eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Montse Peirón

Investigadora en consumo consciente y miembro de la redacción de 'Opcions', que fundó y dirigió hasta 2015. Combina este trabajo con la docencia en materias de Ingeniería Informática en la Universidad Oberta de Catalunya

Economía circular: tan seductor el horizonte como el término

El término economía circular es muy sugerente. Muchas veces se ha descrito la economía -en la forma que ha tomado, al menos desde la primera Revolución Industrial- como una espiral siempre creciente entre la producción y el consumo. Ser capaces de convertir la espiral en un círculo, y de hacerlo a tiempo, significaría esquivar el aparentemente inevitable batacazo contra el límite inexorable que impone la finitud de los recursos planetarios, ya sean no renovables o explotados insosteniblemente.

Esencialmente, la idea consiste en aprovechar el valor económico de los productos una vez desechados. Es lo que también se ha denominado “de la cuna a la cuna”, un término con mucho menos encanto. El reto es mayúsculo, porque el de la economía es un círculo difícil de cuadrar. Tomemos como ejemplo el caso de la economía catalana: entre 1996 y 2010 usó más de 1.700 millones de toneladas de recursos materiales (propios o importados) para producir bienes (para consumo propio o exportación); pero solo generó más de 115 millones de toneladas de residuos sólidos, al tiempo que emitía más de 700 millones de toneladas de CO2 (datos actualizados facilitados por Sergio Sastre, ambientólogo de la consultoría ENT y autor del artículo La economía circular como dispositivo discursivo). Además, parte de los materiales y la energía utilizados en la producción y el consumo se pierde irreversiblemente.

Seguir leyendo »