Con 29 años, lleva algo más de un lustro dedicado al Periodismo. Se licenció en la Universidad de Sevilla en 2007 y, desde entonces, intenta contar historias. "Convertido en un auténtico free-lance o "friki-lance", hago todo lo posible por aportar mi granito de arena a una profesión, muchas veces incomprendida, pero básica en un sistema democrático y de libertades".