eldiario.es

9

Moha Gerehou

Periodismo, redes sociales y activismo contra el racismo. De Huesca con orígenes en Gambia.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3327

Qué es ser racializado

En 1961 John Howard Griffin publicó el libro 'Black like me', donde contaba su experiencia viajando durante seis semanas por Luisiana, Mississippi, Alabama y Georgia. Viajar como un señor blanco por los estados sureños de Estados Unidos significaba que tenías preferencia en los asientos de los autobuses, mejor espacio en los lavabos y la opción de comer en los buenos restaurantes. Pero Howard Griffin hizo aquel viaje tras pasar por un tratamiento que oscureció su piel. A ojos de la sociedad pasó a ser un hombre negro, y se le trató como se trataba a los negros en aquella época: con las peores condiciones sociales, económicas y políticas.

Cuento esta historia a raíz de la polémica generada tras la renuncia de Alba González a encabezar la Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad Étnico-Racial. Su sustituta es Rita Bosaho, primera diputada negra en la historia del Congreso. En el centro de todo este debate está un concepto que en los últimos años ha ido ganando presencia hasta ahora ser blandido por unos y otros para justificar o atacar el nombramiento de Bosaho y la renuncia de González: ¿Qué es ser racializado?

Seguir leyendo »

Por Eto'o, Alves o Wilfred: llamar nazi a Zozulya no es racismo

Me hubiera encantado ver a su lado las reacciones de futbolistas como Samuel Eto'o, Iñaki Williams, Dani Alves, Wilfred Agbonavbare (en paz descanse) cuando se decidió suspender el Rayo Vallecano-Albacete por los gritos de "Zozulya puto nazi". Ellos han soportado desde las gradas insultos y 'performances' racistas, pero en su caso, al contrario de lo ocurrido con el futbolista ucraniano, tuvieron que seguir en el campo, nunca se suspendió el encuentro y las sanciones posteriores fueron ridículas.

Me habría gustado estar sentado con Samuel Eto'o, viendo cómo dos equipos se ponen de acuerdo para poner la dignidad de un futbolista (en este caso la dignidad de un futbolista que no oculta su simpatía por lo nazi al que llamaron nazi) por encima del fútbol, cuando él tuvo que seguir jugando pese a su intento de abandonar el campo. Es más, a Eto'o incluso le paró el árbitro, muy consciente de lo que se decía en las gradas, en su camino a los vestuarios. Estaría encantado de conocer su opinión ante una decisión de suspender el partido cuando en su caso el partido siguió su curso, con él sobre el césped, y tras ver la posterior multa de 9.000 euros al Zaragoza por los gritos de mono.

Seguir leyendo »

La paradoja del inmigrante de Schrödinger: acusar a los extranjeros de robar trabajos y también de ser vagos que viven de ayudas

La teoría desarrollada por el físico austríaco Erwin Schrödinger a partir de un experimento aplicado a un gato en 1937 terminó por acuñar un nuevo concepto que llevaba su apellido. Simplificando al máximo las conclusiones, demostraba que aplicando las leyes de la física cuántica el gato podía estar vivo y muerto al mismo tiempo. Décadas después la teoría se ha convertido en una expresión cotidiana para describir situaciones a priori contrarias pero que coexisten.

El discurso político y social sobre la migración no ha sido una excepción, y lo que ideó Schrödinger se ha utilizado para describir lo que ocurre cuando conviven a la vez los argumentos que defienden que los extranjeros le quitan el trabajo a los nacionales con el que sostiene que los inmigrantes se aprovechan de las ayudas públicas porque son vagos que no trabajan.

Seguir leyendo »

Lucía Mbomío: "Hay más voluntad de escuchar a las mujeres negras en el feminismo, pero no siempre de interiorizar e incluir"

Seguir leyendo »

La profecía mediática que está por llegar

Cuando el primer segundo del año 2000 hizo su fugaz presencia en el reloj, centenares de profecías apocalípticas se fueron directamente a la basura. Pasaban los segundos, los minutos, las horas y los días y el nuevo milenio no traía la destrucción del mundo con la consecuente extinción de los seres humanos que algunos habían previsto. Al final, los hechos se impusieron a las conjeturas para que la vida siguiera tan bonita y horrible como siempre.

Para mí aquel no fue un año cualquiera. No porque los humanos hubiéramos sobrevivido al cambio de milenio (cosa que me daba igual y apenas entendía), sino porque acababa de apuntarme a uno de los equipos de fútbol de mi ciudad, Huesca, cuya población no llega a los 50.000 habitantes. Tenía apenas ocho años, las piernas frescas y la ilusión de cualquier otro chaval del mundo cuya aspiración es la de ser futbolista. 

Seguir leyendo »

Sitapha Savané: el gen político del baloncesto

Minutos antes de las ocho de la tarde la mesa para la cena tenía que estar lista, y esa era su responsabilidad. Un paso previo a un ritual inamovible durante años: ver el informativo atento y en silencio para después comentarlo en familia como en una tertulia televisiva. Pero todo eso con apenas diez años justo cuando en Senegal, allá por al año 1988, el ambiente político era convulso y de grandes movilizaciones. "Ya había respirado gases lacrimógenos por entonces", recuerda. Pero para Sitapha Savané (Dakar, 1978) nada de lo político era nuevo o lejano, porque a veces el protagonista de esas noticias era su padre Landing Savané, uno de los líderes de la oposición al Gobierno cuya actividad le llevó incluso a ser arrestado y encarcelado. El día que se lo llevaron un grupo de militares, se plantó en casa mientras cenaba toda la familia. Llamaron, conversaron con el padre y se lo llevaron.

Sitapha creció en Senegal en una familia de la que era el menor de dos hermanos, pero valora con cierta nostalgia cómo compartía mucho tiempo con otra gente. "Recuerdo que se hacía todo en comunidad, me pasaba el día en el colegio y en la calle, de una casa a otra". De hecho, considera imposible conocer a toda su familia porque dice que se educó "con muchos primos y tíos que nunca sabías si eran de sangre o buenos amigos de tus padres". Como prueba, cuenta que una vez llamó a su padre para reconstruir su árbol genealógico y desenredar el galimatías, pero se quedaron en un intento.

Seguir leyendo »

Abderramán III, Vox y los que nunca seremos españoles

Hace unos años, cuando estar en Twitter me generaba una menor carga psicológica por los insultos y amenazas, solía interactuar con trolls. En conversación con uno de ellos, recuerdo que me decía que yo no era español, pese a haber nacido en Huesca. Decidí entrar al trapo y le pregunté si aplicaría esa nacionalidad a un hipotético hijo que tuviera en España.

La respuesta fue increíble.

Seguir leyendo »

Carolina Elías: "España tiene doble moral: no quiere trabajadoras 'ilegales' pero sí permite que te quedes para explotarte"

Seguir leyendo »

César Brandon: "Fue un cambio positivo que se viera a un negro recitando poesía en un escenario"

Seguir leyendo »

La vida, la política y el racismo un año después de la muerte de Mame Mbaye

El 15 de marzo de 2018 en España gobernaba Mariano Rajoy, Vox casi no ocupaba titulares y fallecieron un día antes Stephen Hawking en su casa y Marielle Franco a tiros en Brasil. Ese 15 de marzo a las 16:58 Mame Mbaye caía desplomado en la calle Oso del céntrico barrio madrileño de Lavapiés. 18 minutos después, a las 17:16, llegaba una ambulancia que poco más pudo hacer que certificar su fallecimiento. Mame Mbaye murió a los 34 años, tras más de una década en España en la que nunca pudo regularizar su situación administrativa y que terminaron en Lavapiés después de una jornada vendiendo en la manta.

Aquella no fue una muerte cualquiera. Acabó con una vida, abrió un debate sobre el racismo y los manteros, y tuvo repercusiones políticas.

Seguir leyendo »