes empresas y fortunas que luchan por no perder privilegios y ejercer lo que se conoce como capitalismo clientelar.

Seguir leyendo »